Vacunas no se enviarán a Beni, se dará prioridad a 17 puntos del eje

La Paz y El Alto tendrán ocho centros masivos de vacunación para personas mayores de 50 años, en Cochabamba y Santa Cruz habilitarán otros nueve establecimientos.
martes, 11 de mayo de 2021 · 05:04

Luis Escóbar  / La Paz

Para la distribución de los nuevos lotes de vacunas contra la Covid-19, el Gobierno dará prioridad a los puntos masivos de inmunización.  El ministro de Salud, Jeyson Auza,  advirtió que las  nuevas dosis no llegarán a  los departamentos que no superaron el 50% de aplicación de los inoculantes entregados, tal es el caso de Beni.

“Ahora establecimos un criterio adicional de distribución: existen departamentos que nunca superaron el 50% de uso de las vacunas. Por tanto (…), incrementaremos  las dosis a aquellas (regiones) que hayan alcanzado un porcentaje aceptable. Esto permitirá que esas vacunas estén concentradas en los centros de vacunación masiva y demos respuesta a nuestra población”,  dijo Auza.

Según datos del Ministerio de Salud,  Beni recibió  97.976 vacunas,  de las cuales sólo aplicaron hasta el domingo  48.101. Con esos datos, el departamento beniano registró un avance del 49%. Otra de las regiones que tiene un bajo nivel de aplicación es Potosí  con un 64% de avance. En el otro extremo está Oruro que se quedó sin vacunas y aplicó el 100% de las entregadas.  

Otras regiones como Cochabamba, La Paz, Chuquisaca y  Tarija  superan el 90% de aplicación. Un poco más abajo se encuentra Santa Cruz  y  Pando con un 85% y 86%,  respectivamente. 

El Gobierno ampliará los centros de vacunación masiva de seis -que se abrieron en el plan piloto en La Paz y El Alto- a 17 en las ciudades del eje,  y de forma  gradual habilitará otros puntos en el país.   Esta medida  se llevará   adelante con el nuevo lote de 1,5 millones de vacunas que llegarán al país en el transcurso de los siguientes días. 

Nuevos puntos 

En el departamento de La Paz se abrirán ocho puntos: en el Campo Ferial Chuquiago Marka, en el Hospital Metodista, en la Facultad de Medicina de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), en la Escuela Militar de Ingeniería (EMI), en el Hospital Arco Iris y en la Escuela Nacional de Salud de la sede de Gobierno. En El Alto también se instalarán en la Universidad Pública de El Alto (UPEA) y en el Hospital del Sur.

En Cochabamba se instalarán cuatro puntos: en el Hospital del Norte, otro en el campus de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), en la Feicobol y el último en el Hospital del Sur. 

En Santa Cruz se abrirán cinco puntos: en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno, en la Universidad Nacional Ecológica, en la Escuela Militar de Ingeniería (EMI), en la Universidad Cristiana  de Bolivia y en el campo ferial de la Fexpocruz.

“Estos son los puntos fijos que  cobijarán a toda la vacunación que requiere el país para  dar una atención masiva porque un millón y medio de vacunas es un número importante, primera vez que está llegando así y queremos agilizar el proceso de vacunación”, declaró el presidente Luis Arce. 

Además, la autoridad  adelantó  que también se está diseñando la implementación de puntos móviles enfocados a resolver temas concretos de distintos sectores de la sociedad.

Las brigadas móviles

“Hemos identificado varios sectores que están expuestos (…) Así que estamos diseñando puntos móviles que  estarán  en diferentes sectores de las ciudad”, dijo la autoridad e indicó que se dará prioridad en  el eje  y luego   se irá avanzando   en los nueve departamentos con la misma lógica para agilizar el proceso de vacunación.

El ministro de Salud, Jeyson Auza,  explicó que las brigadas móviles se conformarán una vez que los puntos masivos se hayan instalado y éstos atenderán a “grupos prioritarios”. “Uno de ellos será la prensa, porque esta vacunación estará dirigida a todas las personas que estén en contacto directo o con la posibilidad de contagiarse”, afirmó.

Antes  de presentar  el reinicio del plan de  vacunación masiva,  el Gobierno mencionó que otros sectores,  como la Policía o las Fuerzas Armadas,  también son sectores que están en contacto directo con la población y que podrían ser inmunizados en los puntos de atención.

Las aplicaciones 

Auza destacó el éxito del plan masivo de vacunación considerando que incrementaron la cantidad de beneficiarios por día. “De un promedio de 6.000 a 8.000 dosis que aplicábamos antes de la campaña masiva de vacunación,  subimos de forma rápida. El primer día alcanzamos una cifra de 32.000 dosis hasta llegar a vacunar 40.000 personas en un día. Eso nos da la esperanza de acelerar este proceso de vacunación”,  dijo. 

“La llegada de 1,5 millones de dosis hace que podamos decir a la población que estamos haciendo todos los esfuerzos para responder a esas necesidades de salud. Tenemos que acelerar la vacunación masiva porque pretendemos que todas esas dosis lleguen a cada uno de los bolivianos para protegerlos  de la Covid- 19”, precisó.

Este mes serán vacunadas las personas mayores de 50 años. El Gobierno nacional  dijo que también se continuará con los  mayores de 60 años.

Desinformación y boicot religioso demoran vacunación en Beni

En Beni,  algunos cultos religiosos  creen que  la vacuna contra la Covid-19 es la marca del diablo,  denunció la asambleísta departamental por Riberalta Claribel Sandoval. 

“Pudimos percibir que se conjeturó una fantasía en torno a la vacuna contra la Covid-19,  por ejemplo, dicen que es ‘la marca de la bestia’ y por eso te pedirán carnet para todo”, aseguró.

“Son los diferentes cultos evangélicos los que están propagando esto: les dicen a las personas  de nuestras iglesias que no se vacunen porque serán parte de este entorno mundial que ya recibió esta marca de la bestia. Es increíble,  pero lo escuché de compañeras y  hermanas que deberían estar vacunándose y difundiendo otro tipo de mensaje”, añadió la asambleísta.

Robin Ojopi, excoordinador de red de Salud de Guayaramerín, afirmó que la población estaba renuente a las dosis.  “Algunas personas mienten, dicen que las vacunas hacen daño. Hay falta de información. No debemos olvidar que en pleno brote de la pandemia,  adultos mayores se hicieron vacunar estando enfermos y  con síntomas leves, pero  después de recibir las dosis  se enfermaron y  le echaron la culpa a la vacuna”, dijo.

El jefe de epidemiología del Sedes de Beni, Antonio Castro, advirtió que no  entregarán más vacunas a Riberalta y Guayaramerín  hasta que acaben con los inoculantes que recibieron hace semanas.

 

Énfasis en  ciudades

  • Prioridad El presidente Luis Arce dijo que se hace énfasis en las áreas urbanas del país por el volumen de población que concentran, principalmente las capitales de departamento, porque son los lugares donde existe más cantidad de contagiados. “En zonas rurales básicamente se ha superado el problema desde el punto de vista de la comunidad. Existen los recaudos que se tienen que tomar; sin embargo, allá no hay una expansión como vemos en las ciudades”, aseguró.
  • Atención  Arce también instruyó la vacunación masiva en las zonas fronterizas del país, para evitar más contagios y que la población de esos puntos pueda adquirir defensas contra el coronavirus.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Más de
45
48