Pilón Lajas: lluvia aplaca fuego pero persiste la alerta

Hubo precipitaciones cerca de Rurrenabaque; los equipos continúan las tareas.
miércoles, 3 de noviembre de 2021 · 07:39

Luis Escobar / La Paz

Ayer en  la tarde cayó una lluvia en Rurrenabaque,  lo que logró  aplacar las lluvias en el sector de Pilón Lajas. Quedó “una pestañita” de las llamas y se esperan  más lluvias. Pese  a ello, los equipos continuarán en la zona hasta    que el fuego se extinga.

“Quedó una pestañita de fuego. El cielo se nubló, está oscuro y se espera que este miércoles por la madrugada llueva. Esperemos, con la bendición de Dios, que en las siguientes horas ya no haya incendio”, declaró el director del Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) del Beni, Wilson Ávila.

Los incendios forestales en la Reserva de la Biosfera y Tierra Comunitaria de Origen Pilón Lajas, que comparten La Paz y Beni, pusieron en riesgo a las comunidades de Carmen Florida y Real Beni, donde viven unas 80 familias. Incluso, los pobladores temían que el fuego pudiera ingresar al Parque Madidi.

Sin embargo, ayer por la tarde, cayó una lluvia  que alivió el trabajo de todos los equipos dedicados a evitar la expansión del fuego. “Con el chubasco, en el lado de Rurrenabaque se aplacarían las llamas, esperemos que por el sector del Bala, en el Madidi, alcancen las lluvias”, afirmó el responsable que ayer continuaba con las tareas de mitigación del fuego.

El incendio comenzó hace casi tres semanas y durante todo este tiempo  las comunidades de Carmen Florida y Real Beni estaban en riesgo.  El último reporte detalló que, al menos, 450 hectáreas de bosque fueron consumidas por el fuego.

“En la comunidad Florida estaban los focos de calor más grandes. Por fortuna, el fuego llegó a merar incluso antes de la lluvia. No está como en el comienzo, las llamas se redujeron y sólo pasaban por el nivel del suelo”, continuó Ávila.

Para apagar el fuego, participó personal de la Autoridad de Bosques y Tierra (ABT), del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap) y  de la Alcaldía de Rurrenabaque, además de bomberos especializados de la Gobernación del Beni, soldados del Regimiento de Infantería 36 Santos Pariano y marineros de la Base Naval Ballivián.

Ávila mencionó que todos se dividieron en diversos frentes a fin de que el fuego no avance más. “Hay cuadrillas que instalaron campamentos para dormir en el lugar”, afirmó.

El principal problema que enfrentaron fue el abastecimiento de agua. Los focos de calor se hallaban en lugares de alta pendiente por lo que era complicado transportar este líquido. Además, el director del COED descartó la ayuda aérea por lo costoso que representaría. 

Pese a la lluvia que cayó ayer en  la tarde, los equipos aún continuarán en la zona. “Por orden del Gobernador, no nos vamos a mover hasta cerciorarnos de que las llamas se apaguen por completo. Debemos reconocer que las subidas de agua son muy difíciles”, precisó.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos