Santa Cruz: vacunarán a médicos independientes en dos centros

Se inició el jueves la campaña de inmunización masiva en el personal de salud de Santa Cruz. La vacuna es aceptada por la gente. Sedes indica que faltan dosis.
sábado, 27 de febrero de 2021 · 05:04

Verónica Zapana S.  / La Paz

Además de vacunar contra la Covid-19 a todo el personal  de  los hospitales de los  tres sistemas (sistema público, seguro social y privado), el Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Santa Cruz  anunció que habilitará  dos establecimientos  para inmunizar  a los  profesionales del área de salud  que trabajan de forma independiente. 

“Estamos habilitando dos centros para que se vacunen a los profesionales de salud  que trabajan de forma independiente,  como odontólogos, laboratoristas, médicos y  técnicos de rayos X,  entre otros”,  explicó  el gerente de epidemiología del Sedes, Carlos Hurtado.

Según la autoridad local,  con esta actividad se buscará acelerar la vacunación masiva del personal de salud de todo el departamento paceño. 

Uno de los centros es el Hospital Martín Dockweiler. “(Se habilitó) gracias a un acuerdo interinstitucional que se hizo con la Udabol  y el Sedes”, dijo.

El segundo centro se habilitó en el Colegio de Odontólogos, donde se pretende vacunar a todos los odontólogos del municipio y del departamento.

Hurtado aseguró que además de los dos establecimientos, el Sedes  habilitará otros espacios para ampliar la vacunación al personal independiente. “Armaremos incluso ferias de inmunización”, sostuvo.

El jueves pasado,  Santa Cruz  fue el primer departamento del país en iniciar la campaña de inmunización masiva con la vacuna china Sinopharm. Las autoridades locales  anunciaron que 51.000 profesionales de salud  recibirán las dosis.

La campaña  se inició un día  después del arribo de  medio millón de dosis de la vacuna china Sinopharm   para inmunizar a 250 mil bolivianos. 

Hurtado dijo  que su plan de inmunización no sólo consiste en aplicar la vacuna a profesionales independientes de salud, sino a los que trabajan en el sistema público, la  seguridad social y los privados. Esta fase es la más grande y por eso se inició ayer la inmunización al personal de cuatro hospitales de tercer nivel.

Camilleros, auxiliares, médicos, bioquímicos, técnicos, entre otros trabajadores y profesionales de todos los hospitales de primer, segundo y tercer nivel se vacunan y  de forma sincronizada también se ponen dosis  al personal de los  establecimientos  de la seguridad social y del sector privado.

Hurtado indicó que la vacuna  tuvo  una gran aceptación del personal de salud. “Vino una enfermera  y entre  lágrimas dijo que esperaba recibir la vacuna desde hace meses, ya que su esposo murió por el coronavirus”, sostuvo. 

Indicó que mañana se realizará la vacunación en cada uno de los cinco hospitales de segundo nivel: en el  San Juan de Dios se pondrá dosis  a 1.000 personas; en el Japonés a 1.200; en la Maternidad Percy Boland a 700 y en el de Niños a 600. Se prevé que en dos días se inicie la inmunización en los 68 centros de primer nivel.

¿Pero cómo será la logística? De acuerdo con  Hurtado, como las vacunas no necesitan de una refrigeración por encima de los ocho grados, las dosis “son fácilmente manejables”. Por eso, las dosis serán enviadas  a los centros. “El propio  personal  se encargará  de la inmunización”, dijo.

En los próximos días tienen previsto enviar las dosis a las postas   sanitarias, centros de salud y hospitales del área rural. “Quisiéramos mandar hoy mismo, pero se requieren vehículos apropiados para ello”, sostuvo.

Enfermos renales y  con cáncer

Paralelamente al inicio de la vacunación del personal de salud, comenzó también la inoculación a personas con enfermedades de base: aquellos que sufren cáncer y males renales.

Hurtado dijo  que para  vacunar a las personas con enfermedad de base, solicitarán que tres días  antes no presenten   manifestaciones respiratorias y  fiebre.  Se  controlará  además que hayan pasado la Covid hace 45 días. “Mejor si cuentan con una prueba de anticuerpos donde sus anticuerpos IGG dupliquen a los de IGM”.

Aunque aclaró que la prueba no es un requisito para vacunarse. “La mayoría no tiene y ni siquiera se les pide, es por seguridad del paciente”, agregó. 

Auza reiteró que  luego del  preregistro que se realiza a todos -tanto personal de salud como enfermos renales-  el beneficiario pasará a un área de triaje, donde se revisará su historia clínica, luego pasará al registro oficial y deberá presentar su cédula de identidad, además deberá firmar un consentimiento informado para aceptar la vacuna.

Luego deberá esperar entre 15 a 30 minutos por si acaso presente un efecto adverso y luego de ese momento recibirá su carnet de vacunación con la fecha para que retorne a su segunda dosis.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Más de