Gran Poder se suspende otra vez y sectores están en emergencia

La asociación canceló la entrada prevista para el 29 de mayo con la finalidad de evitar más contagios de Covid-19. Bordadores y dueños de locales reclaman.
sábado, 17 de abril de 2021 · 05:04

Luis Escóbar  / La Paz

Por segundo año, la Asociación de Conjuntos Folklóricos del Gran Poder  suspendió  la entrada prevista para el  sábado 29 de mayo. La medida se aplica para evitar más  contagios de la Covid-19. Ante este anuncio,   artesanos, bordadores y  propietarios de locales, entre otros sectores clave de la mayor fiesta de los Andes, se declararon en emergencia  e indicaron que son los más perjudicados.

“La mayoría de las fraternidades (que participan de la entrada) decidieron suspender la festividad a causa de la pandemia. No sabemos  qué pasará  en mayo,  considerando que en febrero tuvimos el pico más alto de contagios en el país y en ese mismo mes volvieron a subir la cantidad de enfermos”, dijo el presidente del tribunal de honor de la asociación, Wilfredo Aduvijes.

Es  la segunda vez que la asociación suspende la entrada folklórica, considerada la más grande y  que tiene un movimiento económico de 120 millones de dólares. El año pasado debía estrenar su título de Patrimonio Intangible de la Humanidad.

Según un estudio realizado  por la alcaldía en 2019, la fiesta genera un alto impacto económico. El rubro con mayor porcentaje se lleva, de acuerdo con el  informe, es el expendio de bebidas alcohólicas, en especial  la cerveza, que equivale al 44% y asciende a unos 52 millones de dólares. 

En segundo lugar se  encuentran  los trajes folklóricos, ternos, sombreros, ropa de mujer y otros con un 24% que significa  29 millones de dólares. “El rubro incluye todo lo que significa indumentaria, pero no sólo la vestimenta  para el recorrido del sábado, sino para el convite, las recepciones sociales y todas las actividades”, se lee en  el informe.  El dinero restante se destina  al alquiler  de locales de fiestas, bandas folklóricas, grupos de música, comida y otros.

“Esta festividad conglomera una gran cantidad de personas. Queremos  asumir medidas responsables. El compromiso es hacer actividades culturales de forma virtual y ver la factibilidad de  realizar  presentaciones”, aseguró  Aduvijes. 

El representante de la asociación explicó que en la medida de las posibilidades se  realizarán algunas “presentaciones”. “Todo dependerá de cómo va la situación de la pandemia. El Gran Poder no sólo es la fecha cuando se realiza la pasarela de bailarines, Gran Poder se da todo el año. Están las actividades de los grupos, campeonatos y  veladas que hacen las diferentes fraternidades”, sostuvo. 

Esta suspensión  representa un freno  a las  diversas actividades económicas. “Ese movimiento económico lo genera cada fraternidad, cada uno de los (bailarines), desde la música, trajes y otros. Es,  además, un gran perjuicio a todos los bordadores, a los que confeccionan las mantas y los calzados. Pero primero está la salud de los danzantes y del público”, afirmó. 

Esta determinación fue asumida por  los folkloristas  cuando el país se encuentra en puertas de una tercera ola de la Covid-19. Expertos advirtieron que el nuevo pico de contagios se produciría a finales de este mes y se extendería hasta los primeros días de mayo. Además, las vacunas no son suficientes para alcanzar una inmunidad comunitaria y el Gobierno hace esfuerzos por conseguir más de estos fármacos. 

Juan Balboa, representante de los dueños de locales, advirtió que la suspensión es un duro  golpe para  su sector. “Más de un año que estamos   perjudicados por la pandemia. Entendemos que lo primero es la salud y debemos esperar  que todo pase para reabrir nuestras actividades económicas al 100%”, dijo.

Balboa no tiene un monto de pérdidas, pero afirmó que los más perjudicados son los propietarios de los locales que se encuentran en las zonas de Gran Poder, Los Andes, Garita de Lima, Buenos Aires y adyacentes. “Convocaremos a una asamblea para pronunciarnos (...) Estamos obligados a acatar para no estar expuestos al contagio”, sostuvo.

Los bordadores están en un estado de emergencia. Una de sus afiliadas denunció que la determinación se tomó sin consultar a todos los sectores. “Estamos afectados. Ellos (los danzarines)  hablan más del título de la Unesco,  pero nada más. Los bordadores somos los que demostramos la riqueza cultural a través nuestro trabajo”, explicó.  

La afiliada dijo que su sector se reunirá en los siguientes días para no dejar “morir el  arte y cultura del país”. “Veremos cómo reactivar el sector y vamos a luchar, pero sin ellos. Ellos quieren matar nuestra cultura y folklore”, dijo  y solicitó  que la fiesta   se postergue y no suspenda.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Más de
9
2