Fronteras con Brasil siguen abiertas, mandan insumos y definen el aislamiento

El Ejecutivo evaluará un nuevo decreto el martes, que estará vigente hasta septiembre, cuando termine la campaña de inmunización nacional.
sábado, 27 de marzo de 2021 · 05:30

Verónica Zapana S. / La Paz

Las fronteras de Bolivia   con Brasil  continúan abiertas pese a que otros países vecinos ya comenzaron a cerrar sus puertas  por la expansión de la cepa brasileña. En el territorio boliviano, las autoridades del Gobierno aún no asumen esa medida pero refuerzan el control del virus con la dotación de insumos en municipios principalmente fronterizos y el aislamiento de personas que ingresan al país. 

“No estamos analizando esa posibilidad (de cierre de fronteras)”, dijo  el ministro de Salud, Jeyson Auza, pero aclaró que no está cerrada ninguna posibilidad  orientada a precautelar la vida. 

La ministra de la Presidencia, María Nela Prado, afirmó que el titular de Salud y  una comisión evalúan esa posibilidad en Beni, Pando y Santa Cruz. “Se está trabajando en la evaluación del cierre de fronteras que debería considerarse de manera prioritaria;   de hecho (lo)  estamos haciendo (…)”,  dijo  desde Santa Cruz.

Además, Prado resaltó que el Gobierno no sólo  se debe encargar de  esa medida, sino también  elabora  una política integral que actualmente se está realizando, como el fortalecimiento de la capacidad hospitalaria y la inmunización en zonas fronterizas.

 Argentina ya decidió cerrar sus fronteras  con Brasil, Chile y México. Colombia amplió el cierre de ingresos y salidas  hasta el 1 de junio. Desde hace una semana,  el Gobierno informó  que los departamentos fronterizos con Brasil, donde emergió la cepa amazónica y  provocó  hasta más de 3.000 muertos por día  en el vecino país, reportaron un incremento de casos de Covid 19.

En Santa Cruz ya se  reportó también un brote del virus  en el municipio fronterizo de Puerto Quijarro porque una familia  viajó a Corumbá (Brasil) para participar  en un matrimonio. Por eso, 16 personas dieron positivo, dos  en estado crítico y dos fallecieron.

Además,  Pando se declaró en alerta roja por el incremento de casos y en Beni no descarta asumir la misma medida.

El gerente de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Santa Cruz, Carlos Hurtado, recordó que la  gente  es la que pidió  el cierre de fronteras. “Pero lamentablemente no nos han hecho caso”, dijo. Indicó  que en este momento “no interesa si es la nueva cepa o no” porque ya hay 14 casos positivos en Puerto Quijarro, dos muertos y dos enfermos graves. “Es imposible continuar  con  esta situación, por eso pedimos  el cierre de la frontera”, dijo. 

También puede leer: Bolivia no hace estudios de nuevas cepas por falta de reactivos especiales y peritos

Según  su versión, las  autoridades nacionales argumentaron que no pueden asumir esa medida porque “mata la economía, pero el virus matará a la población”.

El  director del Sedes Pando, Danny Mendoza, indicó que las autoridades de ese departamento no solicitaron esa medida “extrema”. “Para nosotros es imposible solicitar el cierre de fronteras porque la población se abastece de Brasil con los productos de primera necesidad”, añadió.

El jefe de la Unidad de Epidemiología del Sedes Cochabamba, Yercín Mamani, aseguró que durante los dos anteriores días   los Sedes se reunieron con el Gobierno para abordar este tema y  planificar  la vacunación. “Hemos solicitado el cierre de fronteras, pero nos indicaron que están esperando los resultados de las muestras que se tomaron en el país y enviaron al exterior para que sean analizadas y se identifique si efectivamente está circulando o no en el país la cepa P1”.

Un reporte de Unitel mostró que los municipios fronterizos  de Concepción y Puerto Quijarro no cuentan con controles en el ingreso al país. Hurtado dijo  que si no se cierran las fronteras,  por lo menos debería asumirse un control más riguroso. 

La jefa de Epidemiología del Ministerio de Salud, María Bolivia Rothe,  dijo  que en Bolivia todavía está vigente el decreto supremo 4466 y que éste vencerá el 31 de marzo.  “El Ministerio de Salud trabaja en una nueva norma que será analizada el martes en Gabinete que ampliará la medida hasta el 1 de septiembre”. Supuso que esa norma regirá hasta esa fecha debido a que concluye la vacunación masiva. “Ahí pediremos  además de PCR negativo, aislamiento de las personas durante 14  días y esto aplicará a todas las personas que vienen de Brasil y de todos los países del mundo”. 

Con esa norma se amplían las medidas de bioseguridad tal como dispone la actual ley, en la que  también se restringen los actos públicos.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos