Luego de 15 años, Costas el promotor de la autonomía dice adiós a la Gobernación

El gobernador saliente dejo sus oficinas la noche de este viernes. Dijo que se va con alegría por dejar una gestión exitosa.
viernes, 30 de abril de 2021 · 22:24

Página Siete Digital 

“Me siento orgulloso de este equipo extraordinario (de la Gobernación), aparte de ser servidores públicos, ellos han tenido un plus porque se sienten parte de un proyecto (...), de ese modelo exitoso. (...) Esta travesía ha sido, muy difícil, la dejo con mucha alegría”, dijo el gobernador cruceño saliente, Rubén Costas, al momento en que salía del edificio de la institución, en la que estuvo por algo más de 15 años.

Costas fue presidente del Comité Pro Santa Cruz (2003-2004), de ahí saltó a la arena política y recolectó firmas para la elección de prefectos en 2005, cargo al que postuló y salió electo con el 47,8% de los votos. Fue posesionado en enero del 2006.

A partir de ese momento, junto a otros líderes de Santa Cruz como Branko Marinkovic, comenzó a impulsar la autonomía del departamento. Se convocó al un cabildeo en el cual se reunió un millón de cruceños para consolidar el proceso. 

A su vez esta iniciativa fue apoyada por otros políticos y sus similares de Pando, Beni, Tarija y Chuquisaca. Entre los cuales estaban: Leopoldo Fernández, Ernesto Suárez, Mario Cossío y Sabina Cuéllar. Por su parte el gobierno de Evo Morales los acusaba de “separatistas” y fueron tildados de conformar una “media luna”.

También puede leer: Rubén Costas recibe la primera dosis de la vacuna anticovid

Rubén Costas fue ratificado por el 66% de los votos en el referéndum revocatorio de autoridades electas en 2008. Ese año también hubo una serie de conflictos sociales en Bolivia, la gestión de Morales se pudo deshacer con procesos judiciales de la mayoría de alcaldes y prefectos opositores.

Tras esto se llamó a una mesa de diálogo promovida por Cossío y Costas, quienes fueron firmantes del acta de preacuerdo. Antes de salir del país Marinkovic acusó a la autoridad cruceña de negociar con el Movimiento Al Socialismo (MAS) para no ser encarcelado y de traicionarlo.

De los gobernantes de esa época, el entonces prefecto cruceño, junto a Ernesto Suárez, fue de los opositores que no abandonó el país o fue a parar a la cárcel, aunque tenía varios procesos. 

Debido a su gestión, calificada como buena por la población cruceña, al discurso autonomista y a que se logró conseguir que las prefecturas se conviertan en gobernaciones, Costas ganó la administración departamental en 2010 con el 54% de los voto y fue ratificado en 2015 con el 60% de la preferencia electoral. 

La gestión del cruceño se caracterizó en la forma de distribución de sus recursos, la inversión en salud, la electrificación de las zonas rurales, caminos y agua potable para la población. Además de otorgar facilidades al sector empresarial, uno de los factores que permitió a la región ser el motor económico del país. 

Rubén Costas no pudo postular al mismo cargo para las elecciones subnacionales de esta gestión, porque el artículo 168 de la Constitución solo permite una reelección. Se hablaba de que iba a ser candidato a la alcaldía cruceña, sin embargo esto no se dio. 

Hoy fue el último día de Costas a cargo de la Gobernación de Santa Cruz. Fue despedido por sus funcionarios y estuvo acompañado por su hijo y esposa. El lunes Luis Fernando Camacho, también excívico y uno de los líderes de la lucha contra el fraude electoral 2019, asumirá en lugar que ocupó la autoridad saliente por más de 15 años.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

5
1