Formación técnica para combatir el virus de la deserción educativa

El Proyecto Formación Técnica Profesional beneficia a cientos de estudiantes del país apoyando su educación en la pandemia y propiciando su inserción laboral.
lunes, 24 de mayo de 2021 · 05:04

Página Siete / La Paz

Para poner en práctica las lecciones teóricas, Clara Verónica López hizo una excavación en su casa, levantó pilares y construyó la habitación en la que vive su hija. Para la estudiante de construcción civil del Centro Alternativo 11 de Octubre de Pando, la practica es imprescindible aun en la pandemia. Clara aprobó con distinciones y es uno de los muchos ejemplos en todo el país de estudiantes que  pueden continuar su formación con esfuerzo, creatividad y apoyo de programas como “Retoma tu formación”.
 
Implementado por Cooperación Suiza en Bolivia, el Proyecto Formación Técnica Profesional trabaja, en coordinación con el Ministerio de Educación , en el fortalecimiento y adecuación de los centros  al nuevo contexto. Y su objetivo es claro: “Combatir la deserción educativa e incorporar profesionales calificados de la formación técnica profesional, lo que será uno de los ejes estratégicos en la económica en Bolivia”, explica Sophie Delessert, jefa de la Cooperación Suiza en Bolivia.
 
Y es que la pandemia golpeó duro a la educación. La Unesco estimó que 3,1 millones estudiantes en América Latina, desde el nivel de preescolar hasta el nivel superior podrían dejar de estudiar como consecuencia del impacto económico de la pandemia. En Bolivia se estima que un 40% de los jóvenes no ha regresado a los institutos técnicos y tecnológicos debido a la crisis sanitaria.  Este porcentaje significaría que alrededor de 25.600 jóvenes en el país han dejado de formarse.    

“Las razones del abandono educativo son diversas, entre las más importantes, los factores económicos que genera una presión en los jóvenes para su incorporación temprana en el mercado laboral, los riesgos de contraer Covid-19 al momento de asistir a los centros si es que no encuentran suficientes medidas de bioseguridad, la limitada práctica en la educación técnica a efectos de la formación virtual y un aumento en las labores domésticas especialmente asignadas a las mujeres”, explica Delessert. 

En este contexto, el Proyecto Formación Técnica Profesional que es ejecutado por el consorcio Swisscontact -Fautapo impulsa  el fortalecimiento de las capacidades docentes en entornos virtuales, la adecuación de medidas de bioseguridad, la facilitación de software de simulación para carreras industriales, la articulación con servicios de contención emocional, alianzas con las operadoras telefónicas del país en la creación de planes móviles dirigidos a estudiantes.

El apoyo del proyecto llega a 40 institutos técnicos tecnológicos (ITT), 29 centros de educación alternativa (CEA) y tres centros de educación especial (CEE) públicos, ubicados en los nueve departamentos de Bolivia.

Para Norma Aguilar, docente de construcción civil en el Centro de Educación Alternativa 11 de Octubre de Cobija, el apoyo recibido por el programa ha sido fundamental. “Nos han dado formación a los docentes para que podamos dar clases remotas, algo que era nuevo. También han apoyado a los estudiantes con internet y vemos los resultados”, asegura.

“Retoma tu formación”
  
 En el marco de sus objetivos,  mañana el programa lanzará la campaña de sensibilización “Retoma tu formación” que  invita, a través de spots, a que los y las jóvenes sigan sus trayectos de formación y de trabajo, a que los empleadores valoren el conocimiento y las destrezas, los y las emprendedoras fortalezcan sus iniciativas, los padres y madres de familia apoyen la educación de sus hijas e hijos como siempre lo han hecho, y un poco más en estos tiempos de pandemia.

  La campaña tendrá tres rostros de ejemplos de formación: Esteban Quispe, joven  de Patacamaya, quien construyó robots de desechos de chatarra; José Luis Castro, formador de formadores de Pando y  Dolly Gómez, emprendedora cruceña desde hace 40 años en gastronomía, que cuenta su  historia de éxito en el oriente boliviano. Todos con el mismo mensaje : “La formación técnica funciona”.

 

Covid y  desempleo

  • •Desocupación   Según la encuesta  del INE sobre empleo de 2020, la tasa de desocupación en el área urbana de Bolivia llegó al 10,76% en el tercer trimestre 2020, siendo la cifra más alta de los últimos años por la pandemia. 
  • Jóvenes   . En el periodo 2014-2019, los jóvenes de 15 a 24 años representaron el 17% de la población total. En 2019 se tuvo un incremento  de  desocupación juvenil, llegando a casi 95.000 jóvenes, con un incremento de  37.000 nuevos casos.
     

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos