Mallasilla: Aplanan cerro que es un área de preservación natural

El lunes se iniciaron los movimientos de tierra en el cerro contiguo a la urbanización Isla Verde de esa zona. Funcionarios de la Alcaldía paceña paralizaron la obra.
jueves, 21 de octubre de 2021 · 05:00

Página Siete / La Paz

El lunes “apareció” maquinaria pesada en la parte alta del club de golf de Mallasilla y el cerro, que es un área de  preservación natural, comenzó a  ser aplanado. En sólo dos días, un tractor retiró decenas de cubos de tierra que aún no fueron cuantificados.  Estos trabajos alarmaron a los vecinos, que temen perder un área protegida y que la tierra removida cause problemas en sus casas, en especial en  época de  lluvias.

“Hubo  movimientos de tractores en la punta de la montaña  y no teníamos idea de lo que  sucedía. Los vecinos nos reunimos y averiguamos que estos trabajos son realizados  por  inversionistas y los propietarios del terreno. Creen que con sus papeles pueden hacer lo que quieran”,  explicó  a Página Siete Beatriz García,  miembro del directorio de la Junta de Vecinos de Isla Verde, la urbanización que se  encuentra colindante a este sector. 

 La maquinaria  pesada borró la punta del cerro en la zona de Mallasilla.

Los vecinos fueron sorprendidos el lunes por la mañana y observaron cómo la maquinaria pesada se asomaba  a la punta del cerro  que se encuentra detrás de sus viviendas.  Los trabajos continuaron por dos días hasta que   personal de la Alcaldía llegó ayer al lugar para paralizar las obras, como informó el jefe del área de Fiscalización de la Subalcaldía de Mallasa, Freddy Segales.

“Hemos venido para hacer la consulta (a los supuestos propietarios) y saber si tienen alguna autorización. Sin embargo, a simple vista,  no podrían hacer ningún movimiento de tierras porque  este sector es considerado como un área de preservación natural”,  explicó  el funcionario municipal.

Esta calificación fue otorgada por ley municipal  y está inscrita en la norma de Uso de Suelos que establece cuáles son las áreas permitidas para edificación y  los parámetros de construcción. 

“Evidentemente  -añadió Segales- puede haber un derecho propietario de una o varias personas,   pero no pueden hacer uso del mismo como quieran”.

El funcionario municipal aseguró que la propia Constitución Política del Estado (CPE) protege la propiedad privada, pero ésta  debe estar sujeta al bien común. “Están haciendo caso omiso de la premisa. Están haciendo un movimiento de tierra muy grande y que es alarmante a simple vista”, dijo.

 Funcionarios  de la Alcaldía verifican cómo fue aplanado el terreno.

El cerro ya no termina en punta. Los movimientos de tierra aplanaron el lugar, donde hasta ayer  permanecía el tractor y tres  personas. Dos eran obreros que vestían overol y la tercera  indicó que era  el “cuidador”. Cuando se consultó qué tipo de trabajo realizaban, el hombre  respondió: “¿Acaso no ven? Yo sólo estoy cuidando acá, es una propiedad privada y no pueden ingresar. El resto no lo sé”, afirmó.

Demandó  luego que se envíe una carta para solicitar autorización para el ingreso. Consultado sobre el  nombre del responsable o cuál es e la empresa para enviar la misiva, el cuidador no dio respuesta.

El martes, los propios vecinos increparon al supuesto propietario, quien se identificó como José O. “Esto es de mi propiedad (...) Te lo puedes comprar. No es de un loteador    (...) y tiene autorización”, respondió en un video que filmaron los vecinos.

El jefe de Fiscalización municipal paralizó las obras hasta que se  aclaren  todos los datos legales y técnicos. “La verdad,  hicieron caso omiso de tal orden y vinimos a cumplir con el procedimiento de precintado  de la maquinaria, para que no haya ningún tipo de movimiento. Estamos a la espera de cualquier documento que acredite derecho propietario  y autorización para hacer construcciones”, dijo.

El funcionario explicó que en  primera instancia alegaron tener una autorización emitida por Mecapaca. “En ese documento -explicó Segales- no identificamos temas de prevención, de estudios de suelo ni ningún estudio técnico que se haya realizado en el lugar y que justifique hacer semejante movimiento de tierras”, aseguró.

Según Segales, la época de lluvias está cerca y  cualquier movimiento de tierras o construcción “genera peligro”. “Más aún cuando  en  sus faldas están  personas que habitan en el sector”,  apuntó.

En caso de continuar la obra, el funcionario indicó  que cumplirán con los procedimientos  y las sanciones correspondientes  por  el  movimiento de tierras y construcciones sin autorización.

La vecina Beatriz García aseguró que el principal problema es la jurisdicción. “Inversionistas y propietarios aprovechan la poca claridad de los límites municipales. Hasta que este problema se resuelva,  tendremos que presenciar cómo van destruyendo nuestro patrimonio natural, nuestros cerros”, afirmó.

Cinthia Patiño, otra vecina,  agregó que los propietarios, al saber que La Paz los puede frenar, se van a  municipios vecinos  para obtener las autorizaciones sin control.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos