Estado de emergencia en Epsas ante nuevo interventor y agresiones a obreros

En El Alto, los trabajadores ingresaron en huelga general contra el nuevo interventor. Pese a la medida, se garantiza el servicio y la provisión de agua. Militantes del MAS tratan de entrar a las oficinas de la empresa.
viernes, 26 de febrero de 2021 · 16:35

Página Siete Digital

Un sector de los trabajadores de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (Epsas) de La Paz se declararon en estado de emergencia ante el nombramiento del nuevo interventor Gonzalo Iraizos y las agresiones que algunos obreros habrían sufrido este viernes cuando la nueva autoridad fue posesionada denunció el trabajador Jaime Garzón.

“Al mediodía vinieron acá (oficinas en Villa Fátima) extrabajadores, que ganaban jugosos sueldos de Bs 18.000, para la posesión del nuevo interventor y nos han golpeado. Nosotros rechazamos la posesión del nuevo interventor y también rechazamos este exceso de esta gente”, denunció Garzón.

Los aproximadamente 400 trabajadores se aprestaban a realizar una asamblea general para tomar otras medidas. En afueras de la empresa de agua medio centenar de extrabajadores, según la denuncia, hostigan a los actuales funcionarios con la intención de retomar sus antiguos puestos de trabajo.

La gente que habría golpeado a los actuales obreros de Epsas, aunque el hecho no fue denunciado aún a la Policía, estaría del lado de Iraizos y también obedecería al antiguo interventor Miguel Angel Gonzales, que de acuerdo con la denuncia, tuvo observaciones en su gestión. “Nosotros asumimos que el nuevo interventor está viniendo con esa gente”, complementó Garzón.

Nuevas imágenes mostraron este jueves por la tarde cómo militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS) con chalecos de ese partido que intentaban ingresar a las oficinas de Epsas en Villa Fátima. Algunos de ellos se identificaron como miembros de las Juventudes del MAS.

Mientras eso sucede en las oficinas de Villa Fátima, en la central de la zona 16 de Julio en El Alto, un grupo de trabajadores determinó iniciar una huelga de hambre contra el nuevo interventor. “Mientras no repongan a las autoridades entre ellos a Tomás Quisbert nos declaramos en huelga general”, dijeron a través de un video. “No queremos abogados en nuestra empresa queremos un ingeniero como interventor”, exigieron los trabajadores alteños.

Quisbert, un antiguo ingeniero fue posesionado hace días como Interventor de Epsas, pero fue cesado y este viernes Iraizos asumió el cargo pese al rechazo de algunos trabajadores. No se conoce una versión oficial de parte de la empresa Epsas.

Garzón aclaró que si bien, los obreros entraron en estado de emergencia, el servicio a la población será inalterable y se garantiza la provisión del agua.

En enero, el abogado paceño Marcos Ramos denunció que algunos trabajadores de la empresa ganaban por mes hasta Bs 18.000 y que de los Bs 300 MM que percibiría Epsas, un 52% se iría a sueldos, 23 % a gastos de tratamiento y distribución del agua, 10 % a pequeñas obras de renovaciones y ampliaciones del sistema, 10 % al área comercial y 5 % a contrapartes de proyectos, según una publicación de El Diario.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

3
24