Sin una norma que regule precios, la gente sufre por la escasez de oxígeno

Dos de las tres empresas generadoras de oxígeno en La Paz entraron en mantenimiento. Intermediarios elevaron el costo del insumo. No existe una ley o una reglamentación para sancionar a infractores.
sábado, 30 de enero de 2021 · 05:04

Luis Escobar   / La Paz

“Debemos madrugar para recargar el botellón de oxígeno”, dijo Carminia V., quien tiene  un familiar afectado por la Covid-19  en su casa. Ella llega hasta una de las tres plantas generadoras de  este insumo que  está  en El Alto. Los pasados días,  las distribuidoras o  los intermediarios subieron el precio hasta que se quedaron sin este material. Ahora, sólo venden  botellones  a través de las redes sociales y a costos que superan  los 100 dólares.

“A las 8:00 cuando abren las puertas de Praxair ya hay una fila de 15 personas y debemos volver en la tarde para recoger los botellones cargados”, aseguró  la ciudadana, quien divide su vida entre el trabajo y el cuidado de su papá,  que está con  oxígeno en su departamento. “La recarga (para su botellón de seis metros cúbicos) está a 168 bolivianos”, dijo.

La Paz y El Alto cuentan con tres plantas generadoras. En esta semana Coboxi y 3H entraron en mantenimiento e informaron a través de sus teléfonos abiertos al público la reanudación de su servicio  entre el lunes y martes. Un trabajador de la primera firma explicó que la planta “entró en mantenimiento el miércoles y jueves”.  Indicó que el viernes no recibieron  más porque ya tienen tubos acumulados y reanudarán el lunes.

La segunda tuvo un desperfecto y anunció que volverá a trabajar a partir del martes. El director del Hospital del Tórax, Marco Antonio García,  dijo que esta situación  “preocupó” mucho  la anterior semana. “No pudieron abastecer al Hospital del Sur. Llamaron  a nuestro nosocomio para pedir prestados tanques, pero  tenemos una cantidad limitada”,  dijo.

Ante esta situación, el neumólogo García afirmó que “hay escasez”. “Veo a gente que está buscando, vienen al hospital para tratar de prestarse y no podemos hacerlo porque es una institución pública”, agregó. 

 Las familias que necesitan este insumo deben recurrir a empresas privadas que se dedican a vender accesorios médicos y tanques de oxígeno.  “Creo que (las empresas)  están acumulando, incluso venden con  sobreprecio. No es tanta la demanda como la del año pasado, pero la gente anda  con sus tanques buscando dónde cargar”, explicó el profesional.

La especulación ya fue advertida por el viceministro de Defensa del Consumidor, Jorge Silva. “Fuimos a los puntos de distribución de La Paz y El Alto. Vimos que en estos lugares es donde se genera el agio. Las plantas generadoras de oxígeno venden a 35 bolivianos el metro cúbico. Pero en los puntos de distribución de San Pedro, Miraflores y la zona Sur, entre otros, el precio varía: va  desde los 50 hasta los 180 bolivianos”, declaró.

Según Silva, los intermediarios compraron 15 a 50 tubos de oxígeno. “Van a la planta generadora para cargar, luego venden este insumo en  las tiendas o    en  redes sociales. Ahí el precio se incrementa”.

Las personas que se dedican a este comercio,  no pueden ser sancionadas porque no existe  una norma. “No hay un reglamento para controlar el precio de venta de los intermediarios. Para que exista agio debe existir un precio determinado. Y sólo se definió el costo  para las plantas generadoras. De ahí para afuera rige la oferta y demanda“, añadió Silva.

Con la actual demanda, hasta las empresas distribuidoras legalmente establecidas se quedaron sin el producto. “No disponemos de oxígeno, la misma planta ya no  nos da (provisiones)”, dijo el administrador de una de las firmas. Otra indicó que “la demanda se incrementó y que sólo están entregando a los hospitales”.

El director del Sedes de La Paz, Ramiro Narváez, dijo que la provisión a los nosocomios está garantizada. “Cada uno de los hospitales tiene contratos con un proveedor y no tienen por qué faltar. Hice el instructivo para que los proveedores puedan tomar los recaudos necesarios para dotar de  oxígeno. La Agemed  y  el  ministerio (de Salud) deben ver esos temas de cumplimiento;  además (este tema, )  depende de los directores de hospitales”, afirmó.

Ante la desesperación de conseguir un botellón de  oxígeno,  muchas familias deben recurrir a las redes sociales. El botellón de un metro cúbico vale 990 bolivianos y el de seis metros cúbicos se vende hasta en 3.250 bolivianos. “El tanque está lleno. Lo entregamos con manómetro, humidificador y cánula. Lo llevamos hasta su domicilio” agrega el anunciante.

 

Plantean reglamento para fijar  precios,  el control será policial
 

El viceministro de Defensa del Consumidor, Jorge Silva, fijó cuatro  tareas para evitar el agio y la especulación en la venta de oxígeno.  Las propuestas van desde la aprobación de un reglamento   hasta el control policial en la distribución del insumo.

“La Agemed ya hizo una estructura de costos para los medicamentos. Ahora estamos con el tema del oxígeno”, dijo Silva e indicó que convocaron al Comité Nacional de Abastecimiento de Medicamentos y Control de Precios -que fue creado a través del DS 4452 y probado hace una semana-. Esta entidad tiene a su cargo definir la primera tarea que consiste en aprobar la reglamentación de venta de este insumo médico  en las distribuidoras fijando un precio.

  “Acordamos con la Policía que habrá un uniformado en cada punto de distribución de oxígeno para garantizar el precio, calidad y abastecimiento. Hay gente que está especulando porque tiene 50 botellones y le conviene”, afirmó como una segunda tarea.  Para eso, los nueve Sedes deberán entregar la lista de los centros autorizados en sus regiones. 

La tercera  tarea -cuando se fije el precio de venta en  distribuidoras- permitirá  verificar su estricto cumplimiento. “Hay puntos de venta sin autorización. Y ahí  ya podremos aplicar multas y sanciones administrativas como el cierre temporal o definitivo”, dijo.

La cuarta tarea se implementará a través de la unidad de cibercrimen de la Policía. “Perseguirán  a las personas que venden por las redes oxígeno y por encima del precio fijado por la Agemed y que estén generando especulación”.

Informó que el reglamento definirá que en 48 horas,  la Agemed establecerá un precio de venta. Luego se otorgarán  otros dos días para que los diferentes Sedes den a conocer una lista de los centros de distribución autorizados para comenzar con los controles.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Más de

Valorar noticia