Cinco departamentos en «riesgo extremo» por contagios y dos, por muertes por Covid-19

La velocidad de los contagios en Oruro; Cochabamba, Tarija, Santa Cruz y Chuquisaca preocupan, al igual que la mortalidad en Oruro y Beni, alertan dos expertos.
sábado, 5 de junio de 2021 · 18:32

Daymira Barriga Velarde / Página Siete Digital

Todas las noches miles de bolivianos aguardan con el corazón en un puño el reporte de casos y muertes por Covid-19, pero pocos pueden trazarse el retrato completo de lo que pasa solo con esos fríos números.

¿Qué esconden estas cifras? Dos expertos Fernando Rocabado y Arnaldo Aliaga, un epidemiólogo y un estadístico, desentrañan la cotidiana danza de cifras en el blog «Promoción de la salud y otras mixturas», un espacio de debate académico, y sus conclusiones son inquietantes.

«En el presente estudio hemos utilizado el indicador de la incidencia acumulada de 14 días, que evita sesgos del registro y la transmisión diaria de los datos, amortiguando su falta de uniformidad», explican

En mayo, la tercera ola de la pandemia «ha mostrado su agresividad y rapidez de contagio, mostrando un ascenso rápido y sostenido tanto de casos como de muertes en casi todos los departamentos, menos en el Beni y Pando que comienzan a descender, después de llegar a un pico extremo». 

“La Paz y Potosí todavía se encuentran en un nivel de riesgo medio, aunque en mayo han dado señales alarmantes de un aumento notable de casos”, sostienen en un artículo que lleva sus firmas.

Método

El indicador de incidencia a 14 días resulta de la división del número de nuevos casos reportados en ese período por la población de «x» departamento multiplicado por 100.000.

Con el método estadístico de clasificación «cluster K-means», que agrupa objetos en grupos basándose en sus características, establecieron cuatro niveles de riesgo: Bajo (menos de 50 casos por 100.000 hab.); medio (50 casos por 100.000 hab.); alto (entre 140 y 220 por 100.000 hab.) y extremo (por encima de los 220 por 100.000 hab.).

Con el mismo método elaboraron el indicador acumulado de muertes diarias y establecieron una escala de cuatro niveles de alerta: baja (menos de 2 muertes por 100.000 hab.); media (entre 2 y 5 x 100.000 hab.); alta (entre 5 y 9 x 100.000 hab.) y extrema (por encima de 9 x 100.000 hab.).

Contagios

Con ambos instrumentos, Rocabado y Aliaga establecen, en el artículo consultado por Página Siete Digital, que la curva de la tendencia de contagios a lo largo de las tres olas, entre el 10 de mayo de 2020 y el 28 de mayo de 2021, muestra que: «la tercera ya ha sobrepasado el riesgo extremo —299 casos por 100.000 hab. al 28 de mayo— alcanzando un pico más elevado que el de las dos anteriores», aunque aún no ha llegado a su tope.

En cuanto a la tendencia por departamentos, ambos expertos sostienen que durante la tercera ola hay «cinco departamentos en situación de riesgo extremo».

Oruro (519 por 100.000 hab.); Cochabamba (461 por 100.000 hab.); Tarija (412 por 100.000 hab.); Santa Cruz (345 por 100.000 hab.) y Chuquisaca (279 por 100.000 hab.).

Beni y Pando, que llegaron al pico de riesgo extremo en abril, están de bajada. El primero bajó de 241 por 100.000 hab. en abril, y a 228 x 100.000 hab. en mayo y el segundo, de 328 por 100.000 hab. en abril a 166 por 100.000 en mayo.

«Los departamentos con menor incidencia promedio de casos en mayo son La Paz (117 por 100.000 hab.) y Potosí (65 por 100.000 hab.), que se encuentran en riesgo medio». Sin embargo, La Paz en mayo tuvo una subida del 43% y Potosí del 170%, advierten.

Muertes

​La incidencia de fallecimientos a nivel nacional muestra que, a fines de mayo, Bolivia alcanzó el nivel de riesgo alto (8 por 100.000 hab.) y que de seguir las cosas como van, llegará al nivel de riesgo extremo de la primera ola, alcanzado en agosto del año pasado (10 por 100.000 hab.).

El estudio de Rocabado y Aliaga destaca que la tasa de mortalidad de Oruro «superó con creces» el riesgo extremo en las tres olas, aunque las cifras más elevadas corresponden a la tercera (24 por 100.000 hab.). Beni permanece en el nivel de riesgo extremo (12 x 100.000 hab.), pese a su tendencia a la baja de la tasa de contagios.

Le siguen Chuquisaca (15 por 100.000 hab.) y Cochabamba (10 por 100.000 hab.).

Los departamentos con riesgo alto al 28 de mayo son Santa Cruz (8 por 100.000 hab.) —esta región ya superó el pico de la segunda ola, aunque está lejos de alcanzar la tasa de la primera (17 por 100.000 hab.)—, Tarija (8 por 100.000 hab.) y Potosí (6 por 100.000 hab.).

«El grupo de riesgo extremadamente alto está encabezado por Oruro, que tanto en casos como en mortalidad ha llegado a extremos alarmantes; le sigue Cochabamba que en este momento tiene los efectos más adversos de toda la pandemia en su territorio; Tarija está en notorio ascenso y podría llegar a los índices que tuvo en septiembre y agosto de 2020. En cuarto lugar, está Santa Cruz, que se aproxima a su pico máximo de enero 2021. Finalmente está Chuquisaca que ya está en riesgo extremo, con una mortalidad que se va disparando».

En abril, destacan los expertos, Potosí estuvo con las tasas más bajas, aunque estas han comenzado a dispararse. 

La Paz (3 por 100.000 hab.) y Pando (3 por 100.000 hab.), son los que tienen la menor tasa de incidencia de muertes y se encuentran en el nivel de riesgo medio.

“La mayor tasa de incidencia promedio por muertes se alcanzó en la primera ola, 10 por 100.000 hab. en agosto 2020; seguida de la segunda ola (6 por 100.000 en febrero 2021 hab.). La tercera ola ya alcanzó 5 por 100.000 hab. en este mes de mayo 2021, con probabilidad de aumentar en el mes de junio”, alertan.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

6
5