Regional de la CNS en Potosí es blanco de críticas por crisis de oxígeno y deudas

Trabajadores y profesionales de la entidad efectuaron una protesta exigiendo descentralización y la renuncia de la actual administradora.
viernes, 4 de junio de 2021 · 22:16

Página Siete Digital

La administración regional de la Caja Nacional de Salud (CNS) de Potosí recibió este viernes una lluvia de críticas por derivar a sus asegurados con coronavirus a los centros Covid del sistema público, su presunta falta de previsión ante la escasez de oxígeno y sus deudas por la prestación de servicios

En la jornada, tanto autoridades departamentales como municipales se pronunciaron sobre la alerta roja declarada hace dos días por la regional ante la falta oxígeno para los pacientes y la inminente suspensión de las cirugías programadas.

Para justificar esta medida, la regional denunció que la planta de oxígeno edil instalada en el Hospital Madre Teresa de Calcuta se negó a suministrarles balones de oxígeno.

Manifestación

En medio de esta controversia, médicos y trabajadores de la Caja realizaron esta mañana una marcha de protesta  exigiendo la descentralización de la entidad, denunciaron la pesada burocracia institucional y demandaron la renuncia de administradora regional de la entidad, Hilda Ramírez.

El médico José Ochoa dijo que las autoridades «de una vez por todas» tienen que hacer las gestiones para que el oxígeno llegue al departamento de Potosí.  

Su colega Vladimir Salinas agregó que en este momento «los médicos se enfrentan a la pandemia sin armas»; criticó la burocracia y explicó que los manifestantes exigen la renuncia de Ramírez.

“Somos personal técnico y no estamos en el campo administrativo financiero y ante la falta de oxígeno, la falta de respuesta, y la inercia de las autoridades nos lleva a realizar esta protesta”, explicó a su vez el director de la CNS, Carlos Guerra

Oxígeno

Jhonny Llally, alcalde de Potosí, aclaró a su vez que la municipalidad provee aire medicinal a la CNS, pese a que no existe un convenio formal.

“Les hemos estado dando, pero no en la cantidad que nos piden. A un principio hemos estado dando, porque salían 45 botellones, pero la calidad ha bajado a 60%, hoy los botellones están saliendo con una calidad de 93%, pero solo son 24 botellones al día.  Eso quisiera que entiendan”.

Rubén Miranda, director Jurídico de la Gobernación, informó que entre febrero, marzo y abril el gobierno departamental realizó un aporte de Bs 5 millones a la CNS. Con esta suma la aseguradora podía instalar una planta generadora de oxígeno, dijo.

«Nosotros rechazamos las declaraciones graves en el comunicado de la CNS, porque en ningún momento llegó una solicitud de la firma de un convenio para dotar de este insumo, tampoco se ha pedido una reunión para tratar este tema con el Gobernador, Jhonny Mamani.

¿Qué está haciendo la Caja con los aportes de sus asegurados?, inquirió el funcionario, y a continuación sugirió que se abra una investigación al respecto.

 «Los entes ejecutivos de la CNS debían haber generado políticas de prevención para la población asegurada».

El departamento de Potosí solo cuenta con una planta generadora de oxígeno medicinal, la que está instalada en el Teresa de Calcuta. Sin embargo, ante el incremento de la demanda, la Gobernación adquirió con algo más de Bs 3 millones una planta, que ya fue instalada.  Se prevé que realice las pruebas de funcionamiento este sábado y domingo.

Esta planta, sin embargo, no cubrirá todas las necesidades de la red de salud del Sistema Único de Salud (SUS), por lo que el Gobierno departamental deberá seguir comprando oxígeno.

 “Estamos instalando una planta para dotar de oxígeno y paliar la crítica situación a la población que no está asegurada a la Caja”, recalcó Miranda. La planta tiene capacidad para producir 60 tubos diarios.

Eloy Tirado, director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Potosí, también en conferencia de prensa, destacó que «toda la carga ha pasado al sistema público a través del Sedes y se ha priorizado medicamentos, insumos, equipamiento y el oxígeno, con la instalación de una planta en el Centro Covid Sevilla».

Vladimir Camacho, director del Hospital Daniel Bracamonte, bajo administración del Sedes, denunció que en las tres olas de la pandemia atendieron a asegurados de la Caja.

«Cuando se le solicitó el pago de esos servicios —Bs 80.000— la Caja dijo que no va a pagar. Tendremos que hacerles el cobro a los pacientes que fueron atendidos».

«En este momento tenemos 12 pacientes de los seguros a corto plazo en el Centro Covid Sevilla, nueve de la CNS y tres pacientes de la Caja Departamental de Caminos, debido a ello tenemos que rechazar a otros pacientes del SUS», afirmó.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Valorar noticia