Los cóndores Choquecota y Retamani vuelven a dominar el cielo paceño

Las dos aves andinas retornaron a su hábitat luego de rehabilitarse en el Bioparque Vesty Pakos de la ciudad de La Paz.
martes, 23 de febrero de 2021 · 18:43

Página Siete Digital

Bajo un cielo despejado y el nevado del Mururata como testigo, los cóndores Choquecota y Retamani, que fueron recuperados médicamente en el Bioparque Vesty Pakos de La Paz, fueron liberados este martes y alzaron vuelo nuevamente.

Tras una larga caminata, la delegación de expertos que trasladó a los dos animales llegó hasta el Valle de las Ánimas y a las12.22 Choquecota y Retamani fueron liberados para volver a su hábitat. “Estamos muy contentos por la liberación porque es una experiencia maravillosa saber que todo el trabajo que se realiza en el Bioparque tiene estos frutos. Se ha trabajado de manera coordinada con el Ministerio de Medioambiente y la Alcaldía de Palca”, sostuvo la directora de Empresas y Entidades de la Alcaldía de La Paz, Verónica Rojas.

A unos metros de ella, autoridades originarias de Palca celebraban con whipalas y rezos en aymará el vuelo de los dos cóndores, considerados en la cosmovisión andina como protectores de las montañas y enviados del Tata Inti, el Sol. Se hizo también un ritual andino para agradecer a la Pachamama por el restablecimiento de las dos aves andinas.

También puede leer...Rescatan a un cóndor que llegó lastimado a un cerro de Palca

Ambos animales fueron rescatados a principios de este mes en Choquecota, Palca y Retamani, La Paz por comunarios que luego contactaron a los especialistas de la Alcaldía y el Ministerio de Medio Ambiente y Agua. El primer reporte dio que los animales sufrieron deshidratación y laceraciones leves en el rostro y cerca de los picos, además estaban débiles durante los primeros días de curación. “Se los ha restablecido con reconstituyentes, multivitamínicos y varios tratamientos para fortalecer un poco más su musculatura y mantenerlos en mejores condiciones; y estaban listos para volver a la naturaleza”, recordó por su lado, la directora del Vesty Pakos, Grace Ledezma.

Pocas veces se puede ver volar a un cóndor en toda su plenitud y por eso en el mundo andino, los aymaras ch’allan el lugar donde avistaron a uno de ellos, porque lo consideran un ser divino y benigno, por eso quizás este martes, cuando los biólogos abrieron las dos cajas en las que las trajeron, más de uno rezó para que la suerte y la buena cosecha lleguen a Palca y otras comunidades aledañas al Valle de Ánimas bajo la protección del cóndor.

Choquecota y Retamani levantaron vuelo y extendieron sus alas, con las que superan más de tres metros de largo y luego se perdieron en el horizonte rumbo quizás al Mururata, uno de los achachilas que cobija a estos animales.

Después del envenenamiento de 34 cóndores en Tarija, la liberación y restablecimiento de dos ejemplares en La Paz, es considerado por los expertos como una noticia alentadora para la cada vez reducida población de estas aves andinas en Bolivia.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

20