Bolivia vacunó al 14% de su población, expertos piden 2 medidas para acelerar

El país superó el millón de dosis aplicadas a las personas mayores de 50 años. Este avance equivale al 14% de los 7,1 millones de habitantes que pueden acceder a la inmunización contra la Covid-19.
lunes, 24 de mayo de 2021 · 05:26

Luis Escóbar  / La Paz

Bolivia  superó la aplicación de  un  millón de vacunas contra la Covid-19  a las personas mayores de 50 años. Con esta cifra, el nivel de inmunización alcanzó al 14% de las  7,1 millones de personas mayores de 18 años que deberán recibir estas dosis. Sin embargo, en La Paz y Cochabamba, entre otras regiones, se registran puntos de atención  vacíos.

Con los datos del avance de vacunación, los  expertos recomiendan mejorar el proceso de vacunación para alcanzar  la inmunidad de rebaño. Para este fin   sugieren dar mayor información a la población  y extender la campaña a  los fines de semana.

Hasta el sábado 22 de mayo, el  Ministerio de Salud reportó la aplicación de 1.071.682 primeras dosis de  las vacunas Sinopharm, Sputnik V, AstraZeneca y Pfizer. Mientras que para esa misma fecha se colocaron  299.534 segundas dosis (4,13%).  
Este incremento fue posible gracias al arribo de un millón de vacunas Sinopharm y 400 mil dosis Sputnik al país la semana pasada. En  varios puntos masivos se registró poca demanda de los inoculadores. En La Paz, los centros de  Facultad de Medicina de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), el coliseo del Instituto Americano y la Escuela Nacional de Salud de la avenida Capitán Ravelo estaban vacíos. 

El inmunólogo Carlos Guachalla consideró que la ausencia de personas en los  puntos de inmunización se debe a la falta de información  e indicó que esa es una responsabilidad de todos los niveles de Gobierno. “La población debe entender que es bueno vacunarse, porque  si  se contagia  la enfermedad ya no ingresará a una sala de terapia intensiva. Por eso, todas las personas deberían acudir”, afirmó. 

El experto agregó que algunas personas no quieren asistir por temor a los  efectos adversos. “Estas vacunas no tienen contraindicaciones para casi ningún tipo de enfermedad. Las personas que tengan alergias, que padecen de enfermedades autoinmunes, cáncer u otros males deben vacunarse”, aseguró.

Esta recomendación se hace -según el especialista-  considerando que las nuevas cepas, brasileña y británica, son “más peligrosas”. “Debemos protegernos y nosotros –los médicos- sufrimos por esta situación porque los pisos de los hospitales ya están saturados  y los servicios de las unidades de cuidados intensivos (UCI) también están llenos. ¿Dónde va a ingresar un paciente que tenga una insuficiencia respiratoria? Por eso, las personas deben pensar este problema y saber que las vacunas tienen su grado de efectividad y  sirven para evitar peores males”, agregó.

Guachalla dijo que “todas las vacunas son buenas” y su aplicación es importante porque sólo cuando una mayoría reciba las dosis (el 70%),  recién se podría hablar de una inmunidad comunitaria o de rebaño y vencer la enfermedad. “Nos debemos apurar en su aplicación considerando que este virus está mutando, está cambiando de una forma acelerada”, afirmó.

Alfredo Mendoza, director del Hospital del Niño, especialista en alergias y sus manifestaciones (alergólogo), advirtió que el avance de la vacunación es lenta. “Si bien llegó un importante lote, no tenemos la completa disponibilidad de las vacunas para todas las edades. Esto no es un hecho atribuible sólo a Bolivia, sino que todos los países con ingresos económicos bajos tienen dificultades  en el acceso a las vacunas”, explicó.

 Según Mendoza, a poca afluencia de personas se debe a la desinformación que circula, en especial, a través de las redes sociales.  “Circulan datos que no son verdaderos. Es muy peligroso que siga aumentando el número de personas ‘antivacunas’ por una serie de mitos y creencias que en un 100% son equivocadas. Lo que nos queda a nosotros es indicar que la vacuna es segura y que cualquiera de las dosis nos brindarán protección”, dijo.

El especialista  agregó que la vacuna evitará que las personas desarrollen un cuadro severo de la enfermedad,  pero no evitará el contagio. “Vacunados o no, igual podemos enfermarnos y contagiar a otras personas con las que estamos en contacto,  pero una de las ventajas es que nos evitará la necesidad de ingresar a una sala de terapia intensiva”, sostuvo.

Fernando Romero, secretario ejecutivo del Sindicato de Ramas Médicas Afines (Sirmes) de La Paz, pidió  a los ciudadanos a  recibir la vacuna y contó que  el  punto de atención de la Facultad de Medicina que estaba vacío y por eso  reiteró su pedido de ampliar el rango de edad hasta los 40 años. 

“Si continuamos con el mismo plan se acabará  la tercera ola y seguramente registraremos mortalidad elevada de los adultos jóvenes. Quedamos en ampliar los puntos de vacunación de forma inmediata, las universidades privadas dijeron que con gusto apoyarían estas tareas. De esta forma abarcaríamos a un mayor número de personas de forma más rápida”, sostuvo.

El exministro de Salud Guillermo Cuentas dijo que el número de vacunados debe incrementarse para cumplir las metas previstas por el Gobierno y frenar la pandemia en el país.

 “Debemos vacunar más o menos 1,5 millones de personas por mes para alcanzar la meta de inmunizar a más de siete millones de habitantes hasta agosto. De esta forma deberíamos vacunar a 50.000 personas por día incluyendo sábados y domingos. No hemos  alcanzado esa meta porque la logística como país no nos permite  cumplir  metas más altas”, concluyó.
 

Las medidas adoptadas por el  Gobierno

  • Resolución  El Ministerio de Trabajo, a través de la Dirección General de Trabajo, Higiene y Seguridad Ocupacional,  dispuso una tolerancia laboral de dos horas para que los trabajadores del sector privado y los  servidores públicos acudan a los puntos de vacunación para recibir la dosis de las vacunas contra la Covid-19.
  •  Alcance La medida fue asumida porque muchas de las personas mayores de 50 años aún se encuentran trabajando. Recuerda que la aplicación de las vacunas a los trabajadores debe ser de acuerdo  con  la prioridad  que define etapas y fases de atención de los sectores vulnerables.
  • Lugares El Sedes habilitó más de 20  puntos de vacunación masiva en las ciudades de  La Paz, El Alto y Viacha para la atención de lunes a viernes. Se habilitaron la Academia Nacional de Policías (Anapol), el Hospital Metodista, la Caja Bancaria Estatal, Infocal y  el Hospital del Sur de El Alto.  La atención es de lunes a sábado.
  • Ampliación La Caja Nacional de Salud IBR de Calacoto, como la Casa Social del Maestro, fueron habilitadas  los sábados para las personas afiliadas a la CNS. Además, el Gobierno instaló ayer  un punto de  vacunación masivo en el teleférico de la línea Roja.

Hasta la fecha, esta región  lleva un poco más de la mitad de aplicación de las vacunas
Pese a  iniciativas privadas y públicas, Beni sigue retrasada en  el avance de  vacunación 

   Página Siete / La Paz 

El departamento de Beni tiene un avance del 53% en la aplicación de las vacunas contra la Covid-19, cuando el promedio nacional es del 84%. Este bajo rendimiento continúa pese a los esfuerzos de las autoridades nacionales,  la gobernación, las alcaldías e incluso  iniciativas privadas que ofrecían descuentos o alimentos gratis a las personas que  recibían las dosis.

Según datos del Ministerio de Salud, Beni  recibió  un poco más de 115 mil vacunas y hasta el pasado jueves aplicó 62.000,  un 53%. Esta cifra la coloca por debajo de todos los departamentos. 

Brigadas  de médicos vacunan a los pobladores en  uno de los centros en  municipio de Beni.
Foto:Sedes

El director del Sedes de esta región, Juan Carlos Sakamoto, dijo el viernes por la noche que el porcentaje de avance es mayor. “Avanzamos mucho. Tenemos un reporte de todo el  departamento de Beni de un 64% de vacunados (aplicadas)  de la primera dosis. Respecto a la segunda dosis tenemos un resultado bajo porque debemos esperar tres meses para las dosis de Sputnik V y AstraZeneca. Eso nos limita”, afirmó. 

El profesional informó que recibieron hace unos días   otras 10.800 vacunas “que  son las Sputnik V de Rusia.  Esa vacuna necesita tres meses para la segunda dosis”, explicó.

Roben Ojopi, excoordinador de la red de salud de Guayaramerín y hoy concejal,  advirtió  que uno de los problemas que demora el avance es la desinformación. “Al principio las personas estaban renuentes a recibir las vacunas y luego comenzaron las mentiras. Dijeron  que las  dosis hacen daño, pero lo único que necesita la población es datos” ,  dijo.

En un inicio se trató de informar a las personas sobre los beneficios de las vacunas,  por ejemplo, que evitan la presentación de síntomas  graves o el ingreso a terapia intensiva, según Ojopi.

“No debemos olvidar que en pleno brote de la pandemia hubo  adultos mayores que se hicieron vacunar estando enfermos y cuando tenían  síntomas leves. Entonces, después de recibir la primera dosis  (lo que no debían hacer),  se enfermaron. Luego le echaron la culpa a la vacuna. Ahora no queda más que continuar conscientizando a la ciudadanía”,  aseguró la autoridad. 

Otro de los problemas que atraviesa  el departamento beniano  es el fanatismo religioso. La asambleísta departamental por Riberalta Claribel Sandoval dijo que hay grupos que calificaron a la vacuna como “satánica”. “Pudimos percibir que se conjeturó una fantasía en torno a la vacuna contra la Covid-19,  por ejemplo, dicen que es ‘la marca de la bestia’ y por eso te pedirán carnet para todo”, agregó. 

 El porcentaje de aplicación  es bajo, considerando que algunas empresas del municipio de   Riberalta lanzaron promociones para que la población se anime a recibir  la vacuna.

 Además,  varios restaurantes de comida rápida y otros establecimientos de alimentos lanzaron descuentos, combos gratis y otros beneficios  para todos los pobladores   que visiten sus locales portando el carnet de vacunación.   

Plan “Banderitas Blancas”

El Sedes de esta región emprendió nuevas políticas para ampliar el número de personas vacunadas. Organiza  brigadas de médicos   que  realizan visitas casa por casa  para vacunar a los pobladores. Se trata de la campaña “Banderitas Blancas”.

El director de esta institución explicó  que la curva de contagios en el departamento es  “baja” gracias a este plan de contingencia  y de campaña  que se lleva adelante  no sólo en la ciudad de Trinidad,  sino en todas las redes de salud, afirmó el profesional. 

Sakamoto dijo  que el nivel de contagios de una jornada bajó de 170 a 50 y prometió continuar con el plan “todos los días”,   además se aplicará los fines de semana. Luis Escóbar

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Más de
3
5