La Paz tiene una planta que convierte la basura de los mercados en abono

La planta de tratamiento podrá procesar 30 toneladas de residuos orgánicos de los centros de abasto de El Tejar, Rodríguez y el Cementerio General. El  desecho se convertirá en  abono y será empleado por Emaverde.
sábado, 1 de mayo de 2021 · 05:24

Luis Escóbar / La Paz

La Alcaldía de La Paz puso en marcha la primera  planta de tratamiento de residuos orgánicos que tendrá la capacidad de procesar 30 toneladas de desperdicios -en especial- de los mercados  más grandes de la urbe. Esta infraestructura  demandó una inversión de 1,4 millones de bolivianos y fue  emplazada en el relleno sanitario de Mallasa.

“La planta hará el tratamiento de 30 toneladas de residuos orgánicos diarios a través de un método de compostaje con aireación forzada. Será administrada por la Empresa Municipal de Áreas Verdes (Emaverde) y tiene el objetivo de convertir los residuos en compost  que se podrá usar en las áreas verdes de la ciudad o, a futuro,  se pondrá a la venta a la ciudadanía”, dijo ayer  Mariana Daza, gerente del subprograma territorios resilientes y directora del proyecto “Basura Cero  en Bolivia”.

La profesional informó que ya se realizaron  las pruebas físicas y químicas, y los dos estudios  dieron buenos resultados. “La planta debe entrar en operación, hacer el tratamiento de las 30 toneladas diarias y generar el compost”, afirmó. 

Esta infraestructura tendrá la capacidad de producir el 50% de los residuos que ingresen, es  decir  de cada 30 toneladas de residuos orgánicos, la planta obtendrá  15 toneladas de compost o abono.

Técnicos  realizan el proceso de selección de residuos orgánicos de mercados.

Este proyecto fue financiado por la Agencia Sueca de Desarrollo Internacional y ejecutado por Helvetas, Swisscontact y Aguatuya, como parte del proyecto “Basura cero en Bolivia”. Está ubicada en el exrrelleno sanitario de Mallasa y la administración podrá utilizar el abono producido para el mantenimiento de jardines y otros espacios naturales.

Para la planta de tratamiento, La Paz tiene previsto recolectar  los residuos orgánicos del mercado Rodríguez, el Tejar, Cementerio General y la poda que tiene la empresa La Paz Limpia (PLP). “De forma inicial vimos de recolectar los residuos orgánicos de los mercados, donde se venden verduras y  frutas que (dejan desechos)  voluminosos. Es un avance importante porque la composición de los residuos en nuestro país es de  60% de materia orgánica”, explicó.

Daza consideró que si se logra aprovechar esa materia,  se podría reducir “mucha carga” a los rellenos sanitarios en el país.

 La planta se construyó en el relleno de Mallasa y consiste en una infraestructura con diferentes módulos de tratamiento que cumplen con todas las etapas del tratamiento de los residuos. 

La nueva planta  de residuos tiene cinco espacios: recepción, mezcla, maduración, compostaje y cernido. La generación del compost demorará  alrededor de tres meses. Es decir que para mediados de junio se estarían obteniendo las primeras 15 toneladas de abono. 

El proyecto “Basura cero” tiene previsto diseñar una segunda planta de tratamiento de residuos orgánicos en el relleno de Sak’a Churu, para realizar el tratamiento de otro porcentaje de residuos orgánicos que genera La Paz. 

“Nuestro proyecto es hacer este diseño para que la Alcaldía pueda implementar una planta de estas características (...)  La degradación de la materia orgánica en un relleno sanitario genera biogás y  lixiviados, y se deben mantener por muchos años. Creemos que desde este emprendimiento buscamos implementar modelos de transformación de residuos”, dijo.

En la inauguración de esta obra, el alcalde Luis Revilla explicó  que la planta dará pie a proyectar las  políticas de industrialización de los residuos sólidos en el área metropolitana. 

La planta   de tratamiento podrá procesar 30 toneladas de basura  orgánica.

“Nos permitirá también en el corto y mediano plazo perfeccionar las políticas que estamos desarrollando, porque al fin y al cabo estamos hablando de proyectos piloto, de plantas piloto que nos tienen que permitir a todos mejorar, estudiar, analizar y finalmente definir políticas”, enfatizó la autoridad municipal.

El secretario de gestión ambiental, Ronald Pereira,  dijo que esta planta de tratamiento  “es  una contribución importante  a la reducción de residuos al relleno de Sak’a Churu”, 

El proyecto “Basura cero en Bolivia” se ejecuta en los municipios de La Paz y  Tarija, además de las cinco poblaciones del Chaco:  Camiri, Boyuibe, Lagunillas, Gutiérrez y Cuevo.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

23
1