30 niños que pasaron la Covid-19 sufren el Síndrome Inflamatorio Multisistémico

Los casos se reportaron en Santa Cruz. Los especialistas solicitan  a los papás o tutores de menores de edad que pasaron el coronavirus,  estar alertas ante alguno de los síntomas de esta  enfermedad.
miércoles, 5 de mayo de 2021 · 05:24

Verónica Zapana S.  / La Paz

En Santa Cruz, al menos 30 niños que pasaron la infección del coronavirus fueron diagnosticados con el  Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico (MIS-C). Especialistas piden a los papás o  tutores de menores de edad que tenían la Covid-19,  estar alertas ante alguno de los síntomas de esta  enfermedad. Los médicos aseguraron que este mal  tiene tratamiento.

“Tenemos conocimiento  que durante este año se han reportado al menos 30 casos de Síndrome Multisistémico Pediátrico en Santa Cruz”,  explicó  a Página Siete   Carlos Paz, infectólogo pediatra, miembro del Consejo de Asesores de la Comunidad Científica (Cocem- Ucebol)  y    vocero de la Sociedad Cruceña de Pediatría.

En el Hospital del Niño Mario Ortiz de Santa Cruz, el jefe del área de Covid-19, Ramiro Cabrera,  explicó  que desde  diciembre de 2020 hasta abril de este año, se registraron “15 casos de este síndrome”. “(Es una enfermedad)  catalogada como extremadamente rara, pero ocurre”,  dijo  a Página Siete el especialista.

Paz explicó que el MIS-C es una enfermedad que se presenta “pos-Covid”, es decir que se  registra  luego de que un niño enfermó por el coronavirus. “Puede presentarse una, dos o tres semanas después”, indicó. 

Aseguró que incluso  este síndrome se puede presentar hasta seis semanas después de pasar la Covid-19. Ante esta situación, el especialista sugirió a los papás   estar atentos a la evolución de la salud de sus hijos en caso de haber registrado un brote  de coronavirus en la familia.

De acuerdo con Cabrera,  este síndrome  es un estado grave de afectación hemodinámica y el paciente afectado presenta un estado de shock.

Los  síntomas del MIS-C son muy similares a la enfermedad de  Kawasaki, que es  una infección o una respuesta inmunitaria anormal;  además,  registra  una vasculitis que afecta -en particular-  a los vasos del corazón.
 
Paz explicó que el MIS-C registra además  un  cuadro gastrointestinal:  diarrea y vómitos. El especialista indicó que el paciente reporta además  fiebre alta, manchas en el cuerpo, lesiones en la boca, sistema linfático inflamado y lengua en frutilla.

 “Si en la familia hay un niño con un cuadro parecido es importante que inmediatamente  el pequeño  acuda al hospital para que  luego de unos  exámenes, el personal de salud pueda realizar un  diagnóstico”, dijo el médico e indicó que el menor de edad afectado puede presentar complicaciones en el corazón.

El profesional aseguró que  las complicaciones  cardiacas son las más temidas porque “como el  nombre de la enfermedad dice: es multisistémico,  es decir que se inflaman varios lugares del cuerpo como la piel, el corazón y  los ojos”.  “Si  no se trata a tiempo, el niño puede fallecer”, explicó. 

 ¿Qué ocasiona este síndrome? Según  ambos profesionales, esta enfermedad se presenta  luego de pasar  la Covid-19. “Aún no se conoce por qué se desarrolla en algunos niños y en otros no”, dijo  uno de los médicos.  

De acuerdo con Paz -que   radica en Brasil y es el jefe de la Planta de la Emergencia y Semi-intensiva del Servicio de Pediatría del Hospital Santa Casa de Misericordia de Sao Paulo-, existen algunas teorías que indican que la  mutación genética puede favorecer a que algunos niños tengan el síndrome y otros no.

El experto dijo que aunque no se cuenta con  una cifra oficial de la patología,  se conoce que entre marzo y abril fallecieron cuatro niños por este síndrome. “Es decir que la tasa de incidencia de letalidad alcanza al 15%,  siete veces más que el 2% de la media que se registra en la región”, indicó.

El médico aseguró que este  índice llama mucho la atención,  ya que en otros  países vecinos, la cifra es más baja. “¿Por qué mueren los niños que son el futuro de Bolivia? Por una  falla en el  diagnóstico. Los papás no saben que (los  pacientes)  rápidamente se pueden complicar y llevan  tarde al hospital por una atención médica. El medicamento es muy caro para esas familias”, cuestionó.

Ambos profesionales  indicaron que este síndrome se puede tratar con al menos 10 frascos de Gammaglobulina  que tienen un valor de un poco más de 2.000 bolivianos. Se usan además  corticoides.

De acuerdo con los especialistas, la enfermedad se registra más en pequeños que se encuentran  en una edad escolar.

En La Paz, Ramiro Narváez, exdirector del Servicio Departamental de Salud (Sedes),  indicó que en este departamento no se registró  ningún caso  y aseguró que este  síndrome se reporta uno en cada 100 mil casos. “Es muy raro”, aseguró.

En Pando, el director  del Sedes, Danny Mendoza, explicó  que  todavía  no se  reportaron  casos de esa naturaleza en esta región. Agregó que tienen un caso positivo de Covid-19 internado en el área de terapia intensiva del Hospital Galindo. “El paciente tiene edema intracraneal con edema cerebral. El personal de Neurología piensa en una vasculitis cerebral por Covid”, dijo.

Este medio intentó comunicarse con el Ministerio de Salud para conocer si se cuenta con un registro de casos de esta patología, pero no se respondió al pedido.
 

¿Cómo se puede prevenir el MIS-C?

La mejor forma de evitar el Síndrome Inflamatorio Multisistémico es prevenir la infección por coronavirus, de acuerdo con los médicos.  Esto significa seguir las pautas de salud pública durante la pandemia, como usar barbijos, lavarse  las manos   con frecuencia, practicar el distanciamiento social, evitar las multitudes y recibir la vacuna de la Covid-19 cuando esté disponible.

Este  síndrome afecta a cada niño de formas diferentes. La inflamación puede afectar el corazón, los vasos sanguíneos, los riñones, el aparato digestivo, el cerebro o los ojos. A veces, esta inflamación puede dañar órganos, especialmente el corazón, o causar demasiada coagulación en los vasos sanguíneos, según el portal  kidshealth.org. 

El diagnóstico temprano de esta enfermedad  es muy útil en el período actual para identificar a los niños que requieren tratamiento y para prevenir la disfunción ventricular izquierda y la insuficiencia cardiaca aguda, según un artículo de la Revista  Latinoamericana de Infectología Pediátrica.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Más de
58
50