Pese a la Covid 19, las costumbres no quedaron atrás y la ch'alla se trasladó a las casas y negocios

En este carnaval, el mayor pedido de la gente que mantienen las costumbre como la k'oa es por salud y que las cosas mejoren para las familias.
martes, 16 de febrero de 2021 · 17:40

Página Siete Digital

Pese a la pandemia por la Covid-19, en este martes de ch'alla las costumbres para agradecer a la Pachamama o Madre Tierra no quedaron atrás y las mismas se trasladaron a las casas y negocios.


“Esta pandemia nos cambió la vida y nuestras costumbres; sin embargo, de manera individual con los más cercanos se puede hacer una celebración y mantener las costumbres, no falta el confite, la koa, las serpentinas”, manifestó una persona entrevistada por Unitel.


“Lastimosamente por esta pandemia, me enfermé mucho, pero no podemos dejar la costumbre de lado que nuestros padres y abuelos nos inculcaron”, afirmó otro entrevistado en la ciudad de La Paz.

Página Siete también realizó un recorrido por diferentes calles y zonas comerciales de la ciudad y observó negocios adornados con globos y serpentinas, y también observó a personas que bebían cervezas en las puertas de sus negocios sin ninguna medida de bioseguridad o distanciamiento social.


El martes de ch'alla es una jornada en la que las familias acostumbran adornar y agasajar a sus viviendas, casas, negocios, vehículos, y otros bienes materiales. Este año no fue la excepción, pese a la pandemia, ya que se vio en algunos lugares la reunión familiar que llenos de fe pedían por mejores días y salud para sus seres queridos.


Por ejemplo, en Cochabamba la población acudió a los mercados para comprar la serpentina, mixtura y las ofrendas para ofrecer a la Madre Tierra. 


“Estamos pidiendo salud para la familia y que de una vez se vaya la pandemia”, señaló una señora que realizaba sus compras, según Unitel Cochabamba.


En otro lugar en el departamento cochabambino, en la calle Santivañez, la propietaria de un negocio compartía con familiares y su mayor pedido era que el resto de este año traiga salud para toda la población “Que nos vaya bien y que todo lo que nos acecha de una vez se vaya”, señaló. 


En el caso de la capital de Santa Cruz, se observó poca afluencia en las calles, se veía a algunas personas que se trasladaban en bicicletas, los negocios y mercados estaban cerrados.


Por ejemplo, este año, los negocios que funcionan no tuvieron que cubrirse con plásticos ni nada porque no hubo el mojazón con globos y pintura como se acostumbraba en anteriores años antes de la pandemia, reportó un medio televisivo local.


En La Paz, una fiesta tradicional es el J’iska Anata, que con danzas y disfraces llenaban las calles y avenidas del centro paceña y los visitantes que observaban en este último día de Carnaval, celebración que fue suspendida.


Por el contrario, ahora se observa calles desiertas con poca movilidad del transporte público, pero la celebración es diferente en las casas y viviendas, donde no se dejaron de lado el adornado con coloridos globos y serpentinas, y el estruendo de los cohetillos.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Más de
10
10