Cirilo y otras 88 ñatitas dejan la fosa común para la celebración de su día

Hoy por la tarde, obreros sacarán las calaveras que están enterradas en el Cementerio General de La Paz. Mañana las colocarán en un altar para que reciban visitas y regalos de cientos de seguidores.
domingo, 7 de noviembre de 2021 · 11:41

Luis Escobar / La Paz

Cirilo nuevamente verá la luz. La ñatita más milagrosa del Cementerio General de La Paz será desenterrada hoy  por la tarde junto con sus 88 compañeras de la eternidad. Les quitarán la tierra acumulada por dos años y el lunes, a primera hora, las colocarán en un altar en el Muro de las ñatitas, un espacio exclusivo para que reciban regalos y sean  mimadas por cientos de seguidores.

El Muro  de las ñatitas, que está en un extremo del Cementerio.
Foto: Archivo

La fiesta de las ñatitas comenzará este domingo  en el camposanto paceño. Alrededor de las 15:00, los obreros municipales llegarán con sus herramientas para exhumar, con el mayor de los cuidados, a  las 89 calaveritas que reposan en este lugar. Les quitarán la tierra de dos años porque en la anterior gestión la Alcaldía suspendió la fiesta y cerró las puertas del Cementerio para  evitar los contagios de   covid.

Los obreros  guardan a las ñatitas en un depósito para que pasen la noche sin ser molestadas. A las 8:00 del lunes  8 de noviembre,  las colocarán en un altar  que será construido  provisionalmente con tablones de madera para que sean veneradas por cientos de fieles que arribarán al camposanto paceño. 

Jade,  “maestra” y  “curandera”, conocida también como la “licenciada en parapsicología”, aseguró  ser la encargada de cuidar el Muro de las ñatitas. El lugar se encuentra  en una de las paredes extremas  del Cementerio General.

“Este lugar  es el camposanto de las almas olvidadas y de aquellas que ya no tienen familia”, contó a Página Siete Jade, quien, como cada semana, visita a las calaveritas.

¿Cómo llegan al muro?

Los cuerpos que son abandonados por sus familiares en el Cementerio General son exhumados después de  las  notificaciones que se colocan  en el nicho. La administración  los lleva a los depósitos que se encuentran  en los sótanos de los pabellones construidos en la parte sur. 

Son colocados en bolsas mortuorias debidamente identificados por si aparece algún familiar. Hay muchos  que no son reclamados y pasan años en el lugar. 

Julián, el inspector que trabajó por más de 20 años en el Cementerio, contó  que se “escoge” entre los restos olvidados a los cráneos para llevarlos  al Muro de las ñatitas. Los otros huesos son enterrados en una fosa común.

Otro de los obreros  del  Cementerio –quien prefirió no dar su nombre– dijo  que hay una segunda opción para que se vaya incrementando el número de las calaveritas. “Algunas familias  tienen su ñatita en sus casas,  pero llegan a  un punto que ya no pueden soportar su presencia. Escuchan pasos y  ruidos, incluso que les hablan.  Están con las calaveras  tres años y después deciden traerlas hasta el Cementerio”, aseguró.

La fiesta de las calaveras

El 8 de noviembre, mañana, centenares de creyentes llegarán al Cementerio con  regalos para las ñatitas. Llevarán  velas,  cigarros, coca, alcohol y  flores. Dejarán todas las ofrendas para dar gracias  a las calaveras “milagrosas”.

“Entre todas las ñatitas, la más venerada se llama  Cirilo. Pero,  creo que todas son milagrosas. Sólo debemos pedir el  favor con fe y cariño para que se cumpla”, agregó el obrero.

Jade se limitó a decir que Cirilo fue “un albañil” y coincidió en  que  es el más milagroso. “A nivel personal, tuve un problema: soy una mujer separada y vine llorando. De pronto  apareció el Cirilo, quien es bien conocido en este lugar. Me arrodillé y sentí su brazo en mi hombro. Él se apareció a mi lado como para decir que deje de llorar, que él me ayudaría”, contó.

Esto sucedió hace 18 años y desde entonces  Jade  se “hizo cargo” del lugar. “Hay que tener mucha fe. Cirilo murió y se presentó   cuando estaba rezando con todo mi corazón. Las almas conceden el favor que usted les pida”, comentó.

Devotos  llevan coronas de flores para festejar a las ñatitas.
Foto: Página Siete

Cirilo no pasará inadvertido en la fiesta de las ñatitas. Encima de él, los creyentes colocarán decenas de coronas de flores y podrá ser reconocido desde lejos por su lluch’u. A su lado, también estarán otras ñatitas milagrosas,  como Verónica, Viki, Denis, Fabricio, Wilma, Paola, Gustavo, Edwin, Hugo y muchas otras.

Entre las calaveritas hay hombres, mujeres y hasta menores de edad. El obrero dijo  que otra de las más reconocidas se llama “Niño Jesús”.  

La tradición

Éstas no serán las únicas calaveritas en el Cementerio General. Rodney Miranda, secretario municipal de Culturas de La Paz,  confirmó que el camposanto recibirá a otras  ñatitas que serán llevadas por  muchos devotos.

Los dueños las llevarán en urnas, en cajas o en sus manos para recibir la bendición del sacerdote. Las  colocarán  luego en las jardineras y en nichos desocupados, donde se instalarán  altares para que sean veneradas por los  fieles.

Antes  de la pandemia, las personas celebraban a las ñatitas con bandas de música y bailes.
Foto: Página Siete

La devoción a las ñatitas está relacionada con Todos Santos, fiesta  que se celebró el pasado 2 de noviembre. Se cree, según la tradición aymara, que el ajayu o espíritu  todavía  reposa en los restos de las personas.

Por esa razón, muchos fieles llegan a pasar fiestas o “prestes” en honor a las calaveritas. Los pasantes, como si se tratara de un santo, entregan la ñatita a otra pareja para que al siguiente año pueda organizar un nuevo evento. Jade contó que, en ese momento, los seguidores les piden favores, les colocan guirnaldas de flores, velas, coca y  cigarros. “Es una tradición”.

“Miguel era una calaverita que teníamos con mis papás. Es muy milagrosa e invité a mis vecinos  para que puedan rezar por ella, además para  que puedan prender  cigarros. Al principio no me creyeron, pero poco a poco se fueron sumando. Comenzaron a progresar y les iba bien en sus negocios. Su fama creció hasta que decidimos pasar preste y seguimos haciendo hasta ahora”, relató  Juana Arispe, una devota de la comercial calle Uyustus.

Después de la fiesta, el 8 de noviembre por la tarde, las ñatitas nuevamente serán enterradas hasta el próximo  año.

El muro que nunca está vacío

Cuando  pasa la fiesta de las calaveritas, los devotos continúan visitando el  Muro de las ñatitas. “Cada lunes es para la suerte, para la salud, el trabajo, la  venta y  todo lo bueno. Los martes y viernes acostumbran a prender velas porque no les fue bien a las personas, necesitan tener una fuente de ingreso o –en algunos casos– porque tienen maldiciones”, contó Jade.

“Para todas esas cosas malas vienen martes y viernes. Eso quiere decir que las personas acuden a las almas  para  pedir que les vaya bien”, agregó.

En la parte alta del muro se colocó un letrero: “No se permiten velas negras”. Jade explicó que está prohibido  hacer “cosas malas”, como maldiciones o magia negra. “Sólo se permiten velas blancas”, recalcó.

Cada semana, Jade visita el muro esos tres días desde las 8:00 hasta entrada la tarde. En ese horario llegan los fieles a prender velas y colocar flores a las ñatitas.

“Como nadie las recuerda, las calaveritas acceden a la salvación a través de la oración de las personas. A cambio,  ellas conceden favores”,  explicó. En los tres días de visita,  los devotos, incluso, deben hacer fila para charlar y recibir la ayuda de Jade.

A veces, ella amarra entre 10 y 12 cigarrillos y los enciende todos a la vez. “Es para contrarrestar. Si la persona está trancada,  se  da la vuelta. Sin hacer daño, se hace una limpieza a través del cigarro y las velas”, comentó.

“Las ñatitas son milagrosas y, si las personas vienen con fe, se les puede pedir todo tipo de favores y ellas conceden las solicitudes. Luego, en gratitud por la ayuda, los devotos   deben dar una ofrenda, no en dinero, sino una flor y  una misa”, agregó. Durante todo el año,  los fieles vienen por diferentes problemas como juicios y  separaciones. “Las almas siempre estarán brindando ayuda”.

 

“Entre todas las ñatitas, la más venerada se llama  Cirilo. Todas son milagrosas. Sólo debemos pedir el  favor con fe y cariño”.

Un obrero del Cementerio

 


Para la fiesta, obreros limpian y arreglan el  camposanto paceño
La fiesta  de las ñatitas que se realizó el año pasado.
Foto: Página Siete


Página Siete  / La Paz

Para mañana, el Cementerio General se alista para la celebración a las ñatitas con una dramatización. Además, en los últimos días, la administración hizo trabajos de limpieza y mejoramiento de los jardines del camposanto. 

“Haremos una actividad en la fiesta de las ñatitas. Armaremos un altar para las calaveritas. Veremos de realizar una dramatización y teatralización de lo que es esta celebración de agradecimiento a los difuntos por los cuidados que las personas reciben”, dijo  el secretario de Cultura de la Alcaldía, Rodney Miranda.   

La directora de la Entidad Descentralizada Municipal de Cementerios de La Paz, Patricia Endara, dijo que se prepara al camposanto para esta festividad.

“Nos prepararemos para la festividad de las ñatitas. El domingo en la tarde (hoy), ya empezaremos con el tradicional desentierro para que todo esté listo el lunes”, dijo la directora.

Aseguró que  exigirán que los creyentes presenten sus certificados de vacunación  o pruebas negativas anticovid. Indicó que, además, todos los visitantes deben usar barbijos de forma correcta y cumplir  con el distanciamiento social.

Obreros de la Alcaldía de La Paz realizaron arreglos en la vía 42 del Cementerio General, donde se rinde culto a los cráneos. Además, los funcionarios limpiaron  los pasillos y retiraron material acumulado para mejorar la circulación de las personas.  Arreglaron las jardineras, podaron los árboles, pintaron las aceras y  renovaron la señalética. Hay  nuevos murales alusivos a la vida y muerte en los pabellones.

Para esta actividad se tiene prevista una asistencia menor a la celebración de Todos Santos. Entre el lunes y martes, 1 y 2 de noviembre, más de 60.000 personas visitaron el camposanto según un reporte municipal.

En 2019 y en otras gestiones  hubo 80.000 visitas. El año pasado 47.000 familiares fueron al Cementerio, esa cantidad bajó  por  los contagios de la covid. Ante esa situación,  la Alcaldía insistió para que la gente acuda días antes y después.
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos