En el área rural van casa por casa para incentivar la vacunación

En varios municipios de Pando, La Paz, Chuquisaca y Beni, la gente no recibe el inmunizante por miedo y falta de información. Médicos impulsan campañas.
miércoles, 21 de abril de 2021 · 05:04

Verónica Zapana S.  / La Paz

En las poblaciones del  área rural de La Paz, Pando, Beni  y Chuquisaca, la gente tiene miedo a vacunarse contra la Covid-19. Ante esta situación, las autoridades locales indicaron que asumen varias medidas para incentivar la inmunización y  una de las acciones  es acudir casa por casa.

“En  el área rural tenemos el mismo problema que en todo el país, la gente no quiere vacunarse”, dijo  el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) Pando, Danny Mendoza.

La autoridad explicó que en las zonas alejadas,  la vacunación es tan lenta que “en un principio sólo se vacunó al 15% de la población meta porque sólo se atendía a la población mayor de 60 años. Pero cuando ampliamos a 50 años ya subimos al 30%”, dijo. 

Este desinterés, según Mendoza, se debe a una falta de información, al miedo a la vacuna e incluso a la mala información  o interpretación que se generó sobre las  vacunas de AstraZeneca/Oxford.

Por este problema, el Sedes se reunió con las OTB (Organizaciones Territoriales de Base) de las comunidades para que coadyuven en esa labor porque los representantes de este sector tienen  más relación con sus vecinos.

Además,  el personal de los centros de salud  realiza campañas masivas sin ninguna mejoría. “Había muy poca afluencia”, dijo la autoridad e indicó que ante esa situación,  los médicos decidieron salir casa por casa  para incentivar y vacunar a la gente. “Es bien complicado convencer a los vecinos, no quieren”, dijo uno de los médicos del centro de salud de Bolpebra.

Esa labor se realizó también en los municipios de El Porvenir, Filadelfia, Santa Rosa del Abuná, Gonzalo Moreno y El Sena.

Una escenario similar se repite  en  los municipios del área rural de La Paz. “La gente dice, qué es eso. No, yo no me voy a vacunar, me puede pasar algo”, contó el alcalde de Palos Blancos, Beymar Mamani.

La responsable del Programa Ampliado de Inmunización (PAI) del Sedes La Paz, Peggy Ibáñez, destacó que para los 87 municipios del departamento se enviaron  37.000  dosis, pero no hay mucha demanda de la vacuna. “Sabemos que en el área rural la gente es un poco reacia no sólo a las dosis de la Covid, sino a la vacuna en sí”, dijo. 

Ibáñez explicó que en algunos lugares,  la gente ni siquiera cree en la enfermedad y no usa barbijo. 

Aclaró que como la inoculación “es voluntaria”,  no es obligatoria, el vecino  decide si se  vacunará. “Por eso, hay muy poca demanda”,  dijo e indicó que no  hay  una  cifra exacta.

 El Sedes paceño envió formularios para saber cuál  es  el avance de vacunación. La funcionaria indicó  que  uno de los problemas  para trasladar las dosis a zonas alejadas es la situación de los caminos. “Hay lugares inaccesibles que dificultaron el arribo de las dosis. Tal es  el caso de Ixiamas y casi todo el norte paceño”, sostuvo. 

Hasta la  fecha ya se llegó al total de los municipios del departamento. “Las vacunas que se enviaron son las de Sinopharm”.

El director del Sedes Chuquisaca, Jhonny Camacho, también coincidió en que hay algunas personas especialmente del área rural que tienen  miedo a la vacunación contra la Covid, pero aseguró que eso se debe principalmente a las dosis de AstraZeneca/Oxford.

“La gente tiene miedo por la información que se difundió respecto a los supuestos trombos que producía”, dijo y contó que luego de una explicación sobre los beneficios,  la gente decidió vacunarse.

Camacho explicó que sin embargo, la mayoría de la gente  recibió con bastante aceptación  las dosis chinas de Sinopharm.

El director del Sedes Oruro, Henry Tapia, expresó que en el área rural  de ese departamento, la gente aceptó la vacunación contra la Covid. 

“De las 10.000  dosis que se entregaron al área rural, el 100% se aplicaron”, sostuvo y agregó que en el departamento no hubo problemas para su aceptación.

En las regiones  fronterizas con Brasil, en los  primeros días de la campaña de inmunización, muchos vecinos  de los municipios de Beni  se resistieron a la vacunación. Pero, luego de  conocer que no se presentaron reacciones adversas en los primeros beneficiarios, los ciudadanos acudieron de forma masiva  a los  establecimientos  de salud para recibir las dosis.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Más de