Por vacunas en la CNS, adultos mayores esperan desde las 3:00

Cada día, centenares de personas de la tercera edad que madrugan para hacer fila, se quedan sin dosis. Ayer, los asegurados bloquearon en dos policlínicos.
viernes, 23 de abril de 2021 · 05:04

Luis Escobar  / La Paz

“Llegué  a las tres de la madrugada para conseguir una ficha”, dijo Cristina C.,  una joven que por segunda vez hizo fila  en  las puertas del policlínico Manco Kápac -dependiente de la Caja Nacional de Salud (CNS)-  para que su mamá de 75 años pudiera acceder a una vacuna contra la Covid-19.  

“Vine el lunes a las cinco,  pero ya no quedaban más fichas”, agregó la joven que amaneció  parada en la calle  con un par de chompas, una chamarra, chalina, gorro, barbijo y una manta envuelta en su cintura. Así soportó el  intenso frío de la noche.  Detrás de ella, aproximadamente dos centenares de personas –entre ellas muchos adultos mayores-  aguardaban el amanecer para conseguir una de las preciadas fichas de vacunación. 

Desde el martes,  este policlínico comenzó a aplicar las vacunas rusas a los adultos mayores de 70 a 79 años,  según el cronograma definido por el Servicio Departamental de Salud (Sedes) de La Paz. 

El martes,  cuando  Cristina hizo fila, el personal de la CNS entregó  100 fichas,  una mitad para  el turno de la  mañana y una mitad para el de la tarde. Pero, esta cifra  disminuyó a 70 el miércoles y el  jueves.

Las fichas numeradas se entregaron a  los pacientes a las  seis y media de la mañana y no alcanzaron ni para la mitad de las personas que aguardaban  en la fila para ser vacunadas. María Pérez, una mujer con reumatismo y con dificultad para caminar,  llegó ayer a las seis de la mañana. “Ésta es la segunda vez que vengo y no puedo conseguir la ficha,  tampoco pude venir antes por el frío. ¿Qué puedo hacer para vacunarme?”, cuestionó la mujer a uno de los policías que se quedaron   en las puertas del centro de salud y escuchaban  las quejas de los adultos mayores. 

Los enfermeros intentaron explicar a la multitud de adultos enojados que el Sedes entrega  las vacunas  cada día y que nada pueden hacer para recibir más dosis. “Las vacunas no dependen de nosotros, cada día nos entregan y el Sedes debe hacer alcanzar para otros policlínicos de Miraflores, Villa Fátima,  6 de Agosto y también para los hospitales municipales. Entregan a todos y no hay muchas dosis”, dijo una  salubrista.

Luego de escuchar la justificación, uno de los adultos mayores se enojó e indicó: “El Gobierno dijo que trajo 200 mil  vacunas. ¿Dónde están? ¿Por qué nos dejan a nosotros sólo con  70?”. 

De acuerdo con  datos del Gobierno, hasta la fecha, Bolivia recibió  un poco más de un millón de vacunas aunque se necesitan 2,4 millones  para  inmunizar  a todos los adultos mayores de 60 años de Bolivia.

En la  madrugada, los asegurados hacen fila en la Manko Kápac.
Foto: Laura Escobar

En las filas de los policlínicos de la CNS, la molestia de los afiliados  se agrava cada día. Ayer,  los adultos mayores bloquearon la avenida Manco Kápac exigiendo más vacunas. “Pedimos al Gobierno que nos entreguen más dosis porque mañana (viernes) es el último día en que podremos ser vacunados (los que tienen entre 70 y 79 años)” cuestionó un afectado. La misma molestia se vivió en el policlínico Central que se encuentra en inmediaciones de la Plaza Murillo.

En el policlínico Manco Kápac, en los últimos cuatro días, a las 8:30 , los “afortunados” que lograron conseguir una ficha pasaron  al tercer piso. En la sala, el silencio se imponía  y  se  respetaba  poco  el  distanciamiento. Los adultos mayores ocupaban todas las sillas y aguardaban pacientemente  su turno para recibir la vacuna.

La espera se debe a que las vacunas deben ser descongeladas antes de ser aplicadas. Como un procedimiento, mientras tanto, un enfermero comenzaba  su rutina y gritaba: “uno”. Presurosa, una mujer de cabellos blancos y huesos frágiles se acercó para dar sus datos personales: nombre, edad, que no tuvo Covid-19, que no tiene alergias a alimentos o medicamentos. Esta rutina se realizó  hasta el número 10, después todos pasaron al auditorio.

La jefa de enfermeras del policlínico Manco Kápac,  Dina Choque,  dijo que antes de la vacuna, se debe realizar  un precontrol. “Elaboramos una ficha de triaje. Se  controla  la presión arterial y todos  los signos vitales, todo debe estar estable para proceder a administrar la vacuna. De lo contrario, se  pide  (al paciente) que vaya a su consultorio y que el médico familiar le dé un tratamiento para recibir la dosis”,  dijo. Los casos  que se remitieron  a los  médicos se caracterizan porque los asegurados sufren  presión arterial  alta o una saturación de oxígeno baja. 

Por una ficha,  los afiliados esperan hasta ocho horas. 
Foto: Laura Etscobar

Luego de recibir las dosis, los pacientes deben esperar 30 minutos en el mismo auditorio antes del ingreso del segundo grupo. En ese tiempo, los que recibieron la inmunización son evaluados en dos  controles antes de recibir el  alta. “Si tienen alguna molestia, pueden regresar a cualquier hora -añadió Choque- porque el policlínico funciona las 24 horas”.

El proceso de vacunación dura  entre siete y ocho horas. 
 

Los  requisitos

  • Primero  Los asegurados afirmaron que el principal requisito para recibir la vacuna es “madrugar”. Muchos afiliados  se quedan a dormir  por la  alta demanda de vacunas que existe en  todos los policlínicos dependientes de la CNS.
  • Segundo Los asegurados deben llevar el AVC de afiliación del seguro, su carnet de identidad, la papeleta de pago, el consentimiento informado debidamente llenado y firmado que se puede descargar de la página web de la CNS.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Más de
1
7