Esclarecen feminicidio después de ocho meses, en Santa Cruz

El cuerpo de la joven fue encontrado enterrado en el río Piraí. El asesino es su expareja, quien confesó el hecho y fue sentenciado a 30 años de privación de libertad.
martes, 2 de marzo de 2021 · 05:04

Pamela Pomacahua / La Paz

Transcurrieron ocho meses después de la desaparición de Gina Macoño Faldín (de 21 años). La Policía la encontró el pasado viernes enterrada bajo un metro de tierra a la orilla del río Piraí, en  Santa Cruz. Yefferson Dorado (21) permanecía escondido mientras buscaban a la víctima. Fue aprehendido  ese día, entonces confesó el crimen y dijo  que lo hizo por supuestos celos. La justicia lo sentenció ayer a 30 años de cárcel.

La denuncia de la desaparición de Gina se registró en la Policía el 17 de julio de 2020. Las autoridades analizaron el caso y decidieron que la División de Trata y Tráfico de Personas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) sea la unidad que realice las indagaciones. Una de las pistas que encontró esa unidad policial fue que Dorado tampoco aparecía en el municipio de San Ignacio de Velasco de Santa Cruz, donde también vivía la joven.

“En diciembre de 2020 ingresa (el caso) a la Felcv y por plataforma, el 12 de enero es considerado como (delito de) feminicidio. A partir de ello se investiga, pese a que el hecho de desaparición fue el año pasado”, explicó a Página Siete el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) Santa Cruz, José María Velasco.

Gina conoció a Yefferson cuando éste prestaba su servicio militar en el municipio de San Ignacio de Velasco, en la región chiquitana. La relación de los jóvenes continuó entre discusiones, arrepentimientos y reconciliaciones. Cuando ella cursaba el quinto mes de embarazo, él desapareció, luego ella tuvo a su hijo. “No sé cómo habrán retomado su relación”, dijo la mamá de la joven, Doris Faldén.

Según la Policía, la joven tenía otra relación sentimental con otra persona y Yefferson sospechaba de esa situación. Gina decidió terminar con el papá de su hijo, pero en una primera oportunidad no quiso escucharla. Se desconoce cómo invitó y la convenció a realizar un viaje a la ciudad de Santa Cruz. El 10 de marzo de 2020, la joven salió de su casa, pero prefirió no comunicar nada a nadie. Gina emprendió viaje con Yefferson, pero en el trayecto hubo una discusión entre ambos, cuando llegaron al lugar cerca del río Piraí. Las autoridades precisaron que fue en la avenida Costanera y cuarto Anillo donde las riñas entre ambos continuaron. “Ella quiso lanzarle un ladrillo, pero Yefferson la agarró del cuello y con un cuchillo la apuñaló seis veces en el lado izquierdo de su pecho”, relató el fiscal Nelson Illanes.

Luego de cometer el crimen, Yefferson llevó el cuerpo a 60 metros del río Piraí, con el cuchillo que asesinó a su pareja cavó un pozo, que es de arena, y procedió a enterrarla. Él decidió esconderse. La Policía lo buscó por varios días, pero fue difícil encontrarlo, los comunarios contaron que él se dedicaba a la recolección de áridos. El autor del crimen fue aprehendido en la zona San José Obrero, en Santa Cruz.

A las 15:00 del viernes 26 de febrero, el papá de la joven, Danner Macoño, recibió una llamada de la Policía, le comunicaron que encontraron a su hija y al autor del crimen. Luego, los papás de Gina emprendieron viaje desde la comunidad de Miraflores, en el municipio de San Ignacio de Velasco, hasta la capital cruceña.

“Pido perdón a la familia, estoy arrepentido, no estaba consciente”, dijo Yefferson a los medios cruceños. “Él confesó el crimen y ubicó donde había enterrado el cuerpo de su pareja”, informó el director de la Felcv. El autor del crimen fue puesto ante una autoridad judicial y fue sentenciado por el delito de feminicidio a 30 años de cárcel en el penal de Palamasola, luego que el asesino decidiera acogerse a proceso abreviado. Los restos óseos de Gina fueron llevados a la morgue para que se proceda a realizar la necropsia y se informó que los restos serán enviados a La Paz para su estudio antropológico forense.

De este crimen un bebé de un año y nueve meses quedó huérfano. La mamá de Gina se hace cargo de la manutención y pidió ayuda a la población, ya que no cuentan con recursos económicos suficientes.

 Según el informe de la Fiscalía con éste caso los feminicidios en Santa Cruz suman  seis y a nivel nacional llegaron a 20 en los primeros dos meses de 2020.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Otras Noticias