Riesgo: La Paz y El Alto no logran controlar indisciplina de la gente

El transporte público deja de cumplir algunas medidas de bioseguridad. Las autoridades apelan a la conciencia de la gente y analizan sanciones.
martes, 18 de mayo de 2021 · 12:06

Verónica Zapana S. / La Paz

Caminar por las calles de los municipios de La Paz y El Alto es  una travesía. En plena tercera ola de la pandemia de la Covid-19, algunas personas no usan barbijo y se enojan si escuchan  un reclamo por  no cumplir las principales  medidas de bioseguridad. Por falta de  medidas coercitivas, las autoridades de ambas alcaldías no logran controlar la indisciplina de la población.

En El Alto, el secretario municipal de Desarrollo Económico, Bernaldo Huanca, aseguró  que hace un tiempo  hubo una norma nacional que obligaba a la gente a usar el barbijo, pero no se pone en práctica.  “Actualmente no existe una ley  nacional o municipal para sancionar el incumplimiento  de las medidas de bioseguridad”, indicó.

Huanca anunció que la  alcaldesa de la urbe alteña, Eva Copa, se reunió ayer con su gabinete  para abordar  el tema de salud. “Hoy  hablará con las  organizaciones sociales, los vecinos, los gremiales y los transportistas para concientizar a la población en el uso de barbijo”, dijo.

También puede leer: Blanco dice que hasta fin de año se tendrá vacunas para el 100% de la población apta

Según Huanca,  mucha gente se relajó en  el uso de las medidas de bioseguridad. “Debe ser un 20%”, dijo y aseguró que quizá sea porque la “segunda ola de la pandemia no fue tan  fuerte”.

La autoridad local recordó que en la primera ola, el municipio alteño registró varios  muertos y al conocer esa situación, recién la gente se asustó y comenzó a usar mascarilla.

De acuerdo con Huanca,  se instruyó  a la Secretaría de Salud que se encargue de socializar por qué es importante el cumplimiento de las medidas de bioseguridad.  Agregó  que se evaluará si se  sancionará o no a las personas que no usen el barbijo.

Se mejorará el control

En la ciudad de La Paz, la secretaria municipal de Salud, Cecilia Vargas, aseguró que en  la Alcaldía   paceña existe una norma municipal que “está vigente”  y establece que la persona que no usa barbijo  tendrá una sanción económica de 587 bolivianos  o trabajo comunitario.

Vargas indicó que el control del cumplimiento de la norma está en manos de “la guardia municipal con el apoyo de la Policía”. La autoridad dijo  que no se realiza esta tarea, pero esta deficiencia  “se va a mejorar”.

El fin de semana, funcionarios del  municipio paceño y efectivos de la Policía Boliviana realizaron operativos. Por ese trabajo, las autoridades cerraron el sábado una fiesta en  la zona de Cotahuma,  donde encontraron a más de 200 jóvenes universitarios que consumían bebidas alcohólicas sin  medidas mínimas de protección y bioseguridad.

El alcalde paceño, Iván Arias, explicó  que es complicado sancionar a las personas. “El problema es que si se hace eso, viene Derechos Humanos;  por eso debemos  apelar a la conciencia”, indicó el burgomaestre.

Según  el  secretario de Desarrollo Económico, Marco Agramont, el municipio arribó a acuerdos con  empresas y  transportistas para que cumplan las medidas de bioseguridad. 

Agramont recordó que los transportistas deben usar alcohol en gel, respetar los espacios y llevar las ventanas abiertas.

“Llamamos a la reflexión porque ellos se comprometieron  a esas medidas de bioseguridad. Creemos  de buena fe que en estos 14 días que nos hemos dado, hasta el 28 de mayo, vamos a asumir algunas medidas en función a los acuerdos a los que hemos arribado”, dijo el funcionario.

 ¿Qué  ocurre en las calles?

  Página Siete hizo un recorrido desde  la zona del Cementerio hasta la plaza Eguino y observó que la  mayoría de los comerciantes y compradores no usan la mascarilla, menos cumplen   el distanciamiento social.

“¿ Por qué no se pone  barbijo?”,  preguntó Página Siete a una comerciante, quien respondió:  “Me había olvidado”. Para hacer las compras, la población no guarda el distanciamiento  y camina codo a codo.

La situación es similar en  El Alto. En  la feria de Villa Dolores,  la mayoría de los comerciantes de productos agrícolas y de  los compradores no  usan barbijo. 

“Dicen  que no hay que colocarse barbijo porque nos obliga a respirar un aire (contaminado), por eso yo no me pongo”, indicó una de las vendedoras de este sector de la urbe alteña. Otra persona dijo  que se cuidan con la medicina tradicional. 

En La Paz y  El Alto,  los choferes del transporte público incumplen los protocolos de bioseguridad, como colocar    alcohol en gel, instalar asientos con distanciamiento y abrir las ventanas.

El domingo pasado, el secretario de Salud de El Alto, Henry Flores, indicó que con el uso del barbijo  las personas se pueden proteger “en un 50% de la transmisión del  coronavirus”.
 

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

11
14