Familiares dejan flores a las madres que partieron antes

Decenas de familias, que perdieron a sus madres, no se olvidaron de ellas y acudieron en masa a los cementerios General y Mercedario de La Paz y El Alto.
viernes, 28 de mayo de 2021 · 08:24

Jorge H. Quispe C. / La Paz 

Entre el dolor de haber perdido  a la madre y el temor  por el contagio, decenas  de personas hicieron fila ayer en  las puertas del Cementerio General  de La Paz y Mercedario en  El Alto para dejar flores al ser  querido en el Día de la Madre. 

“Mi mamita murió el año pasado,  por eso vine temprano para  hacer fila y entrar al cementerio  para dejarle flores a su nicho”,  contó Marco Quispe, hijo de Julia  Condori, la mujer de pollera  que partió a la eternidad el año  pasado aquejada por la Covid. 

Como Marco, decenas de familiares,  protegidas con barbijos  y portando flores hicieron  fila pacientemente en el Cementerio  General para entrar al camposanto.  Si bien la Alcaldía dispuso  un tiempo de 45 minutos  para visitar a los familiares en los  pabellones, otros se quedaron  unos minutos más, mientras que  algunos aprovecharon el tiempo  para encargar un pequeño arreglo  al nicho de la madre. 

La fría mañana paceña contrastó  con los colores vivos de rosas  blancas, rojas y otras flores  que eran depositadas en los nichos  del cementerio. “Con esto  de la pandemia es peligroso, porque  se junta mucha gente, pero  no podía fallarle a mi madre”,  dijo por su lado Benedicto Mamani,  mientras rezaba delante  del sepulcro de su mamá. 

En las calles adyacentes al Cementerio  General, los comerciantes  vendieron globos, flores y  otros adornos por el Día de la Madre  que los familiares adquirieron.  Otras personas llevaban tortas  pequeñas para sus mamás. 

El año pasado el camposanto  no abrió por la pandemia, ahora  sí lo hizo y centenares de personas  llegaron al lugar. Desde la  administración del lugar dijeron  que al menos unas 10.000 personas  llegaron al cementerio. 

El camposanto estuvo abierto  desde las 7:30 hasta 16:30 y el público  ingresó por las puertas 1, 2,  3 y 4. Las salidas en orden fueron  por las puertas: 2, 5, 8 y 9.  

Unos 236 funcionarios municipales  se encargaron de que los visitantes  cumplan las medidas de  bioseguridad. 

Y mientras eso sucedía en La  Paz, en el Cementerio de Villa  Mercedario en El Alto decenas  de alteños también se dieron cita  en ese alejado camposanto para  rendir su homenaje a las madres  que se adelantaron. “Este cementerio  queda lejos, pero ningún  sacrificio está por demás  cuando se trata de saludar a la  madre que nos cuidó toda su vida”,  dijo Javier Siñani, vecino de  Río Seco, mientras dejaba unas  flores en el sepulcro de su madre  que falleció hace 10 años. 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos