José Fuentes Cano es el nuevo Rector Nacional de la Universidad Católica Boliviana

La nueva autoridad afirma que en su gestión se formarán personas profesionales de excelencia.
martes, 18 de mayo de 2021 · 05:04

El relevo de la máxima autoridad académica se llevó a cabo en un acto solemne. El elemento más singular del evento fue la imposición de la medalla rectoral.

La ceremonia de toma de posesión se inició con el discurso de  monseñor Óscar Aparicio, gran canciller de la Universidad Católica Boliviana, quien remarcó que la universidad es un instrumento  que sirve a la sociedad, da luz y ayuda. Esta institución “puede discernir lo que es la acción de Dios en el mundo y ser anunciadora de la Buena Noticia. Por tanto, es evangelizadora”, señaló.

Señaló que es un honor seguir el camino en el que  está marcada la historia de un Dios  que acontece en nuestra  vida.   “Si celebramos los 55 años y tenemos un nuevo rector, en realidad, es también una acción de parte de Dios mismo y el Espíritu, que está presente”, aseveró.

En su alocución el Gran Canciller dirigió unas palabras de agradecimiento a Marco Antonio Fernández, por sus ocho años de gestión como rector nacional. Dirigiéndose a la nueva autoridad posesionada, refirió que la tarea encomendada es una gran aventura, apasionante e importante.

En esa labor, no sólo está presente Dios,  sino también  la gran comunidad de la UCB, de las cuatro sedes regionales. “Estoy aquí ante ustedes como Rector de la Universidad Católica Boliviana, porque los señores obispos de Bolivia, reunidos en la CVIII Asamblea, me han encargado la misión de ser el líder y guía de la Universidad Católica en estos cuatro años próximos”, dijo la nueva autoridad.

Manifestó que recibió ese  nombramiento con sorpresa, pero lo aceptó  con obediencia, “convencido de que en la elección de los obispos se manifiesta la voluntad de Dios”, señaló.

 Ésas fueron las palabras del nuevo rector nacional R. P. José Fuentes Cano en  su discurso de toma de posesión este 14 de mayo, fecha en que la Universidad Católica Boliviana celebró 55 años de existencia institucional.

Además, describió a los presentes su vida y trayectoria. Él es  de origen español. Llegó a Bolivia hace 30 años y ejerció su servicio todos estos años como párroco de la parroquia Jesús Obrero en la diócesis de El Alto. 

De esa parroquia surgieron dos comunidades misioneras: Salesianas Misioneras y la Comunidad Misionera de Cristo Pastor, presentes en varias ciudades de Bolivia a las cuales el padre Fuentes llama “su comunidad”.

Recordó a los antecesores de la universidad y señaló que hay mucho que hacer por estar a la altura de lo que soñaron los fundadores de la Universidad Católica Boliviana. Destacó a  aquellos que, año tras año, fueron añadiendo trabajo y esfuerzo, ideas y decisiones para llegar donde está en este momento.

 
 
“La visión que tuvieron todos estos grandes hombres y mujeres era formar profesionales cristianos al servicio de la sociedad boliviana, al servicio del pueblo. Esa visión es la que debe seguir iluminando nuestro trabajo hoy, en este momento histórico”, señaló.

 
Formar personas y  profesionales de excelencia

“Debemos formar personas de excelencia científica y profesional, pero también de extraordinaria calidad humana. Todo lo humano es cristiano, ya que Cristo es el ser humano pleno, perfecto”, dijo el nuevo rector nacional, José Fuentes Cano.

Asimismo, indicó que el individualismo imbuye toda la cultura globalizada actual e inserta una mentalidad anticristiana de egoísmo y comodidad. “Se ha convertido en contracultural proponer un espíritu de servicio, una capacidad para mirar y responder a las necesidades de los descartados del progreso, de los marginados del bienestar, incluso de los diferentes”, manifestó la flamante autoridad.

Para él, “el amor verdadero no está de moda, a lo sumo el bienestar afectivo, pero darse realmente, hasta olvidarse de sí mismo, es visto como una locura”.

El rector Fuentes explicó que la Universidad Católica contribuye al diálogo fecundo entre fe y ciencia, porque la ciencia es una búsqueda de la verdad y la fe ayuda a este propósito.

 La fe aporta a la ciencia un horizonte para no olvidar que hay una verdad última que da sentido a la vida humana.

Desafíos hacia delante

José Fuentes Cano mencionó que el desafío inmediato es la elaboración de un plan estratégico institucional con la participación y compromiso de todas las instancias de la UCB. “Es necesario un plan con espíritu”, dijo.

 Parafraseando al papa Francisco,  explicó  la Exhortación Apostólica “Evangelii Gaudium”, que habla sobre la necesidad de  evangelizadores con ese espíritu. “Yo diría docentes con espíritu. No sólo administrativos, sino administrativos con espíritu, no sólo estudiantes, sino estudiantes con espíritu”, afirmó.

Otros aspectos que destacó fueron: una universidad que fomenta la investigación. Eso significa diálogo con el mundo de los empresarios nacionales y extranjeros, con universidades nacionales e internacionales, con el Gobierno boliviano y de otros países;  que camine junto con el pueblo y sus dificultades, especialmente los descartados.

Señaló que la UCB  debe llegar “a los alejados”, con su sistema de educación virtual;  que forme personas comprometidas con una transformación social,  profesionales, además del respeto a la casa común, defensora y promotora de la vida.

Remarcó la importancia  de la formación académica de excelencia, porque los estudiantes son la razón de ser del trabajo de docentes y personal administrativo. Ésta debe ser  de altura académica y excelencia. 

 

“La pasión de todos nosotros debe  ser convertirse en   una universidad que forma personas nuevas al estilo de Cristo. Esta visión no se logrará imponiendo, sino proponiendo. No se logrará por la fuerza, sino por el poder de la convicción”, manifestó.

 Valioso legado

El rector nacional saliente Marco Antonio Fernández, en su discurso, afirmó que   se lleva muchos aprendizajes. El  mayor de ellos se relaciona con la frase que luce el escudo de la universidad:  “Veritas in caritate”.

“Esa ecuación, muy próxima entre la fe y la razón, que se da en nuestra universidad, es algo que estará presente en nuestro comportamiento personal. No hay duda que el momento crítico que vivimos como humanidad nos está permitiendo revalorizar el valor de la caridad y amor entre los seres humanos”, sostuvo el rector saliente.

Asimismo, citó algunos logros alcanzados en el último tiempo, cuando él fue autoridad. El incremento de carreras acreditadas nacional e internacionalmente, el aumento de docentes y el patrocinio de 20 docentes que realizan su formación doctoral, además del crecimiento de la producción intelectual publicando 60 artículos por año son algunos de los hitos de su gestión.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

6
1