Después de fiestas, casos covid llenan los hospitales de Oruro

“Tras una fiesta sabemos que se van a llenar los hospitales”, dicen médicos. Municipios en los que hubo prestes tienen tasas de letalidad de 14,2% frente al 2,2% nacional.
lunes, 28 de junio de 2021 · 05:04

María Mena M.  / Oruro

“Hay una fiesta y a los  tres días ya aparecen  los pacientes. Cuando se les pregunta dónde se han contagiado, dicen ‘he ido a una fiesta de cumpleaños, he ido a un preste, a un bautizo o matrimonio’. Ése es el común denominador de los casos que llegan”, lamenta el director del Hospital General San Juan de Dios, Israel Ramírez. Oruro es el departamento con mayor tasa de letalidad por Covid-19 y  se mantiene en alerta ante los contagios que se multiplican  en los festejos.  

 “Escuchamos que hubo una fiesta y sabemos que nos van a llegar casos. Nos decimos entre los médicos ‘hubo fiesta en tal lugar’, y nos empezamos a preparar para la llegada de pacientes”, dice Ramírez. Y recalca: “hay  irresponsabilidad de los ciudadanos en el sentido de que no cuidan su salud y eso hace que el riesgo de enfermar y de morir sea  alto”.

Los casos  van en descenso en Oruro. El reporte del Servicio Departamental de Salud (Sedes) daba cuenta de 79 nuevos  positivos de coronavirus y ocho decesos,    el 23 de junio. El acumulado, desde que llegó la pandemia, es de 18.511 contagios  y  1.151 fallecimientos.


Si bien los casos están por debajo de los de las regiones del eje, Oruro presenta la mayor tasa de letalidad del país durante la pandemia: 5,4% cuando  la media nacional es de 2,2%. 

Según el director técnico del Servicio Departamental de Salud de Oruro, Juan Carlos Challapa, la mortalidad en la ciudad de  Pagador es de 5,4% pero municipios incluso registraron tasas por encima del 14%. “El nivel de letalidad en la ciudad es de 5,4%, pero hay como referencia tasas más elevadas en Caracollo, Totora, Huachacalla, Esmeralda, Eucaliptos, Santiago de Machacamarca y Poopó, donde la letalidad es de entre  5,6% y 14,2%”, precisa Challapa.

 Las autoridades de salud de Oruro continúan en alerta ante un posible repunte de casos positivos; sobre todo porque algunos ciudadanos no aplican las medidas de bioseguridad como el distanciamiento social y el uso del barbijo. El incumplimiento se multiplica en fiestas ,  prestes  u otros acontecimientos masivos que generan concentraciones masivas y consumo de alcohol.

Las fiestas “covid” en Oruro

Un preste que generó críticas a nivel nacional se celebró el pasado 6 de junio en el municipio de Huachacalla. Hubo cientos de invitados y participaron grupos internacionales  como la banda alemana Moder Talking y los grupos argentinos La banda de lechuga y Marilyn, entre otros que amenizaron la fiesta patronal que se extendió por cuatro días.

En las imágenes de la celebración, que circularon en las redes sociales, nadie lleva  barbijo  o los tienen debajo del mentón;  además, comparten cerveza de la misma lata y no existe el mínimo distanciamiento.

Días después de la sonada fiesta, el Sedes reportó casos nuevos de coronavirus en adolescentes, aunque no detalló su procedencia ni las causas del contagio.

“Oruro se caracteriza por ser un departamento con muchas costumbres como las fiestas patronales que empiezan desde la zona del occidente y se extienden por la parte central. Hace poco hubo una grande en  Huachacalla con conjuntos y grupos que llegaron del exterior. Esas fiestas  derivan en el relajamiento de las medidas de bioseguridad”, afirma el presidente del Colegio Médico de Oruro, Alberto Salinas.

En enero, una fiesta de graduación realizada en el municipio de Machacamarca fue identificada como el principal foco de infección de  covid. Una familia que llegó a esa localidad invitada fue la causante de propagar el virus, según los médicos.

Huachacalla y Machacamarca están en la lista de los municipios con los niveles más altos de letalidad, llegan  hasta 14,2%.

 “Siempre van a repercutir (las fiestas). Porque ahí hay aglomeraciones, bebidas alcohólicas. No se los puede controlar. Así es como se contagian, luego van a la ciudad y están circulando en mercados o lugares públicos y eso hace que los casos sigan aumentando en Oruro”, explica Salinas.

Recientemente el doctor  Ramírez atendió en el Hospital  San Juan de Dios a una familia de siete miembros que habían asistido a un matrimonio en Santa Cruz, donde se contagiaron de covid. Cuando retornaron a Oruro, manifestaron síntomas y tras la prueba PCR todos dieron  positivo. De los siete miembros, cinco adultos mayores perdieron la vida. 

Hospitales  de Oruro atienden casos de covid con personal a contrato e impago.
Foto:Archivo

 

Médicos impagos

Los nosocomios de referencia para la atención de pacientes con coronavirus en Oruro son: el San Juan de Dios, el Hospital de Tercer Nivel Oruro Corea y la Caja Nacional de Salud. 

El San Juan de Dios y el Oruro Corea dependen de la Gobernación y tienen una sola administración, encabezada por Israel Ramírez. El primero tiene capacidad para 16 camas en UTI, de las cuales sólo una estaba disponible  el 24  de junio y de las 60 camas en terapia intermedia todas están ocupadas. Los pacientes son oxigenodependientes y requieren un promedio de 15 libras por minuto.

De acuerdo con Ramírez, Oruro superó la etapa crítica de demanda de oxígeno. El Hospital General San Juan de Dios tiene un tanque de oxígeno líquido de seis toneladas y el Oruro Corea tiene otro tanque de 2,8 toneladas. Además, cuentan con una planta que genera de 20 a 24 cilindros al día.

“En los próximos días vamos a inaugurar una planta generadora de oxígeno que va producir al día de 150 a 200 cilindros”, anuncia

Respecto al personal médico, Salinas precisa que más de 400 profesionales de diferentes especialidades trabajan a contrato y no se les paga desde hace dos meses. Advierten con realizar medidas de presión .

“Es personal a contrato y no es suficiente. Ya deberían tener ítem y lo peor es que se les debe  dos meses de salarios. Puede haber sorpresas como un paro”, advierte el presidente del Colegio Médico.

 

El Centro de Aislamiento Municipal -situado en el Parque Acuático kilómetro 5 carretera a Pisiga- tiene 44 camas y  26 pacientes internados. 

El Hospital San Juan de Dios  tiene el 99% de camas de terapia intensiva ocupadas.
Foto:Archivo

“Somos un centro de aislamiento para  sintomáticos que no quieren confinarse en sus domicilios para no contagiar a sus familias. Atendemos a pacientes críticos y hacemos la derivación si es necesario”, dijo José Luis Choque, responsable del Centro de Aislamiento Municipal.

Para este fin de semana en Pisiga  se prevén fiestas. El personal del centro ya toma previsiones. “Los casos aumentarán en algunos días”.

 “Hay historias que te arañan el corazón, provocan un inmenso dolor y uno no puede hacer nada. Se siente impotencia porque se enfermaron por irresponsables. Es doloroso hablar de casos específicos;  he presenciado  muchos que me han desgarrado el corazón, como el de esa familia de siete miembros de los que cinco perdieron la vida”, lamenta el doctor Ramírez.

 

Los jóvenes se exponen en las  fiestas
Colegio Médico plantea  vacunar desde los 20 años

El Colegio Médico de Oruro propone que el grupo etario de vacunación contra la Covid- 19 se amplíe a los 20 años, debido a que los jóvenes están en permanente actividad y asisten a eventos sociales como fiestas, graduaciones, cumpleaños y otros  acontecimientos. Por instrucción del Ministerio de Salud, desde el 24 de junio se inmuniza a  personas mayores de 30 años.

La vacunación  actualmente es a mayores de 30 años.
Foto:Ministerio de Salud

“Las vacunas están llegando a los centros de salud, pero están vacíos. Por eso, en el COE he planteado que se abra el paraguas y se empiece a vacunar a los jóvenes a partir de los 20 años. Es una población vulnerable”,  dijo el presidente del Colegio Médico de Oruro, Alberto Salinas.

El responsable de Epidemiología del Sedes, Waldo Rozo, informó que  en el municipio de Oruro hay 22 centros  donde se realiza la vacunación  y otros dos puntos masivos en la Facultad Técnica y en el Polifuncional de Economía.

“En las áreas rurales los municipios tienen que venir a recoger las dosis para que empiecen con la vacunación masiva”, precisó Rozo.

Según el director técnico del Sedes, Juan Carlos Challapa, entre las estrategias para mitigar los casos  están la vacunación masiva y el monitoreo de las personas inmunizadas,  garantizando la aplicación de pruebas nasofaringes que tienen una efectividad similar a las PCR. Además  de la identificación precoz de otras variantes del virus (se identificaron  20 positivos de la cepa amazónica) y  la conformación de brigadas de vigilancia comunitarias, entre otras acciones.

 “En la primera ola se han tomado decisiones acertadas, muchas de las restricciones fueron efectivas. No pasó lo mismo en la segunda ola. Esta escalada de casos ha evidenciado que hemos entrado a una suerte de relajación en nuestra población al no emitir medidas de restricción”, dijo Challapa.

La ciudad de Oruro aplica una cuarentena mixta. De lunes a viernes la circulación vehicular está permitida desde las  5:00 hasta las 20:00 y los fines de semana y feriados se aplica una cuarentena rígida.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Más de
3
10