Gamaleya: Sputnik Light tiene un 70% de eficacia contra la Delta

El Fondo Ruso de Inversiones informó que la unidosis es una de las más efectivas contra la nueva variante y que se puede combinar con inoculantes de otros laboratorios.
jueves, 14 de octubre de 2021 · 05:00

Luis Escóbar  / La Paz

El Fondo Ruso de Inversión y  el laboratorio Gamaleya  informaron ayer  que de acuerdo con las investigaciones que realizaron, la vacuna Sputnik Light tiene un 70% de efectividad contra la nueva variante Delta. Además, la entidad  indicó que este inoculante  se puede  usar como refuerzo para  inmunizantes  de otros laboratorios que se aplican en el mundo.

“La Sputnik Light es eficaz contra la variante Delta en un 70%. (…) Las cifras son muy elevadas y una sola inyección de la Sputnik puede ser muy buena contra diferentes variantes”, declaró ayer el CEO del Fondo Ruso de Inversión Directa, Kirill Dmitriev,  en una conferencia de prensa. En la cita virtual participaron  periodistas de diferentes medios de la región.

Esta información se conoce en un momento en el que la variante Delta está cada vez más presente en varios países del mundo, además no deja salir a la India de la crisis sanitaria en la que se encuentra  desde abril pasado. 

El ejecutivo ruso confirmó que la siguiente semana el Instituto Gamaleya presentará los datos que confirman sus argumentos sobre el comportamiento de la vacuna y el nivel de protección que genera en las personas.

Sputnik, un refuerzo

El Fondo Ruso resaltó, además,  que la unidosis de la Sputnik Light puede servir para potenciar  otras vacunas. “El centro Gamaleya fue el primero en el mundo en ofrecer esas combinaciones. En febrero   comenzamos con los ensayos y ahora realizamos pruebas en Argentina”,   dijo Dmitriev.

El especialista explicó que la Sputnik Light puede ser combinada con dosis de otros laboratorios,  como la Sinopharm, Moderna y otros. “Los análisis muestran una buena eficacia y esperamos que se pueda emplear  la vacuna como una (dosis) de refuerzo”, apuntó.

Esta información  se publica en un  momento en que Rusia enfrenta  un incremento de las infecciones causadas por el coronavirus y  las dudas de su población sobre  la  efectividad de las vacunas. Además, este país  busca competir a nivel mundial contra otros laboratorios que vienen produciendo millones de dosis.

El ejecutivo agregó que la Sputnik Light puede ser “distribuida mundialmente” para frenar la variante Delta. “Nosotros ofrecemos la Sputnik Light para servir de refuerzo a otras y ayudar con la inmunización  e incrementar su eficacia”, indicó.

El  representante  del Fondo de Inversión Rusa añadió que la Sputnik Light tendría una eficacia de más del 83% contra los contagios y de más del 94% contra las hospitalizaciones. Lo que la coloca como una de las dosis  que tiene mejores resultados.

Peligro de la variante Delta

Alexander Gintsburg, director del Instituto Gamaleya y miembro de la Academia Rusa de Ciencias,   advirtió que la Delta está en proceso de convertirse en la variante dominante en todo el mundo.

“En los pasados tres meses hubo un cambio de las cepas que circulan  en todo el globo terráqueo y ahora tenemos la Delta que prácticamente eliminó a las otras cepas conocidas de la Covid-19”,  dijo Gintsburg.

Una vez aplicada la vacuna, el organismo comienza a crear anticuerpos  que pueden ir disminuyendo con el tiempo. Por otra parte, las células guardan un  registro que les permitirá crear anticuerpos en caso de estar en contacto con el virus.

Según los estudios que el laboratorio ruso llevó adelante, las personas que fueron vacunadas y se enfrentaron al coronavirus  demoran entre dos a tres días en la producción de anticuerpos. Sin embargo, ese tiempo puede ser demasiado extenso si se trata de la variante Delta.

“Hay datos en nuestro instituto que nos muestran que las células de memoria -las cuales podrían restablecer el nivel de anticuerpos durante  uno, dos a tres días- no funcionan con la Delta” porque es una variante muy agresiva, aseguró.

Gintsburg, considerado como el padre de la vacuna Sputnik,  dijo  que se debe neutralizar esta variante  en la  entrada del virus.

“Hay que mantener los anticuerpos circulantes en el organismo a un nivel más alto. Por eso hay que hacer las pruebas y vacunaciones cada seis meses para (emprender) la lucha contra una cepa tan violenta y tan agresiva como es Covid-19 en la variante Delta”, explicó el especialista,

Por esa razón, el jefe del laboratorio Gamaleya consideró que en la actualidad  “lo más importante” es tener una vacuna que pueda potenciar la inmunidad  que ya tiene una persona.

“Para este fin puede servir el componente Sputnik V o la que viene ahora con su nombre comercial la Sputnik Ligth. Nosotros tenemos una experiencia de uso con estos fines”, dijo.

Por ejemplo, en la capital rusa se llevó adelante un estudio con más de 4.000  personas y se identificó que tienen  un alto su nivel de anticuerpos tras la aplicación de la primera dosis, entonces ya no necesitaron  la segunda dosis de forma inmediata.

Por ese  resultado  optaron por aplicar la segunda dosis después de seis meses para subir, nuevamente, su nivel de inmunidad y mantener la protección contra  la Covid-19 y las nuevas variantes.

  • Sus  características
  • Avance Se espera que a finales de año la vacuna sea aprobada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). En tanto, se ofrecerá a otros países a 25% por debajo de los precios internacionales, añadió Kirill Dmitriev, del Fondo Ruso.
  • Monopolio El Fondo Ruso confirmó que está en contra de los monopolios y por eso transfiere  tecnología para que otros países del mundo tengan la opción de fabricar la Sputnik. En la región, esos países son Argentina y México.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos