Con sólo cuatro años, Lucía vio a su mamá muerta y corrió por ayuda

La víctima volvió a vivir con su pareja durante un año. La justicia determinó la detención preventiva en el penal de El Abra para Luis, imputado por feminicidio.
miércoles, 6 de octubre de 2021 · 05:00

Verónica Zapana / La Paz

El  pasado sábado,  Luis, de 23 años, discutió con  Teodora, de 26,  por unos mensajes que encontró en su celular.  Luego de  la pelea, la joven se  fue a dormir a la  sala y horas después volvió a su habitación. Ahí fue asesinada por su pareja.

En esa habitación se encontraba Lucía, la hija de la pareja. La pequeña, de cuatro años de edad, vio a  su mamá sin vida y corrió por ayuda, además llamó a su tía Eulalia para pedir auxilio.

En  una entrevista psicológica,  Lucía “contó que su papá la despertó muy temprano y le dijo que su mamá había muerto y que vaya por ayuda”. “La niña fue corriendo donde su tía (materna) para decirle que su mamá había  muerto. Ambas corrieron a  la habitación para ver lo que había sucedido” , contó a Página Siete la representante de la Fundación Voces Libres, Mercedes  Cortez.

La abogada dijo  que a tan corta edad, Lucía  tuvo que  escuchar las palabras de su padre: “Tu mamá se ha muerto porque  se ha atorado con su saliva”.

“Él quería hacer creer que su pareja había fallecido a causa de asma. Sin embargo, la víctima  no tenía esa enfermedad,  de acuerdo con los antecedentes de su familia”,  explicó  Cortez.

Para esconder el crimen, según la jurista, el acusado  dio  esa versión. Dijo además que intentó auxiliar a Teodora, incluso delante de Eulalia,  quien desesperadamente intentó reanimar a su hermana.

Pese a que ya no tenía signos vitales, la joven fue trasladada a un hospital. Aparentemente,  Teodora no presentaba  ningún  golpe, pero se evidenció que tenía signos de violencia.  “Hay policontusiones en su labio, en sus brazos y  en sus piernas”, relató la  abogada.

Según el informe de  la autopsia, la causa de la muerte fue  por  anoxia anóxica, lo que  significa que “le taparon los orificios de respiración,  lo que causó falta de oxígeno en el cerebro”.

Luis tiene otra versión de los hechos. Según él,  la noche del sábado discutieron  porque  Teodora  “es bien renegona”. Ella -dijo el acusado-  se fue a la sala y  luego se atoró con su saliva, por eso intentó reanimarla.

Cortez indicó que lamentablemente en los exámenes legales se evidencian otros signos de violencia. Es probable la existencia de una fractura  en las costillas, agregó la jurista.

Eulalia,  la hermana de Teodora,   más conocida como  Dora,  contó a Página Siete que la víctima  y el acusado comenzaron la relación   hace cinco años. “Ella estaba en la universidad, estudiaba contaduría pública. Ahí conoció a  este hombre y se juntaron”, dijo y aseguró que  por esa razón la joven dejó   su  carrera. “Le faltaba  un año para sacar su título”.

La  pareja convivió durante un año y medio, pero luego Luis entró a la cárcel. “No sé bien por qué ingresó. Según me contó mi hermana, él había tenido   un accidente con una moto”,  explicó.

Por ese tiempo, Dora se quedó a vivir  con su suegra y su niña creció con   la familia política.

Su suegra  falleció tres años después.   “Mi  hermana se encargó de los gastos del sepelio”, añadió. El año pasado, Luis salió libre y volvió a su casa.

Desde  entonces, Dora ya no era la de antes. Ella estaba más callada y tímida. “En una oportunidad, Teodora contó  a mis otros  hermanos que él la maltrataba”, dijo Eulalia.

La pareja tenía disputas  constantes.  “La niña contó que sus papás siempre peleaban  por celos”, aseguró la abogada Cortez. 

Horas después de la muerte de Teodora, Luis fue aprehendido por la Policía. Ayer se realizó  su audiencia cautelar.   La  familia de Dora no participó  en el encuentro porque no fue notificada.

La presidenta del Colectivo Mujeres de Fuego, Nivia Coca, denunció que la audiencia cautelar  se  desarrolló a puerta cerrada. “Ocurrió esta situación cuando este tipo de cautelares deberían ser públicas”, agregó la activista.

Ante esa situación, la familia de la víctima realizó una protesta en la puerta del juzgado con la exigencia de  justicia para Teodora y cárcel para Luis.

El juez determinó detención preventiva en el penal de El Abra de Cochabamba para el agresor. De acuerdo con  datos del Colectivo Mujeres de Fuego, el abogado del acusado presentó una interpelación a la medida.

Ahora, la custodia de la pequeña  Lucía está a cargo de una de sus tías maternas  con quien tiene más afinidad.

Con éste, Cochabamba reporta 15 casos de feminicidio en lo que va de la gestión. Es el tercer departamento con más asesinatos a mujeres, después de La Paz y Santa Cruz.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos