Con bombos, bebida y Covid: fiestas en Oruro cuestan más de $us 200 mil

Al menos 10 grupos amenizaron las fiestas realizadas en galpones, donde hubo cientos de invitados concentrados en plena pandemia. Los festejos patronales tuvieron bebidas y entradas folklóricas.
domingo, 13 de junio de 2021 · 05:26

Daniela Romero L. / La Paz

Cuando caía la noche del pasado domingo 6 de junio, la guitarra, el bajo y la pista de fondo de la banda alemana Modern Talking pusieron a bailar a los prestes de Huachacalla y a cientos de invitados que, en un gran galpón,  se entregaron del todo al hit Cheri Cheri Lady y a toda la música eurodisco de la década de los años 90.

   Horas antes del “broche de oro”, matracas, bombos y platillos sonaban en la plaza principal de esa población orureña al ritmo de la morenada. Más tarde, el escenario estuvo ocupado por agrupaciones argentinas como La banda de lechuga y Marilyn, además de grupos peruanos y la Banda Intergaláctica Poopó.

  El gran festejo por Corpus Christi y en honor al “patrón Santiago” duró cuatro días. Los prestes se percataron de tener todo en orden: música, comida y bebidas para los cientos de invitados, pero olvidaron un pequeño detalle: estamos en pandemia.

El alcalde de Huachacalla, Iván Rodríguez, informó que se convirtió en parte demandante de la investigación que abrió la Fiscalía contra los organizadores de la fiesta de cuatro días. Dijo que no estaba enterado que se iba a desarrollar el preste, aunque después salió en defensa de los comunarios.

Modern Talking  tocó en la fiesta patronal de Huachacalla.
Foto:Captura de video

“La gente piensa que somos un pueblo de contrabando y no es así. Aquí tenemos el Regimiento Segundo de Infantería y el CEO, nosotros apoyamos su trabajo. Hay tres grupos (de pobladores) que hacen sacrificios para (contratar) los grupos, hay empresarios, industriales, pero no somos contrabandistas”, aseguró.

Sobre el contrato de Modern Talking, Rodríguez dijo que no sabe cuánto costó la presentación aunque se animó a decir que, generalmente, se paga entre 2.000 y 5.000 dólares.

Emilio Gutiérrez, un exejecutivo de los empresarios, calcula que en cada fiesta patronal se gastan por lo menos 200 mil dólares. En este monto se toma en cuenta que son al menos 10 agrupaciones que se presentaron, hubo una entrada folklórica con bandas, los equipos de sonido, comida y el contrato de bebidas que van desde cerveza hasta whisky. 

Gutiérrez señaló que con ese dinero los pobladores podrían construir caminos y hospitales que ahora son necesarios.

Huachacalla está  en Oruro, en  la carretera internacional hacia Chile. Su población llega a 1.067 habitantes y la superficie territorial es de  32 kilómetros cuadrados.

 Rodríguez contó que entre todos los pobladores “son familia” porque es una comunidad chica. Así, se ejecuta el llamado “ayni”, una especie de cooperación “yo te ayudo, tú me ayudas”. Para la fiesta de principios de junio, según el Alcalde, recurrieron al ayni para pagar todos los gastos.

Mr. President en el gran escenario de Sabaya, en mayo.
Foto: Captura de video

 Un ingeniero en sonido  explicó que la puesta en escena de los equipos, entre luces, parlantes, consolas, etc., puede llegar a costar hasta los 20.000 dólares por día; el precio también depende de la calidad de los equipos.

El 6 de junio, los pasantes subieron al escenario a bailar junto con los alemanes de Modern Talking. Abajo, los invitados, gran parte de los bloques de morenada, tuvieron el detalle de estar con los mismos trajes, sombreros y colores. 

Nadie llevaba barbijo, tomaban cerveza de las mismas latas y se codeaban bajo el son de la música. Algunos llevaban la mascarilla debajo del mentón. El jueves 10 de junio se conoció de manera oficial que  adolescentes menores de 18 años dieron positivo a la Covid-19. En total, se reportaron 68 casos en esa población.  

Mr. President en Sabaya

Casi un mes antes, el domingo 2 de mayo, la festividad del Señor de San Felipe se desarrolló en la población orureña de Sabaya al ritmo del éxito  Coco Jamboo  del grupo alemán Mr. President. Este municipio es aledaño a Huachacalla, se encuentra cerca de la frontera con Chile.

   Un escenario de primer nivel recibió al dúo internacional. Delroy Rennalls con un traje rojo impecable y zapatillas blancas y   ella, Franziska Frank (Franzi), con un vestido de lentejuelas y unos tacones negros.

Los prestes improvisaron un galpón, cuyo techo estaba hecho con metros y metros de lona roja y blanca. Los  cientos de invitados se acomodaron en todo el espacio para bailar. La mayoría se puso muy cerca del escenario. Las cajas de cerveza estaban al medio de cada pequeño grupo que se hacía bailando.

   Uno de los dirigentes folklóricos de Oruro, que prefirió no dar su nombre, dijo que el contrato de este grupo fue por al menos 4.500 dólares. No obstante, la fiesta patronal tuvo otros grupos que se presentaron esos días, el montaje del escenario fue de primer nivel. En los videos se ven parlantes gigantes alrededor del escenario.

El presidente de la Asociación de Conjuntos Folklóricos del Gran Poder, de La Paz, René Lima, no quiso referirse a las fiestas de Oruro en pandemia. Dijo que en La Paz se dio prioridad a la salud en 2020 y 2021.

En Sabaya nadie  usaba barbijo y mucho menos respetaba el distanciamiento social; al contrario, los abrazos se fundían cada vez que comenzaba una nueva canción y las latas de cerveza iban de boca en boca sin ningún tapujo.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

10
55