Médicos se acogen a la «objeción de consciencia» para no interrumpir embarazo por violación

El hecho ocurrió en Monteagudo, en el departamento de Chuquisaca, y la victima de violación es una niña de 12 años. La Defensoría del Pueblo anuncia acciones contra galenos.
lunes, 5 de abril de 2021 · 20:18

Página Siete Digital

Médicos del Hospital San Antonio de los Sauces de Monteagudo, Chuquisaca, se negaron a realizar una interrupción de embarazo a una niña de 12 años de edad, resultado de una violación, acogiéndose a la objeción de consciencia, según reportó Erbol. Los médicos determinaron remitirla a la ciudad de Sucre para el procedimiento.

La víctima quedó embarazada a los 11 años y lleva aproximadamente 23 semanas de gestación es decir, casi seis meses. Existe una solicitud de interrupción legal, sin embargo, la Junta Médica se negó a practicar el procedimiento. 

El director del hospital de Monteagudo, Luis Ayala, informó acerca de la determinación de la Junta Médica que tomó la decisión y agregó que no puede "imponer a los médicos que hagan un procedimiento contra el cual tienen la objeción de consciencia", y que la menor será referida a un hospital de tercer nivel en Sucre.

“Los cuatro médicos realizaron la evaluación a la niña y manifestaron la objeción de consciencia por los riesgos, por eso se determinó referirla a un hospital de tercer nivel”, indicó Ayala.

Según la emisora local, Suprema, la Junta Médica del nosocomio recomendó que el embarazo se continúe hasta la semana 38 de gestación y que "de ser necesario", se de en adopción al bebé tras el nacimiento.

Por su parte, el delegado de la Defensoría del Pueblo en Chuquisaca, Edwin Martínez, aseguró que se pedirá al Servicio Departamental de Salud (Sedes) que se investigue el caso y se procese a los médicos de Monteagudo por "la tardanza en tomar una determinación".

“Extraña la inacción de los servidores públicos de salud del municipio de Monteagudo, para atender la solicitud formal de Interrupción Legal del Embarazo (ILE), ya que cada día que pasa se pone en mayor riesgo la vida de la niña que cursa un embarazo avanzado y no deseado; producto de un delito de violación, la dificultad, demora u obstaculización de la ILE, constituye un acto de tortura y otros tratos crueles e inhumanos de acuerdo a la normativa internacional, en consecuencia corresponde proceder con la debida diligencia en su atención” dijo Martínez.

Martínez refirió que se tardó cinco días en tomar la determinación y en trasladar a la menor a Sucre, y que la anterior semana ya se había pedido a los médicos de Monteagudo atender la solicitud. 

“Vamos a solicitar al Sedes para que se inicie una investigación en contra de estos malos funcionarios, se establezcan las responsabilidades administrativas y hasta penales porque no es conducente tener tantos días para tomar recién una decisión”, agregó la autoridad.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

5
6