Hasta la fecha, Rusia entregó el 14% de las vacunas contratadas por Bolivia

Desde enero, Bolivia sólo recibió 745 mil dosis rusas. Se firmó contrato para adquirir 5,2 millones de unidades, que debían llegar hasta mayo.
martes, 29 de junio de 2021 · 09:40

Luis Escobar / La Paz

En diciembre, el Gobierno suscribió un contrato con el Fondo Ruso de Inversiones para la provisión de 5,2 millones de vacunas Sputnik V que debían llegar hasta mayo en tres partidas distintas. Hasta  la fecha,  Rusia  cumplió con el 14% de las dosis comprometidas; además tiene problemas en la provisión del segundo componente. Sin embargo, el Gobierno garantizó el arribo de la segunda dosis de este laboratorio para julio e indicó que en un último caso se utilizaría otra marca.

El cronograma que se suscribió el 28 de diciembre establece que en marzo de este año tenía que llegar la primera remesa de 1,7 millones de dosis. En abril y mayo se esperaban lotes con cantidades similares hasta completar los 5,2 millones. Pero, hasta la fecha, Bolivia sólo  recibió  735.000  primeras dosis y  10.000 segundas dosis porque ese país da prioridad a la inmunización de sus ciudadanos ante el incremento de contagios de coronavirus.

Las primeras 225.000 dosis de la vacuna rusa llegaron al país entre el 14 y el 20 de abril para comenzar con la inmunización a personas mayores de 60 años. Quedan menos de tres semanas para  la aplicación de las segundas dosis de este lote.

El Gobierno boliviano continúa las gestiones con Rusia para traer las 225.000 segundas dosis y  conseguir más lotes del primer componente, según el viceministro de Comercio Exterior, Benjamín Blanco.

También puede leer: Bolivia está en una desescalada y los casos de Covid-19 bajan en un 23% 

“Tenemos previsto el arribo de las segundas dosis de las vacunas Sputnik-V para julio y está programada la entrega de 225.000”, aseguró Blanco y sostuvo  que negocian  la llegada de lotes de la primera dosis del laboratorio ruso.

El viceministro explicó que en los próximos días, el Gobierno anunciará la fecha exacta. “Las primeras dosis nos han llegado al país el 10 de abril y tendríamos hasta el 10 de julio para empezar a distribuir las segundas dosis a los centros de salud porque son 90 días entre la primera y la segunda”, sostuvo. 

En los últimos días, el viceministro de Gestión del Sistema Sanitario, Álvaro Terrazas,  abrió la posibilidad de utilizar otra vacuna para completar el cuadro de inmunización. 

“No es algo que el Gobierno vaya a hacer o ha tomado la decisión, pero diferentes gobiernos han empezado a aplicar (segunda  dosis de otro laboratorio)  ante la carencia de vacunas. Así  completaron el esquema con otro tipo de vacunas”,  dijo  la autoridad.

Para la administración de la segunda dosis, Guillermo Cuentas, exministro de Salud, afirmó que cualquier vacuna puede ser compatible con la Sputnik-V.

“Hay dos vacunas que se elaboraron usando vectores de otros virus. La primera de ellas es la Sputnik V que empleó como transportador a un adenovirus que es una gripe frecuente en todas partes del mundo. Ese virus estaba inactivado y le incluyeron una proteína de AD-26 del coronavirus”, explicó Cuentas.

“Para la segunda dosis  usaron el adenovirus, pero le colocaron la proteína ‘S’ que es la AD-5.  De esta forma, con la primera dosis, tienes el AD-26 que estimula la creación de anticuerpos. La vacuna Oxford-AstraZeneca usó el mismo adenovirus y colocó las dos proteínas en ese vector. Con ese mismo principio, puedo tranquilamente usar otra vacuna y sin ningún problema”, dijo. 

Para el especialista, todas las vacunas tienen un objetivo que es hacer que el organismo genere anticuerpos y las más compatibles entre sí son la Sputnik V y AstraZeneca,  pero eso no significa que   inoculantes de cualquier laboratorio   se puedan usar como segunda  dosis.

También puede leer: Casos de IRAS e influenza se reducen a la mitad en el país

“En Europa, las personas pueden escoger cuál será su segunda dosis: si la AstraZeneca o Pfizer. Por tanto, es posible combinarlas desde el punto de vista clínico porque tienen el objetivo de generar anticuerpos que nos puedan proteger de la  covid”, añadió.

La responsable del Programa Ampliado de Inmunización (PAI) del Sedes de La Paz, Peggy Ibáñez, coincidió  en que las vacunas son compatibles entre sí, pero esperarán una instrucción del Gobierno. “No tenemos conocimiento oficial de que se vaya a suministrar la segunda vacuna de otro laboratorio,  pero sabemos que en otros países  realizan (esta acción). Esperamos  un instructivo de parte del Ministerio de Salud para luego vacunar con las dosis que ellos nos indiquen. Pero, por el momento, no hay nada escrito”, sostuvo.

Ibáñez prefirió no recomendar una determinada vacuna como complemento para la Sputnik V. “Por el momento no tenemos datos sobre la compatibilidad de las vacunas y no podemos decir con cuál de ellas se podría completar el esquema de inmunización de las personas. El Gobierno sabrá -con base en  los informes de las empresas farmacéuticas- para elegir la combinación adecuada”, dijo.

El viceministro  dijo  el fin de semana que  con la segunda dosis de las vacunas  se consigue la inmunidad requerida para evitar casos graves. “No nos debemos sentir seguros con la primera dosi,   la primera dosis es parte del proceso de inmunización. Recién cuando recibimos la segunda dosis,  15 días después de  eso, desarrollamos un nivel  de anticuerpos lo suficientemente elevado, alto  y óptimo  para tener las defensas necesarias   para  afrontar la enfermedad”, declaró.

La autoridad instó a la  gente  a acudir a los centros de vacunación para recibir el segundo componente  e indicó que las reacciones son  leves, como dolores en la región donde ocurrió el pinchazo, dolor muscular, cefaleas, sueño, fatiga y  cansancio. 

“Es una reacción positiva porque nuestro organismo está generando una respuesta para poder formar estos anticuerpos, para que en el futuro, una vez que ingrese la enfermedad, los anticuerpos puedan detectarlo a tiempo”,  sostuvo Terrazas.

Los contratos incumplidos y las nuevas  negociaciones de Bolivia

  • Antecedentes  En enero, el Estado boliviano suscribió un contrato con el Instituto Serum de  India para el suministro de cinco millones de dosis de la vacuna contra el coronavirus  de AstraZeneca y la Universidad de Oxford.  Ninguna de esas dosis llegó a Bolivia debido a la emergencia que se desató en    India. La escalada de casos de contagios y la elevada tasa de letalidad obligaron  a su gobierno a prohibir las exportaciones de las vacunas y de los fármacos que produce.
  • Contrato  El primer millón de vacunas AstraZeneca debía arribar en abril y completarse el total hasta julio,  pero ningún lote producto del acuerdo llegó al país.  Bolivia también se adscribió al acuerdo Covax para recibir otros cinco millones de dosis y hasta la fecha llegaron 571.056 AstraZeneca y Pfizer a través de este mecanismo. El viceministro de Comercio Exterior, Benjamín Blanco, afirmó que a través de esta instancia esperan el arribo de vacunas J &J.
  • Tiempos  Según Blanco, se espera el arribo de las vacunas J&J para la primera quincena de julio. “El mecanismo Covax se encarga tanto  del transporte como de contratar una línea aérea”, dijo  la autoridad.   Además, el  viceministro de Comercio Exterior anunció que están en plenas negociaciones para traer más vacunas chinas. “Esperamos que puedan llegar al menos un millón (de dosis) este mes,  pero apuntamos y negociamos una cantidad superior a ésa”, explicó.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

1
18