La vacunación va a paso lento sin dosis en urbes y falta de equipos en zonas rurales

Algunos departamentos, como Santa Cruz, destinaron sus vacunas a los municipios fronterizos con Brasil para evitar que la nueva cepa ingrese al país. Tarija y Chuquisaca también aplicaron similar acción.
domingo, 11 de abril de 2021 · 08:16

Luis Escobar  / La Paz

En la primera semana de la vacunación masiva en Bolivia, las ciudades capitales se quedaron sin vacunas contra la Covid-19, mientras que en las zonas rurales, especialmente  en las poblaciones que están  en las   fronteras con Brasil, se reportaron problemas por la falta de equipos e internet para el registro de las personas que recibieron las dosis.

Santa Cruz optó por distribuir las vacunas a municipios fronterizos para  evitar el ingreso de la nueva variante brasileña, que es más letal, y se quedó  sin dosis para la capital, informó el director del Sedes, Marcelo Ríos. 

Ante esa situación, Ríos  demandó una mayor dotación  de dosis. “La ausencia de las cantidades suficientes de las vacunas también es un agravio y pone en riesgo la salud pública, en especial  de los adultos mayores o con enfermedades de base”, afirmó la autoridad. Explicó  que la vacunación se  realizó en  las zonas rurales  e indicó que no se inició la campaña masiva de inmunización en el municipio de Santa Cruz de la Sierra, capital de departamento.

 “Tendremos un nuevo ascenso (de  pacientes positivos). Lo que la población debe saber es que hay un riesgo de que nuevamente aumenten los casos y el sistema de salud en el aspecto hospitalario tiene una saturación al 100%”, advirtió el director del Sedes cruceño. Incluso, la autoridad departamental  dijo que si se ampliarían las camas de terapia intensiva, esta región no tendría el  personal necesario para atender a  una gran  cantidad de enfermos.

Virginia Casón, responsable del PAI de Tarija,  informó que las dosis que llegaron al departamento  fueron distribuidas a Yacuiba, Bermejo y Villamontes. “Trasladamos  las vacunas el pasado martes y comenzamos la vacunación en diferentes establecimientos. Sin embargo, Cercado (capital de departamento) es el que tiene mayor población y tenemos una programación con 60.000 adultos mayores y vacunamos a 5.000. Todas las vacunas que lleguen las destinaremos  a  iniciar la vacunación masiva”, explicó la autoridad departamental.

La carencia de dosis en las ciudades capitales  ocurre porque el  Fondo de Inversión Rusa no cumplió con la entrega de 1,7 millones de vacunas al país. Con esos fármacos,  Bolivia debía arrancar el plan de vacunación a los  mayores de 60 años.

Rusia informó al país que entregará lotes de menor cantidad,  pero con mayor frecuencia y el primer envío llegará en los próximos días. El viceministro de Comercio Exterior, Benjamín Blanco, anunció ayer que en las próximas  48 horas llegarán al país 25.000 primeras dosis de la vacuna  rusa Sputnik V.  

El coordinador del Sedes de Cochabamba, José Sejas, informó a Página Siete que “muchos” de los establecimientos públicos de la red  del  departamento tienen vacunas y  hacen su respectiva  programación. Sin embargo, otros establecimientos -en especial en  Cercado- ya no cuentan con dosis.

En esta urbe,  los adultos mayores  hicieron fila desde la madrugada a la espera de una vacuna. Los principales conflictos se registraron en los policlínicos de la Caja Nacional de Salud (CNS),  donde, incluso, los afiliados se agredieron y protagonizaron bloqueos.  

La responsable del Programa Ampliado de Inmunización (PAI) del Sedes de Chuquisaca, Wilma Rodríguez, dijo que las 20.000 vacunas que llegaron a la región son distribuidas a poblaciones limítrofes con Santa Cruz. Según la autoridad departamental, esta situación  provocó el retraso de la inmunización en  la ciudad de Sucre. “Definitivamente se posterga (el plan). Es más probable que se  inicie después del 15 de abril”, sostuvo.

 El  flamante presidente del Colegio Médico de Bolivia, Luis Larrea, negó que los Sedes estén “ocultando” los fármacos. “La Paz recibió 82.000 vacunas y tiene  un remanente de 10.000. Lo que hizo es vacunar a la población de 80 años para arriba. Se hizo (una acción) más técnica.  Entregar cada semana vacunas por grupos de edad”,  dijo. El representante aseguró que  la siguiente  será el turno de los que tienen entre 70 y 79 años;  además recordó que las últimas dos semanas del mes serán para los mayores de 60 años.

 Problemas en  zonas alejadas

  Beni recibió -hasta el momento-  110 mil vacunas,  pero hasta la fecha sólo llegó a aplicar  16.000 de la primera dosis y casi 6.000 de la segunda. El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) beniano, Erick Vallejos, explicó a Página Siete  que cuenta con más de 240 establecimientos de salud distribuidos en los 19 municipios de la región. “La mayoría de ellos no tienen acceso a internet. De hecho, más de la mitad de los establecimientos no lograron garantizar una conexión ni  la compra de computadoras”, advirtió.

“Estas carencias perjudican el trabajo”, dijo   Vallejos. “Estamos de acuerdo con los datos del Ministerio de Salud respecto a  ese bajo porcentaje de vacunación, pero como departamento no podemos denigrar a nuestro personal al decir que no está haciendo su labor. (Los profesionales de salud) están en un arduo trabajo y a pesar de los diferentes inconvenientes siguen trabajando”, agregó la autoridad local.

Esta situación se repite en los municipios fronterizos  y en las zonas alejadas de los departamentos de Pando y Santa Cruz.


Según Peggy Ibáñez, responsable del PAI del Sedes de  La Paz, varios  municipios de las zonas rurales no cuentan con equipos de refrigeración adecuados para vacunas como la Sputnik V;  este tipo de dosis se debe mantener  a 20 grados bajo cero. 

“Las vacunas rusas no se  podrán llevar (a las zonas rurales).  En algunas alcaldías ya hicieron su adquisición de refrigeradores. Algunos municipios están para comprar e incluso vinieron representantes de la Alcaldía de Tipuani para saber qué tipo de refrigeradores van a comprar”, afirmó Ibáñez. 

 “El costo es alto para comprar algunos de esos refrigeradores. Me imagino que son más de 170 mil dólares para un solo equipo y las alcaldías me informaron que no tienen esa cantidad de presupuesto. En algunos municipios son de cinco hasta 20 establecimientos de salud que no podrían comprar”, explicó.

Ante esta situación, el Sedes  de La Paz  envió las vacunas AstraZeneca y Sinopharm a las  zonas rurales. Ambos fármacos son “más amigables” con la actual cadena de frío porque se pueden transportar y guardar en los  establecimientos  de salud entre los  dos y ocho grados de temperatura. 
 

Más esperas

Las primeras y las segundas  dosis de las vacunas Sputnik V y Sinopharm deben ser aplicadas con tres semanas de diferencias. Sin embargo, las AstraZeneca requieren tres meses de diferencia, explicó Mery Parada, responsable del Programa Ampliado de Inmunización (PAI) de Beni.

“Con la vacuna AstraZeneca debemos esperar de ocho  a 12 semanas. Eso quiere decir de dos a tres meses que debemos aguardar entre la primera y la segunda dosis. En cambio con las Sinopharm y Sputnik V sólo necesitamos un tiempo de espera de 21 días”, dijo  la profesional.

Ahora, en Bolivia se está aplicando la vacuna AstraZeneca con un intervalo de tres meses a los pacientes. Según la especialista, este tiempo  podría demorar la inmunización. “Ésas son las indicaciones de la misma vacuna, recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud  (OMS), y el Comité Nacional de Inmunización. Nosotros ya tenemos aseguradas las primeras y segunda dosis”, dijo.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos