ONU: Someter a una niña a un embarazo forzado está calificado como tortura

El organismo observó que la gestación pone en riesgo el "proyecto de vida" de la pequeña y pide evitar presiones sociales, religiosas y de otra índole.
miércoles, 27 de octubre de 2021 · 12:11

Página Siete Digital

Mediante un comunicado, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) manifestó este miércoles que someter a una niña a un embarazo forzado es considerado una “tortura” y que la prohibición de la interrupción de la gestación se puede constituir en “maltrato”, ya que pone en riesgo a las mujeres.

“Someter a una niña a un embarazo forzado está calificado como tortura (…). Así también, el Comité Contra la Tortura, en reiteradas oportunidades ha establecido que la prohibición de la interrupción del embarazo puede constituir tortura o maltrato porque pone a las mujeres en riesgo de mortalidad materna evitable", se lee en el documento difundido esta mañana.

La organización también observó que el embarazo de una niña pone en riesgo su "proyecto de vida" y refuerza las desigualdades en el ciclo de la pobreza.

"El embarazo de una niña no sólo pone en riesgo su vida, su salud y su proyecto de vida, sino que también atenta contra su salud mental y emocional, su autonomía corporal, alentando y reforzando las desigualdades, el ciclo de la pobreza y la discriminación".

El organismo señala que los mecanismos de protección integral deben ser activados por el Estado, para garantizar el cumplimiento de las normas internacionales para el ejercicio de los derechos de las niñas.

“ONU Bolivia reafirma que es imprescindible que, en caso de violencia sexual y embarazos, el Estado active los mecanismos de protección integral de manera oportuna, incluidos los servicios de salud, para garantizar el cumplimiento de las normas internacionales y nacionales vigentes para el ejercicio de los derechos de las niñas”, indica el organismo.

También puede leer: Iglesia lleva a niña embarazada a su albergue; anuncian sanciones

"Ellas y sus familias, antes de otorgar consentimiento o tomar una decisión, deben recibir información y orientación clara, científica y oportuna, respetando su confidencialidad y privacidad, evitando presiones sociales, religiosas o de otra índole que promuevan la revictimización y atenten contra sus derechos", precisa la nota. 

La anterior semana se conoció el caso de una niña de 11 años que resultó embarazada por el padre de su padrastro.

El jueves se emitió una sentencia para detener la gestación; no obstante, la familia de la menor de edad decidió continuar con el embarazo luego de ser contactada por grupos provida en el centro de salud donde ya se había iniciado el proceso de interrupción.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos