El SUS no logra cubrir todas las necesidades de los casos Covid

En los casos leves, el Sistema Único de Salud cubre los fármacos básicos. En casos graves, este seguro cubre la internación de camas de terapia intensiva.
lunes, 14 de junio de 2021 · 05:24

Verónica Zapana S.  / La Paz

La familia España recibió un golpe duro: cinco de sus integrantes dieron positivo a  la Covid-19. De ellos, sólo uno tenía seguro social y los otros cuatro recibieron  atención a través del  Sistema Único de Salud (SUS). 

“Al principio llevamos a mi papá a un centro privado porque  ya tenía una saturación muy baja, pero ya no teníamos dinero para cubrir los requerimientos” , contó a Página Siete   José, uno de los tres hijos de la familia España. Ante la falta de recursos, su papá fue trasladado a un  hospital público para recibir  atención médica y gratuita a través del SUS.

“En el hospital público y pese a que mi papá era beneficiario del SUS, todos los días  nos pedían medicamentos y hasta guantes de látex. Hemos gastado más de 15.000  bolivianos para comprar todo lo que pedían (los médicos), hasta vendimos algunas pertenencias”, dijo y contó que pese a todos los  esfuerzos, su padre perdió la batalla contra la Covid-19. Aseguró que quizás el pago por atención médica hubiera sido más alto, pero el SUS cubrió la internación.

De acuerdo con el secretario general del Colegio Médico de Bolivia, Freddy Fernández, en teoría el SUS debería cubrir toda la atención del paciente con coronavirus: desde  la medicación  hasta atención a pacientes con síntomas leves y moderados, además de la  internación de casos graves en   terapia intensiva.  “Pero lastimosamente (este seguro) no cubre todas las necesidades de los enfermos”, sostuvo. 

El SUS está vigente en el país desde el 1 de marzo del año  2019. Este sistema de salud tenía  el objetivo de cubrir la mayoría de las prestaciones de salud de toda la población que no cuenta con un seguro de salud. Y  con la Ley de Emergencia Sanitaria 1359, la atención a  pacientes con Covid-19  también se debe realizar a través de  este sistema de salud.

Fernández aseguró  a Página Siete que en muchos  casos, cuando los pacientes con coronavirus están en estado grave, deben peregrinar por una cama de internación, incluso esperan horas y días para ingresar a Cuidados Intermedios o Terapia Intensiva. “Como todo está colapsado, el paciente queda a su suerte”, dijo.

Según el representante del  sector,  las familias de los  pacientes positivos que tienen “la suerte de encontrar una cama de internación”, deben luego   buscar y comprar los medicamentos requeridos. Muchas de las farmacias de los hospitales públicos no cuentan con las medicinas  que necesitan las personas con Covid-19, en especial las que están entre la vida y la muerte en una unidad de terapia intensiva.
 

La responsable de Seguros Públicos del Servicio Departamental de Salud (Sedes) Tarija, Rosa Segobia, dijo a Página Siete que desde el inicio de la pandemia  del coronavirus en el país, la atención,  la internación  y los  medicamentos para pacientes  con Covid-19 se cubren a través del  SUS “en función de la existencia y la disponibilidad en el mercado”.

Segobia dijo que a través de este seguro gratuito, el enfermo puede recibir   la dotación del plasma,  si es que hay donante. Sostuvo  que la cobertura es “casi total” e indicó que el Ministerio de Salud hizo las directrices de este seguro   para atender la pandemia. “Hay  un paquete  para paciente Covid y otro para  sospechoso”, explicó.

Según la autoridad del Sedes tarijeño, cuando el paciente está internado,  recibe los  medicamentos de acuerdo con  la disponibilidad de la farmacia del hospital.  Las medicinas que no se encuentran en el centro  deben ser compradas por  familiares del enfermo.

  “Como se tiene desabastecimiento, el paciente debe cubrir esos gastos. Si el enfermo está muy grave, el médico le da otro tipo de fármaco, eso también  debe  cubrir la familia”, dijo. 

El director del Sedes Potosí, Eloy Tirado,  aseguró  a Página Siete  que en los hospitales  públicos  de  Villa Imperial, destinados a la pandemia, el SUS cubre todo. “En el Centro Covid Sevilla atendemos a pacientes pediátricos y con otras dolencias, además  de  mujeres gestantes. Tenemos medicamentos, (también el servicio de)  internación”, dijo. 

 Según Tirado,  recientemente se  inauguró una planta de oxígeno para abastecer a los hospitales. 

Para  acceder al seguro, la gente debe hacer trámites.

El  secretario de Salud del municipio de El Alto, Henry Flores, relató que el SUS cubre todas las prestaciones de pacientes leves. “Tenemos lo básico, antigripales, antiinflamatorio y otros”, dijo. Explicó  que los medicamentos  para  terapia intermedia e intensiva “faltan”, por lo que el paciente debe cubrir ese gasto. “Tenemos desabastecimiento de fármacos. Estamos como apagando incendios,  dando poco a poco los medicamentos a los hospitales que necesitan”, dijo.

En El Alto, esta situación ocurre  porque no  hay  un centro para almacenar los fármacos. “Ya hemos presentado un proyecto al Concejo Municipal y así se pueda implementar este espacio. Si se aprueba,  haremos que su construcción sea lo antes posible para hacer licitaciones grandes para almacenar grandes stocks”, sostuvo. 

Según Miguel Valverde, epidemiólogo del Hospital La Paz,  “el SUS no funciona porque sólo cubre  los gastos de hotelería, es decir de estadía del paciente, pero no da  los medicamentos”. Contó que  conoció que  en algunos casos, en el tercer nivel,   el pago del terapista es  a través del SUS, pero en segundo nivel  lo cubre la familia del enfermo. “(Eso ocurre) porque el sistema no permite, ya que terapia intensiva corresponde al tercer nivel, no al segundo.  Deja las manos atadas”, agregó.

En puertas  del Hospital de Clínicas, hay  fila para consultas.

El especialista aseguró que -por ejemplo- si se atiende a una paciente positiva y embarazada, el seguro  paga  el gasto del parto, pero no de la Covid. “Eso va por cuenta del bolsillo del paciente”, sostuvo. 

El principal problema es el costo de los medicamentos para terapia intensiva.  “Los médicos no tienen otra opción de dar la receta al familiar para que consiga los fármacos. No le  dan alternativa”,  dijo el profesional.

El  presidente de la Sociedad Boliviana de Medicina Crítica y Terapia Intensiva (Sbmcti), filial La Paz, Juan Guerra, explicó que los pacientes críticos necesitan  sedantes y relajantes,  fármacos que los hospitales ya no tienen. “Así que no se tiene otra alternativa más que solicitar a los familiares que adquieran esos medicamentos, no tenemos otra alternativa”, indicó.

Ciudadanos   hacen el trámite para  la transferencia al SUS.

Guerra  explicó que los hospitales del   complejo de Miraflores no tienen  recursos económicos para adquirir   medicamentos. “El Gobierno nos debe más de 42.000 bolivianos y no tenemos con qué comprar los fármacos”, dijo.  Explicó que   podrían pedir prestado, pero no es viable. “Somos malos pagadores, nos adeudamos y no podemos cancelar a nuestros proveedores”, indicó.

El jefe de Terapia Intensiva del Hospital de Clínicas, Alejandro Enríquez, dijo  que su unidad  tiene todos los medicamentos para los  internados.  “Los pacientes no pagan nada porque son atendidos a través del SUS”, dijo.

 Luego de vivir un calvario, José pide a las autoridades realizar todos los esfuerzos para ayudar a la gente que sufre por la Covid-19. 

 

El 50% de las 52  camas en  Potosí  son ocupadas por afiliados al seguro de salud
El sistema público se satura por atender a los del  seguro social

Verónica Zapana S.  / La Paz

Las autoridades de los Servicios Departamentales de Salud (Sedes) y médicos de diferentes  hospitales explicaron que el sistema público de salud  está saturado porque recibe  a los  afiliados a los   seguros de salud.

“Ahora, el 50% de las 52 camas llenas que tenemos en el Centro Covid Sevilla están ocupadas por pacientes con seguro social”, dijo  el director del Sedes de Potosí, Eloy Tirado.

Las instalaciones  del Centro Covid Sevilla, espacio que fue habilitado  en  la ciudad de Potosí.
Foto:El Potosí

Explicó que muchos pacientes de la Caja Nacional de Salud (CNS) prefieren conseguir una internación  en el sistema público porque el seguro no tiene condiciones para atender a los  afiliados. “No tienen ni oxígeno”, dijo.

Aclaró que  estos pacientes deben cubrir  los gastos de medicamentos y atención. “No podemos negarles la atención y la internación porque eso indica la Ley de Emergencia, pero no podemos cubrir  los gastos. Eso debe hacerlo su seguro social  o sus familiares”, agregó. 

El director del Sedes potosino aseguró que ante esa situación,  la CNS ya se contactó para hacer un convenio interinstitucional. “Les hemos dicho que no había problema, que  podíamos internar a sus  pacientes. Ellos pueden traer  a su personal,  insumos y  medicamentos para la atención de sus afiliados”, dijo.

No es el único departamento que  reporta este  problema. Según el presidente de la Sociedad Boliviana de Medicina Crítica y Terapia Intensiva (Sbmcti)  filial La Paz, Juan Guerra, esta situación se repite  en todo el país. 

“La mayoría de los seguros no tienen ni  terapia intensiva o tienen muy pocos espacios. El único que tiene más camas es la CNS, pero aún así  este seguro es rebasado por el incremento de casos y por eso, los pacientes acuden a los  hospitales públicos”, dijo.

Guerra aseguró que los  médicos que se contagiaron son los que buscan esos espacios porque   sus seguros no tienen espacios.  Reiteró que  es  muy crítica la situación de las camas de terapia intensiva y hasta de hospitalización. “Cuando se llega a los picos más altos de la pandemia,  todo queda rebasado y los pacientes con o sin seguro son internados en los nosocomios públicos. En ese momento no se puede escoger porque es una vida es la que está  en juego”, explicó. Agregó que  si los seguros contarían con las camas adecuadas,  el sistema público podría atender a más pacientes que no tienen seguro en esos espacios.

Wilson Salazar,  expresidente del Colegio Médico de Pando,  indicó  que en esa región los hospitales Covid atienden  a pacientes con y sin seguro. “Es  porque ningún seguro de salud cubriría la demanda de sus  afiliados a causa de la pandemia”.

 En la ciudad de El Alto, la población reclamó que en la primera y segunda ola, el Hospital del Norte, un nosocomio público y de tercer nivel,  no atendía a la gente  sin seguro porque estaba colapsado;  todas sus camas están llenas de pacientes con seguro de salud. “No es justo que hagan esas atenciones, cuando nuestra gente se está muriendo”, dijo entonces una mujer que buscaba atención para un familiar con coronavirus.

 
Según el jefe de Terapia Intensiva del Hospital de Clínicas, Alejandro  Enríquez, en ese centro  no reciben a pacientes con seguro social  porque “la prioridad” es la atención a los que no tienen este beneficio.  Este centro cuenta con medicación y atención gratuita.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Más de