Con ramos, distancia y sin agua bendita arranca Semana Santa

La población llenó los templos ayer, Domingo de Ramos. Las ferias de palmas y panes volvieron a los atrios, en los que estuvieron por última vez en 2019.
lunes, 29 de marzo de 2021 · 05:04

Leny Chuquimia / La Paz

  Con iglesias llenas, distanciamiento y sin agua bendita, los bolivianos dieron ayer inicio a la Semana Santa con la celebración del Domingo de Ramos. Las ferias de palmas y de panes volvieron a los atrios de los templos donde estuvieron por última vez en 2019, un año antes de la pandemia por la  Covid-19 que azota al mundo. 

Desde Santa Cruz, durante la eucaristía, monseñor Sergio Gualberti llamó a la unidad y pidió reconocer a Cristo en las víctimas  de una “administración  corrupta de la  justicia” que impide la reconciliación del país.

   “De mucho tiempo estamos  celebrando el Domingo de Ramos en comunidad. El año pasado estábamos encerrados, nos tocó  rezar  a solas en casa”, relató Gerardo Zoto, un  feligrés que la mañana de ayer llegó hasta el templo de San Francisco para hacer  bendecir sus ramos, un rosario hecho de palmas, una estampa de la Virgen de Copacabana  y una botella de agua. 

“Es una fecha muy especial, ahora más que nunca, porque al igual que Cristo hemos vencido a la muerte”, sostiene.

        A diferencia de otros años, él  y el resto de los asistentes  recibieron  la bendición solo por medio de la oración, ya que el agua bendita está prohibida por los protocolos de bioseguridad. 

                       
Conejos  y huevos  de Pascua también estuvieron presentes. 
Foto:Víctor Gutiérrez / Página Siete

  “La bendición está en la oración que hoy les brindo. No sólo en el agua que también bendeciremos hoy”, explicó el sacerdote al finalizar  la eucaristía. Pero aún así varias personas se quedaban esperando que se hiciera una excepción para que puedan recibir el  agua bendita.

        “Yo quería aunque un poquito, pero así  son las normas por el momento”, lamentó  Gladys I., señora de la tercera edad que llegó hasta la iglesia de San Pedro.  


Las vendedoras  ofrecieron palmas trenzadas en diferentes formas.  
Foto:Víctor Gutiérrez / Página Siete

En la puerta se formaron largas  filas de fieles que esperaban para entrar al templo  por turnos y ser parte de la  misa. Dentro, se puso pediluvios, se  señaló las bancas para mantener  distancia y se evitó dar la paz. Pasó lo mismo  en   la iglesia María Auxiliadora, de El Prado, y en otros templos paceños.

    A diferencia del Domingo de Ramos de 2020, este año se permitió la instalación de las tradicionales ferias en los atrios de las iglesias. En los puestos se  ofrecieron palmas trenzadas en forma de espigas, cruces, canastas, rosarios, anillos y hasta de ramilletes adornados con   flores, retama y ruda.


La imagen  de Jesús que llegó en burrito al municipio de Yaco.
Foto:Walther Valdez

   “Ahora hemos vuelto, pero no es como años pasados”, contó una de las artesanas que trenza las palmas a pedido en  el atrio de la basílica  de San Francisco. “Muchos de los  vendedores se están cuidando porque tienen enfermedades de base; otros han muerto y algunos  han cambiado de rubro porque el año pasado nos hemos quedado plantados y sin ingresos”, lamentó.

    Aunque hubo una masiva  afluencia de personas a los templos este Domingo de Ramos, es cierto que el ambiente no es el mismo. Las ferias son más pequeñas y las calles y centros de abasto -antes inundados de chocolates en forma de huevos, monedas y conejos de Pascua-  no son muchos.


El pescado  a la parrilla cautivó en la feria de los 12 platos.  
Foto:Víctor Gutiérrez / Página Siete

“Es que no hay   dinero y todo está caro. Los chocolates que nos  daban a   ocho  bolivianos  para vender a 10,  ahora están a 14 bolivianos para vender a 15. En el traslado se rompen y prácticamente es a perdida”,  explicó una vendedora en su puesto de la calle Comercio.

    
     “En Ramos esto sabe ser lleno. Ahora esta vacío. También es porque tenemos que cuidarnos. Aún no podemos aglomerarnos”, recomendó una de las feriantes de la Asociación de Panificadores que se instaló en la plaza del mercado Lanza. 


 Dulce,  empanadas,  coronas y llagas de cristo  en la feria.  
Foto:Víctor Gutiérrez / Página Siete


 

      “Hay que reconocer a Cristo en   contagiados y  víctimas de la justicia” 

En la homilía del Domingo de Ramos, el arzobispo de Santa Cruz, monseñor Sergio Gualberti, afirmó que  es necesario reconocer a Cristo en los enfermos de  Covid-19 y en las víctimas de una justicia servil que impide la reconciliación  del país.  Recordó que Jesús nos enseñó el camino que  se debe seguir. 

Dijo que Jesús, el hombre justo y de paz, viene hoy a nuestro encuentro y nos propone subir con él a la cruz para reconocer en su rostro y cuerpo herido al hijo de Dios. Pero también para reconocer en él a “los crucificados de hoy”: los pobres, los marginados y todos los sufridos.


Los fieles  recibieron la bendición en medio de oraciones.  
Foto:Víctor Gutiérrez / Página Siete

      “Nos invita a reconocer al señor crucificado también  en las víctimas de una administración  corrupta y servil de la justicia  que está sembrando rencor, enfrentamientos y divisiones que impiden  atender con urgencia  la pandemia, reconciliar y pacificar al país, y reactivar la economía; para  superar  todos juntos  la crisis general en la que vivimos”, dijo. 

Añadió que en particular debemos reconocerlo y  acogerlo en los enfermos contagiados  de coronavirus. “Necesitados como él de un Cirineo que les ayude a cargar la cruz de la enfermedad que hoy rebrota con virulencia en nuestra región”, afirmó.  

El secretario pastoral de la CEB, Ben Hur Soto, en su reflexión de Ramos  pidió a los políticos de que triunfaron en las elecciones que no se olviden de sus promesas electorales. “Les recomendamos que al igual  que Jesucristo entregó su vida por nosotros, la única manera de    trabajar por su pueblo es por amor y no por responder a intereses políticos y partidarios”, manifestó.

Las  procesiones 

  • Protocolos  Por prevención, se evitó las procesiones religiosas de Ramos para evitar las  aglomeraciones.
  •    Provincias  Algunas comunidades rurales, donde no hay casos de contagio y son poblaciones reducidas, representaron  la tradicional entrada de Cristo en la ciudad.
  • Semana Santa  Con el  Domingo de Ramos se inició la Semana Santa. Las iglesias tendrán pocos actos religiosos y se evitará los actos que requieran la concentración de personas.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos