Se importa oxígeno hace años y ahora buscan traer de dos países

El Gobierno gestiona ahora la compra de Chile y Brasil. El año pasado se importó un valor de $us 720.775 y hasta abril de 2021 se adquirió un valor de $us 600.601.
sábado, 29 de mayo de 2021 · 05:06

Página Siete  / La Paz

Bolivia importa oxígeno medicinal hace años y ahora sólo podrá hacerlo desde Chile y Brasil ante restricciones a las exportaciones de otros  países vecinos. Entre enero y abril de este año ya se ha comprado del exterior un valor de más de 600 mil dólares, monto cercano al erogado durante todo  2020.

“Se está trabajando en varios frentes, por un lado la posibilidad de abastecernos de países vecinos. El tema del oxígeno  es un problema que no sólo se da en Bolivia, sino en todos los países de la región y en este momento en cinco de nuestras fronteras, cuatro países han restringido la exportación de oxígeno. Se está haciendo un trabajo diplomático y se puedan hacer excepciones para el país para hacer importaciones”, afirmó  el viceministro de Comercio Exterior, Benjamín Blanco, a Bolivia TV.

Mencionó que actualmente Bolivia importa el oxígeno medicinal desde Chile, que sí tiene permitida la exportación, desde donde arribarán tres camiones cisternas cargados de 60.000 metros cúbicos, equivalentes a 85 toneladas, que serán distribuidos a distintos departamentos.

De forma paralela, Blanco dijo que se trabaja  con Brasil para que haga una excepción en su norma, que prohíbe la exportación, pero que recién el Ministerio de Salud del país vecino ha dado su visto bueno para atender la necesidad humanitaria  y permitir la salida de  320 mil metros cúbicos, que equivalen a 424 toneladas, de las cuales  se podrá importar alrededor de 53 toneladas por semana. Esto se dará una vez que la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) de Brasil dé luz verde a la resolución.

Según la autoridad, las características de transporte y el volumen condicionan a Bolivia para que importe oxígeno sólo de  países vecinos, a esto se suman las restricciones que hay en Argentina, Brasil y Perú, lo que agrava más la situación internacional de emergencia sanitaria.

“A pesar de esas condiciones, el estado de las relaciones bilaterales y la acción diplomática boliviana están posibilitando la flexibilización de las restricciones para asegurar la llegada de ese insumo al país”, insistió.

Añadió que  si bien  Perú aún mantiene restricciones a la exportación del “preciado” oxígeno para salvaguardar su consumo interno, se consiguió que unidades de transporte de ese país puedan

coadyuvar en el traslado del mismo  para Bolivia desde otros países.

“Entonces tenemos camiones con placa peruana transitando hasta Santiago, cargando oxígeno producido en ese país y trayéndolo a Bolivia”, indicó. Pese a las restricciones, anunció que  con Argentina ya se ha gestionado la excepción de exportación a favor de Bolivia de 30 metros cúbicos de oxígeno desde una planta que está ubicada en Tucumán. “Estamos a la espera de la confirmación”, manifestó.

A  mediano plazo  se proyecta la posibilidad de internar plantas generadoras de oxígeno, compras de isotanques y contenedores criogénicos para almacenamiento y transporte.

El insumo médico es usado para asistir a pacientes en UTI.
Foto: Archivo Página Siete

La crisis del oxígeno medicinal  golpea a Bolivia desde hace algunos días.

 En Tarija, en tres días se registraron al menos ocho muertes, según reportes locales. Por ejemplo, el Hospital Obrero  requiere por día entre 150 a 180 tubos de oxígeno, mientras que el San Juan de Dios, alrededor de 250.

En Santa Cruz y Cochabamba, familiares de enfermos con Covid-19 hacen   filas de casi 24 horas en las puertas de las plantas generadoras de oxígeno, para recargar apenas un cilindro y así mantener con vida a sus seres queridos.

En Bolivia, ambos departamentos son los más golpeados por la tercera ola de la pandemia. No obstante, el reporte de la falta del oxígeno también afecta  a   Potosí y Chuquisaca.

En los últimos tres años y en lo que va de este 2021, Bolivia internó oxígeno desde nueve naciones y principalmente de Brasil, Argentina, Paraguay, Perú y China, según datos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

En 2018 la compra  significó 205.774 dólares; luego subió a 414.941 dólares y en 2020 se disparó a 720.775 dólares y durante los cuatro primeros meses de este  año ya alcanza un valor de  660.601 dólares (observar infografía).

 

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Más de