Temen que vacunas recuperadas ya no sirvan; suman 3 detenidas

Se conoce que las tres personas aprehendidas son funcionarias del centro de salud “Los Almendros”, del municipio. Hoy es su audiencia cautelar.
sábado, 3 de abril de 2021 · 05:04

Verónica Zapana S.  / La Paz

Las autoridades de salud temen que las 500 vacunas que fueron sustraídas de un centro de salud de Guayaramerín y que luego de unas horas se devolvieron, rompieron su cadena de frío y, por lo tanto, ya no sirven. Suman tres personas aprehendidas, una de ellas es la enfermera del centro.

“Creemos que las vacunas ya han roto la cadena de frío y, por lo tanto, ya no sirven, directamente ya se las ha perdido”, afirmó el coordinador de la Red de Salud 08 de Guayamerín, Maykol Borches, a Página Siete.

De acuerdo con el funcionario de la gobernación, estas dosis deben estar almacenadas en un espacio que cuente con una temperatura de ocho grados.

“Por las horas transcurridas hasta su devolución, tememos que se ha perdido la cadena de frío que requieren para su conservación y, por tanto, las vacunas han quedado inutilizadas”, indicó el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Erick Vallejos, según  la Gobernación del Beni.

El pasado viernes, Borches informó a Página Siete que las 500 dosis de la vacuna AstraZeneca/Oxford, que se entregaron al centro de salud “Los Almendros” desaparecieron, razón por la que inmediatamente denunciaron el hecho al Ministerio Público y a la Policía, horas después, cerca de las 21:30,  los sueros fueron devueltos en la puerta del centro por dos encapuchados.

La jefa de epidemiología del Ministerio de Salud, María Bolivia Rothe, en declaraciones a la Red Uno coincidió que las vacunas dejaron de contar con la cadena de frío y que éste es un “robo inexplicable” del centro.  “No tenemos la certeza de que estas vacunas hayan respetado la cadena de frío y que lastimosamente se van a tener que desechar”, añadió la autoridad.

 Por ese hecho, dijo que   250 personas no podrán vacunarse. “No entendemos la razón de la gente que lastima al resto, porque estas vacunas sólo perjudican al resto de la población de Guayaramerín”, manifestó.

De acuerdo con Borches, los biológicos por el momento están “bajo custodia”  y que aún no se sabe a ciencia cierta si esas dosis ya no sirven porque aún no son analizadas. “Tenemos entendido que el Sedes y el Ministerio de Salud harán la investigación. Nosotros hemos encontrado la caja empaquetada. Estamos esperando instrucciones para saber qué vamos a hacer con esas vacunas”, puntualizó.

  Rothe indicó que  “la  Policía y la  dirección de asuntos jurídicos del ministerio  han tomado cartas en el asunto”.

El viernes por la noche, el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, escribió en su cuenta de Twitter “informamos al pueblo boliviano que hemos encontrado a las personas que secuestraron las vacunas para el Covid-19 en Beni. Y en este momento, se están tomando las medidas respectivas”.

Borches señaló que desconoce sobre la detención. “La Fiscalía  sólo me está haciendo requerimiento de información”, dijo.

 Según fuentes de la red de noticias del Beni, El Avispero, se conoció que existe una tercera persona más aprehendida. “Las tres son funcionarias que trabajaban en el centro de salud”, indicó esa red a Página Siete.

Los delitos por los que se las acusa de forma provisional son hurto, atentado contra la salud e incumplimiento de deberes. Mañana (hoy) el juez definirá su situación jurídica, se indicó. 

Por su parte, Borches remarcó que mientras dure la investigación el centro de salud se cerró y el personal separado. “Como había gente para recibir la vacuna el viernes, tuvimos que llevar otras 500 dosis para reponer y además una brigada médica, con quienes se procedió a la inoculación. Hoy (ayer) no se vacunó y esperemos que mañana  (hoy) se vuelva a vacunar en ese centro”, sostuvo.

Estas dosis debían beneficiar a  mayores de 60 años de ese municipio, ya que está en la frontera con el Brasil, donde la variante P.1  provocó la muerte de más de 3.700 personas a diario.

Según la alcaldesa de ese municipio, Helen Guarayeb, “este robo ha sido una vergüenza” para esa región debido a que se  sustrajeron  vacunas que iban en beneficio de “la ciudadanía e incluso de sus propios familiares”.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Más de
4
27