Alcaldía debe Bs 303,6 MM a 8 proveedores públicos y privados

Emapa, La Paz Limpia, Emavías, Emaverde y Edmme; además de proveedores de diésel y de pequeños servicios forman parte de los acreedores de la comuna.
domingo, 2 de mayo de 2021 · 05:22

Leny Chuquimia  / La Paz 

   La Alcaldía de La Paz adeuda 303,6 millones de bolivianos a  proveedores  públicos  y privados. Emapa,  La Paz Limpia (LPL), Emavías, Emaverde, la Empresa Municipal de Maquinaria, medios de comunicación, proveedores de diésel y los de pequeños servicios forman parte de la lista de acreedores. 

El Gobierno central anunció una demanda por uno de los casos en el que la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) es la afectada. A los reclamos se suman las protestas de los funcionarios ediles   que afirman retrasos en el pago de sueldos. 

“Es preocupante. Esta gestión vamos a tener un agujero de 500 millones de bolivianos en el presupuesto. Aparte de eso, tenemos deudas con Emavías, con LPL, con proveedores de empresas pequeñas que prestan servicios, con los medios de comunicación (...)  así, las deudas van  sumando  más de 400 millones de bolivianos. Estamos mal... pero no nos vamos a morir, vamos a poner a La Paz en movimiento”, dijo  el alcalde electo, Iván Arias.


Acuerdo  de  deuda de Edemme con otras empresas.

   Página Siete pidió  a su vocero datos  para conocer el detalle exacto de la deuda denunciada. Pero hasta el cierre de esta edición no obtuvo respuesta.    

“No son 500 millones como se está diciendo, eso no es cierto... estamos hablando seguramente de algo más de 200 millones de bolivianos (...) estas deudas -poco a poco- se están pagando. Así como ocurrió en el caso de LPL, iremos cubriendo esas deudas hasta el último día de nuestra gestión. También le corresponderá a la nueva administración seguir  saldando las  deudas”, sostuvo el burgomaestre saliente Luis Revilla.
  
Afirmó que las deudas tienen  que ver  con la reducción  de los ingresos por Coparticipación Tributaria  (CT) que  se dieron en la gestión 2020, a raíz de la pandemia.    Aunque se consultó el detalle de montos adeudados, tampoco se obtuvo datos precisos de la gestión saliente. En al menos dos casos las deudas se arrastran desde 2019, antes de la crisis.   

De un bloqueo a una demanda

  Una deuda municipal  de 56 millones de bolivianos con la empresa de gestión de basura La Paz Limpia (LPL) puso a la ciudad al borde del colapso la pasada semana. Durante días los residuos sólidos se acumularon en las calles, en los mercados y varios puntos de la ciudad prácticamente se convirtieron en botaderos al aire libre.

Los trabajadores de esta institución afirmaron que  la falta de pago a  la prestadora del servicio generó que los empleados no reciban sueldos ni haya  recursos ni siquiera para la compra de combustible para los camiones. 

Luego de cinco días de un paro de los trabajadores de recojo de la basura y un bloqueo al relleno sanitario de Alpacoma, la alcaldía y   La Paz Limpia  llegaron a un acuerdo. 


Obreros  de Emaverde bloquearon las calles en febrero.
Foto:APG

El gobierno municipal se comprometió a realizar un desembolso de 3,8 millones de  bolivianos hasta el miércoles 28 de abril. Posteriormente  realizaría el pago diario de un millón de bolivianos, hasta cumplir con la deuda acumulada hasta diciembre de 2020. Se acordó también  que los pagos correspondientes a enero, febrero y marzo de 2021 quedarían a cargo de la nueva administración municipal.

       Apenas la comuna salía de este conflicto, cuando desde el Gobierno se  denunció  que la  alcaldía paceña   adeudaba 23,6 millones de bolivianos a Emapa. El pago pendiente corresponde a  la provisión de productos  para las canastas escolares que la municipalidad entregó el pasado año a las familias de los estudiantes de nivel primario y secundario de las escuelas públicas y privadas de la urbe. 

  “El monto es de 23,6 millones de bolivianos y esto causa un efecto a Emapa para proseguir con la operatividad, porque los recursos estaban garantizados en la gestión 2020”, dijo el gerente de la estatal Marvin Pereyra.

Afirmó que se activó una  denuncia legal  ante el Ministerio Público, ya que sin “causa justificada”  no se hizo ningún pago quebrantando el contrato. 

 

“El Estado enjuiciando al Estado, cuando los bajos ingresos están admitidos por el propio Gobierno. Será mejor comprar a privados y no al Estado que va a enjuiciarte”, escribió Revilla en sus redes.

 Pumas,   bacheo y proveedores

  “También hay pagos pendientes con Emavías. podríamos quedarnos sin asfaltado ni bacheo”, señaló Iván Arias en conferencia de prensa.

En un comunicado, la oficina del alcalde electo detalló que  el municipio tiene una deuda de 60 millones de bolivianos con Emavías, la empresa edil encargada de las avenidas y calles. “Esto impide realizar bacheos”, señala.  Asimismo, añade que hay una deuda de 10 millones de bolivianos con la empresa proveedora de diésel para los motorizados y maquinarias ediles.    

“Esta última es importante, ya que es la que provee de diésel a los buses PumaKatari;  la situación amenaza con cortar el suministro de ese carburante, lo que  paralizaría ese servicio. Hacemos la siguiente pregunta: ¿si los buses Pumas suspenden su servicio, el alcalde Iván Arias también será responsable?”, cuestiona el documento.

Añade que adicionalmente hay varios  pendientes por  120 millones de bolivianos a empresas y proveedores privados. Sin embargo, no  detalla los acreedores o los montos.   “Debemos a proveedores y consultores, pero poco a poco se fue pagando”, sostuvo Revilla.


Acuerdo  de pago de beneficios laborales   con Emaverde.
Foto: GAMLP

 Problemas  en Emaverde

Además de una deuda de tres  millones de bolivianos con Emaverde, la alcaldía paceña sostiene con  los funcionarios un proceso en el Ministerio   de Trabajo.

Por estos conflictos, los trabajadores de Emaverde salieron a protestar  en varias oportunidades. La última fue el 24 de febrero. Además del  pago, reclamaban sus  beneficios sociales impagos -según el dirigente de los trabajadores Ángel Condori-    desde hace varias gestiones. 

“Nos quieren  dejar una empresa súper endeudada, lo quieren politizar. Nosotros no somos políticos, los trabajadores no podemos negociar nuestros derechos, no vamos a claudicar”, reclamó Condori durante las protestas que subieron de tono hasta derivar en agresiones a la gerente.

El acuerdo que dio fin a las movilizaciones   llegó el 4 de marzo. Entonces la alcaldía se  comprometió a pagar hasta fin de ese mes  los subsidios prenatal y de lactancia de las gestiones 2016, 2017, 2018, 2019 y 2020.

 Pero no es la única empresa que arrastra deudas de gestiones pasadas. La comuna le debe 24 millones de bolivianos a la Entidad Descentralizada Municipal de Maquinaria y Equipo. Y ésta a su vez adeuda montos a distintas empresas   proveedoras de  maquinaria.  

  “Somos representantes de las empresas que hemos prestado servicios en el relleno sanitario y en las épocas de emergencia desde 2019. Hemos tenido dificultades con el pago por parte de la gestión que está de salida. A lo largo de todos este tiempo nos han hecho una serie de compromisos considerando que la deuda es desde agosto de 2019”, dijo uno de los proveedores.   

 “También tenemos deudas con ustedes”, señaló  Arias en contacto con los periodistas. Según los datos recogidos  durante la  transición, la autoridad electa conoció que a diferentes medios de comunicación se le adeudan siete millones de bolivianos por servicios de difusión de información.    “Lo que deben saber los paceños es que no nos vamos a quedar cruzados de brazos”.

 Trabajadores de los parqueos tarifados 

El 21 de abril, trabajadores de la Secretaría Municipal de Movilidad protestaron para pedir el pago de sus sueldos y una auditoría  a la gestión del secretario Ramiro Burgos. Indicaron que los contratos del personal de los parqueos tarifados vence el 30 de abril y con ello más de 220 funcionarios perderán su empleo.

En un comunicado, la comuna se comprometió a pagar los sueldos hasta el 23 de abril. Sin embargo, dejó  la continuidad de esta unidad y a  sus empleados en manos de la nueva gestión municipal.

 Se explicó que las dificultades para cumplir con los salarios se debieron  a la reducción de las transferencias que se hacen al municipio por la disminución en las recaudaciones tributarias.

“El arquitecto hizo  la reversión del POA del área de parquímetros. No se nos ha informado hasta ahora qué pasó con ese tema. Tenemos equipos tecnológicos que cuestan mucho dinero y que ahora  que ya no funcionaremos van a quedar en la nada”, indicó una de la trabajadoras de la secretaría de transporte.

Hace dos semanas, luego de varias observaciones a este servicio, la alcaldía paceña determinó suspender el servicio de estacionamientos tarifados en las zonas de Sopocachi, Obrajes y Calacoto a partir del 1 de mayo. La decisión fue oficializada mediante decreto municipal del 31 de marzo de este año.

“Este servicio fue cuestionado, no solamente por el alcalde electo, sino también lo cuestionó mucho César Dockweiler”, sostuvo Burgos para justificar el hecho.

Producto de la decisión, 220 funcionarios que tienen a su cargo el servicio con contratos firmados desde enero hasta  abril dejarán de trabajar desde mayo. 

“Tienen contrato hasta el 30 de abril. Por una decisión técnica, estrictamente técnica, se ha pasado a la nueva administración para que ellos decidan si conviene recontratarlos en mayo”, explicó  Burgos.

En una entrevista con radio Compañera, el alcalde  electo Iván Arias afirmó que no habrá despidos, pero que es normal que contratos que terminen no sean renovados. Indicó que se debe hacer un análisis para la continuidad de los servicios que son requeridos por la población.

 303,6 millones de bolivianos 

  • 23,6 MM es la deuda que tiene el municipio con la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos por  la dotación  de los  productos alimenticios de las canastas escolares  que fueron entregados a las familias de los estudiantes de las escuelas fiscales y de convenio de la urbe.
  •  60 MM se adeuda a la Empresa Municipal de Asfaltos y Vías (Emavías), que tiene como fin proveer servicios de calidad de asfaltado, mantenimiento de vías, bacheo, señalización horizontal - vertical, obras civiles complementarias y laboratorio de suelos.
  • 3 MM deben ser cancelados a la Empresa Municipal de Áreas Verdes, Parques y Forestación, cuyo propósito es administrar, mantener, construir y proveer bienes y servicios referidos a áreas verdes, forestación, recreación y esparcimiento.
  •  24 MM es la deuda con Entidad Descentralizada Municipal de Maquinaria y Equipo, encargada de atender las demandas de las unidades municipales que utilizan la maquinaria y equipo, como brazo operativo y herramienta de trabajo en las obras de prevención, mantenimiento e infraestructura de la ciudad y en emergencia.
  •  10 MM se debe a  la proveedora de diésel que es utilizado para el funcionamiento de la maquinaria  municipal y de los buses PumaKatari.
  • 56 MM esta deuda con La Paz Limpia (LPL) puso en aprietos a la urbe paceña que por cinco días se vio al borde del colapso, por la falta del servicio de recojo de basura. Según el alcalde electo, a fin de mes esta deuda subió a 70 millones de bolivianos. Cabe resaltar que ya se hacen pagos.
  • 7 MM son adeudados a diferentes medios de comunicación por los servicios de difusión de información y otros. 
  •  120 MM Suman las deudas con diferentes empresas y proveedores privados de bienes y servicios, según denunció desde la oficina del alcalde electo, Iván Arias.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

45
54