Boliviano baleado en Argentina fundó un barrio en Buenos Aires

René Mendoza fue asesinado con 14 disparos por delincuentes por pedir seguridad. Era cochabambino y se fue a vivir al vecino país hace más de 30 años.
miércoles, 10 de noviembre de 2021 · 05:00

Luis Escobar  / La Paz

Las patrullas policiales no pasan por el barrio bonaerense de San Cayetano en González Catán (Argentina). Este problema fue  el tema que reunió  a un grupo de  vecinos  en la casa del boliviano  René Mendoza. Al llegar la noche, a las 20:00 del domingo,  escuchó golpear la puerta, abrió y fue asesinado a sangre fría con 14 disparos por  tres delincuentes. Como casi nunca  pasa la Policía, la familia tuvo que esperar cuatro horas para el levantamiento del cadáver.

Mendoza falleció a sus 78 años a las  20:00 del domingo. Nació en Cochabamba. Estudió en la ciudad de La Paz. Y, por eso, a todos él  decía que era “50% paceño y 50% cochabambino”.

En 1975, en medio de la dictadura de Hugo Bánzer, dejó Bolivia. Se fue a  Argentina y se quedó a vivir 32 años.  De ese tiempo, 27 años trabajó por el  bienestar de  su barrio, contó su hijo Juan. “Él fundó el  barrio en San Cayetano en González Catán junto con otras dos personas. Todo lo que pudo hacer,  lo hizo. Gestionó  el acceso al agua potable, la energía eléctrica, las conexiones de televisión por cable e internet. Todos los trámites los hizo él. Trajo también  el servicio de telefonía de línea y  líneas de colectivos cuando el barrio era muy pobre”, declaró.

Además,  Mendoza llegó a crear un destacamento policial que nunca  pudo funcionar. Responsabilizó de esta demora a  la “burocracia”.

El domingo organizó una reunión para pedir  mayor seguridad y control policial. “Los patrulleros no ingresan, ya que es un barrio que está marcado (por la delincuencia). Los patrulleros no pueden ingresar solos, deben hacerlo en grupos de tres, cuatro o cinco”, agregó el familiar.

“No podemos contar con ellos, llegan después de dos horas cuando ocurre  cualquier delito”, agregó el familiar.

Un vecino –quien prefirió no dar su nombre–    contó  que en la reunión  se habló sobre la  inseguridad existente en las calles Calderón de la Barca y Tarija. “Está  a una cuadra del lugar donde los agentes de la comisaría de Laferrere se tirotearon con cuatro narcos y abatieron a uno de ellos, quien tenía prohibido salir del país por una infracción a la Ley de Drogas”, aseguró.

Cuando ya iba a concluir la reunión del domingo,  tres jóvenes llegaron hasta la casa   de Mendoza para perpetrar el crimen.

“Fueron sicarios”, agregó su hijo Juan. “Estamos acongojados, no sabemos dónde ver  ni qué hacer. Esto nos dejó sin palabras. Es como si viviéramos  en medio de  una película de terror. Un hombre luchador, que creó un barrio, fue acribillado en el mismo barrio”, dijo.

Como no había  seguridad,  la Policía llegó después de cuatro horas hasta el lugar donde se produjo el crimen. “Cuando vinieron (los patrulleros) a la medianoche, contamos  los disparos. No pudimos creer que le dieron 14 tiros en el cuerpo. Dispararon otras 30 balas más en la casa”, explicó.

Su familiar aseguró que los asesinos fueron tres jóvenes según los testigos.  “Ellos viven y hacen cosas en el barrio. La Policía lo sabe,  pero no puede hacer nada al respecto”, afirmó.

El cuerpo fue trasladado a  la morgue y, al tratarse de una balacera,  las autoridades afirmaron que necesitaban de un especialista para practicarle la autopsia. Por eso  se quedó el lunes en ambientes judiciales. Ayer se hizo el estudio y al mediodía el cadáver fue entregado a sus familiares para el entierro.

“El lunes tuvimos la visita del cónsul y del embajador. Nos brindaron su apoyo y dijeron que se harán cargo de la situación hasta dar con los responsables. No es el único caso, pero debería ser el último. Debemos cambiar las cosas para que no vuelva a pasar lo mismo”, afirmó.

El Consulado de Bolivia en Buenos Aires pidió a través de un comunicado “a las diferentes autoridades policiales, judiciales, municipales y a quienes corresponda el esclarecimiento del caso,  además de celeridad y transparencia en la investigación para encontrar a los autores del asesinato cometido”.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos