Redes sociales y juegos en línea generan adicción en los niños

lunes, 25 de octubre de 2021 · 05:00

Si un niño tiene depresión, irritabilidad y se aísla mucho por dejar un equipo tecnológico o un juego en línea significa que puede sufrir una adicción a ese tipo de servicios.

La psicóloga y subteniente del Instituto de Investigaciones Tecnológico Científico de la Universidad Policial (Iitcup- Unipol)  Wendy Cornejo  indicó que estos comportamientos  son signos de alerta ante una adicción  por estos aparatos tecnológicos y eso puede conllevar incluso una tendencia suicida.

¿Qué sucede con el niño? Cornejo explicó que el cerebro -a través de toda esa información que transmiten los juegos, ya que muchos contienen una serie de estímulos de colores incandescentes y de contenido con historias envolventes que los llevan a vivir un mundo paralelo- hace que el cuerpo pueda segregar una serie de hormonas y neurotransmisores que generan una dependencia al igual que el consumo de cualquier droga o sustancia alcohólica. Entonces, el cuerpo busca sentir ese estímulo.

Cuando los papás les quitan esos juegos, los niños presentan una suerte de desintoxicación. Para los padres, ese momento es visto como un berrinche. Pero no es así, los pequeños están pasando con el síndrome de abstinencia. “Esto es común en esos momentos”, dijo.

La experta indicó que es importante que los padres eviten que sus hijos puedan llegar a esos extremos. ¿Cómo?  Según la especialista  deben pasar más tiempo para conversar con los hijos sobre estos temas.

“No es necesario quitar o limitar el uso de esos equipos para que los niños accedan a los juegos, sino se debe generar la suficiente confianza como para que el niño o la niña  le cuente qué cosas está jugando”, dijo

Otro de los consejos que dio la profesional a los padres de familia es que ellos aprendan a conocer  las redes y los videojuegos. “Así tanto padres como hijos podrán hablar el mismo idioma”, dijo.

“Hay que estar al tanto de lo que ven, por qué cierto contenido llama su atención,  por qué ellos los eligen. Eso ampliará los niveles de comunicación entre padre e hijo. No es que uno deje  a su hijo ser libre con las redes sociales ,sino  que cree lazos de comunicación”, dijo Cornejo y aseguró que con eso   los niños aumentan  su autoestima y aprenden a decir no. Añadió que es bueno darle cariño a los niños.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Otras Noticias