Limpieza no frena el descuido en Cementerio de Trenes en Uyuni

Tras la campaña de Dessard, los desechos empiezan a acumularse. No hay contenedores de basura ni señalización para proteger y preservar el centro turístico.
domingo, 16 de mayo de 2021 · 05:04

María Mena M. / Uyuni, Potosí

Esqueletos oxidados de locomotoras y vagones, que dan cuenta de glorias pasadas, yacen descuidados en el Cementerio de Trenes de Uyuni, en Potosí. Después de la campaña de limpieza de ese atractivo turístico, impulsada por el francés Alexis Dessard, la basura vuelve de a poco debido a la falta de medidas de prevención y conservación.

Hace más de un mes, la cadena de chatarra de al menos dos kilómetros estaba rodeada de basura, sobre todo de botellas y bolsas plásticas que eran arrastradas por el fuerte viento del altiplano y quedaban incrustadas en medio de los espinos y pastizales que crecen en la zona.

Al observar ese panorama, el francés Dessard  propuso realizar una limpieza y   llamó a voluntarios y vecinos a sumarse a esa tarea. La convocatoria se hizo viral. El 28 de marzo acudieron al Cementerio de Trenes centenares de militares, funcionarios, vecinos y voluntarios de Uyuni y otras regiones. Lograron recolectar más de dos toneladas de desechos ese día.

Desde entonces, el panorama del Cementerio de Trenes cambió y se revitalizó;  sin embargo, existe el riesgo de que nuevamente se convierta en un basural.
  

Sin basureros ni señalización

“No se ha hecho ninguna acción después de esa limpieza. No ponen ni siquiera basureros para mantener el sitio limpio. Tampoco hay actividades de concientización”, asegura Richard Colque Vilca, chofer turístico en Uyuni.

Página Siete visitó el Cementerio de Trenes y pudo verificar la situación actual de este atractivo turístico. No hay basureros en el sitio ni en sus alrededores. Tampoco hay letreros que prohíban echar basura  o concienticen sobre la importancia de la limpieza.

En el interior de algunos vagones y locomotoras se observan restos de envases y botellas plásticas. Aunque afuera, en medio de la planicie, los desechos son escasos.

“Hay el riesgo de que se vuelva a como era antes. Es que aquí (en Uyuni) el viento lleva de un lado a otro la basura,  bolsas y  papeles. Tampoco hay un basurero (en el Cementerio de Trenes). Los vecinos y los turistas son los responsables”, comenta el guía.

El gerente propietario de la agencia de turismo Brisas, Jhonny Colque, valora la campaña de limpieza. “Antes el Cementerio de Trenes estaba lleno de basura y bolsas en las espinas. El francés convocó a la limpieza junto con la Alcaldía (de Uyuni) y el Ejército y la población acudió. Se movilizó a mucha gente . Como acá es plano,  corre con fuerza el viento y se lleva la basura por todas partes”.


Ante la falta de basureros y señalización en la zona, los vecinos se organizan para el control. “Los vecinos hacen vigilias. Creo que van a poner multas para los que  echen basura. Es que no hay basureros ni contenedores por el Cementerio, hay  descuido por parte de la Alcaldía”, explica Colque.

Cientos de visitantes  nacionales y extranjeros llegan al atractivo turístico.

Dos botaderos

El secretario de Turismo de la Gobernación de Potosí, Raúl Tórrez, informó que  tuvo una reunión con los responsables de Turismo de la Alcaldía de Uyuni y con las juntas vecinales para reactivar el turismo en esa región, incluyendo el Cementerio de Trenes. Las actividades están enfocadas en reforzar la limpieza y el tratamiento de  desechos.

La población de Uyuni dispone de dos botaderos: uno camino a Atocha y el otro en la zona de  Escara. El primero es un espacio a cielo abierto en el que se acumula la basura sin ningún tipo de separación o tratamiento. 

El segundo es una planta municipal de gestión de residuos sólidos, pero -debido a problemas de costos, falta de personal, máquinas, equipos y energía eléctrica- no está en funcionamiento y sólo recibe  basura de las empresas de la región.

La población uyunense y toda la cadena productiva que genera el turismo tienen puestas las esperanzas en el nuevo alcalde Eusebio López, del Movimiento Al Socialismo, para que cumpla sus promesas electorales relacionadas a reactivar el turismo y mejorar el sistema de recojo y tratamiento de los desechos.

El Cementerio de Trenes  precisa el título de patrimonio de Uyuni.

Patrimonio cultural

Tórrez aseguró que  existe un convenio entre la Alcaldía de Uyuni  y la Gobernación  de Potosí para instalar una malla olímpica que rodee y proteja el camposanto de las locomotoras y vagones. Pero  antes se necesita la promulgación de una ley municipal que  declare al Cementerio de Trenes patrimonio cultural de Uyuni.

“Hay un convenio con la Gobernación para enmallar el Cementerio. Se está trabajando una ley para declararlo patrimonio. Estamos esperando que nos hagan llegar los de la Alcaldía y el Concejo para revisar y aprobar e inmediatamente hacer enmallar”, indicó la autoridad departamental.

Página Siete intentó comunicarse con autoridades  de Uyuni, pero no fue posible debido a la reciente posesión de López y  designación de sus secretarios.

Los operadores buscan la reactivación con nuevos y rebajados paquetes al salar
90% de  agencias de turismo cerraron o migraron de Uyuni por la pandemia

María Mena / Uyuni

“El turismo ha decaído. Sólo estamos recibiendo a turistas nacionales. A la semana sólo salen dos a tres (vehículos) rumbo al salar. Antes de la pandemia había más de 300 empresas de turismo, ahora activos sólo hay como 30”, asegura Richard Colque Vilca, operador turístico en Uyuni.

Antes de la pandemia  del coronavirus, las agencias de turismo daban empleo a aproximadamente 3.000 choferes y 150 guías (personas que promocionan los paquetes turísticos en Uyuni). Actualmente sólo están activos  30 conductores y menos de 10 guías, según la Asociación de Operadores de Turismo de Uyuni.

Varias de los  quedaron desempleados migraron a otras regiones del país en busca de trabajo; mientras que algunos de los empresarios tuvieron que vender sus agencias de turismo para invertir en otro rubro, como el comercio, agobiados por las deudas con las entidades financieras y las obligaciones laborales.

Coincide en la crisis que vive el turismo de Uyuni, el gerente propietario de la agencia de turismo Brisas,  Jhonny Colque. Añade que el principal movimiento económico provenía de los visitantes extranjeros.

“Como las fronteras están cerradas, no pueden ingresar turistas extranjeros a Bolivia y eso nos afecta mucho. La gente nacional viene  a visitar el Salar, pero sólo compran paquetes turísticos de un día, mientras que los extranjeros se animaban hasta de siete días”, dice Colque.

Movimiento turístico

En 2019 y hasta principios de 2020 a diario ingresaban al salar entre 250 y 300 vagonetas con siete turistas en cada vehículo (aproximadamente 3.000 coches a la semana). Ahora las cifras cayeron drásticamente.

Explican que actualmente en la semana (de lunes a viernes) el flujo de vehículos al salar es de 30 vehículos con entre dos y  cinco pasajeros por coche; las agencias tienen contratos día por medio. Los fines de semana trabajan hasta 50 vagonetas en el mejor de los casos.

 Los datos oficiales del Ministerio de Culturas varían un poco en relación con la información de  las agencias y guías. Hasta antes de la pandemia y los conflictos de noviembre de 2019,  Uyuni recibía unos 60.000 visitantes anuales  y la cantidad iba en ascenso. 

Entre el 20 y el 24  junio de  ese año  la región batió su récord y   recibió 7.949 turistas nacionales; es decir   1.987 turistas por día. 

En temporada baja se registraba un flujo diario  de entre 80 y 90 vehículos con 540 turistas y en temporada alta, un tránsito de 190 vehículos con 1.140 pasajeros, según cifras del Ministerio de Culturas.

Los paquetes en oferta

El precio de los paquetes turísticos en el Salar de Uyuni  cayó  a la par del movimiento de los visitantes. Ahora las ofertas son más asequibles y económicas e incluyen insumos de bioseguridad.

Actualmente, las agencias de turismo ofrecen paquetes  de un día que van desde 150 hasta 500 bolivianos. Si bien todas brindan los mismos atractivos, la diferencia radica en la oferta de los servicios y la duración de la expedición.

Por un día, todas las empresas ofrecen un recorrido por el Cementerio de Trenes, a la población de Colchane donde venden artesanías y la visita a una fábrica de sal, a los Ojos de Sal, el Hotel de Sal y la isla de Incahuasi (incluye el transporte, almuerzo y el derecho a uso de botas de goma para el agua, si fuese necesario).

Para ingresar al Hotel de Sal, el turista debe pagar 15 bolivianos por el uso del baño y mantenimiento del lugar.

30 vagonetas    de turismo llegan cada semana al salar. Antes de la pandemia, eran 300 al día.

Los servicios extras pueden ser desde el recojo de  la terminal o aeropuerto, hospedaje, desayuno, producción fotográfica y videos diurnos, al atardecer y en la noche.

Antes de la pandemia, el paquete de un día podía superar los 8.000 bolivianos dependiendo de los atractivos, los servicios, la producción fotográfica y  si  era un turista extranjero o nacional.

En el tour de dos días, el precio puede variar entre 400 y 1.000 bolivianos. El segundo día consiste en visitar el poblado de

Tomave, donde hay una iglesia y viviendas coloniales de adobe y techos de paja, aguas termales y   dos lagunas coloradas   donde habitan flamencos.

 La isla de Incahuasi,  uno de los múltiples atractivos  del Salar de  Uyuni.

 Incluye el transporte y almuerzo. Para ingresar a las aguas termales el visitante debe pagar 10 bolivianos para el mantenimiento.

En 2019 el precio habitual del paquete de dos días oscilaba entre 1.000 y 1.500 bolivianos.

El tour de cinco o siete días incluye todos los atractivos, pero las expediciones pueden demorarse más horas  o días, según el requerimiento del turista. Este paquete incluye la visita a zonas volcánicas donde se puede practicar deporte extremo.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

47
56

Otras Noticias