¿Qué son los anillos de la muerte y por qué esta práctica causa alerta en Cochabamba?

Esta práctica se tornó preocupante en la ciudad de Cochabamba porque en los últimos meses se registraron entre 40 y 50 casos, informó la Direcció n de Medio Ambiente de la Alcaldía.
martes, 27 de julio de 2021 · 19:56

Página Siete Digital

Estos últimos meses la práctica de dibujar “anillos de la muerte” en árboles se extendió en la ciudad de Cochabamba y levantó alerta entre autoridades y grupos ambientalistas. A la fecha se calcula que unos 50 ejemplares de diversas especies fueron afectados.

Se denomina anillo de la muerte a un canal que se traza alrededor del tronco de un árbol para debilitarlo y causarle una muerte paulatina o facilitar el ingreso de algún microorganismo que dañará a la planta y después la matará. 

Si es que las personas tienen sangre que circula por el cuerpo a través de vasos, arterias y venas; los árboles tienen un sistema que traslada savia con nutrientes. “En la estructura de la planta  hay conductos que trasladan la savia, los nutrientes en la planta y hace que ésta se mantenga viva”, explica la bióloga Ángela Selaya, miembro de la directiva nacional de la Unión de Periodistas Ambientales de Bolivia (UPAB).  

En sus palabras, los cortes, a manera de anillos, obstruyen los conductos de savia. “Poco a poco rompen el flujo de nutrientes en el árbol y hace que el árbol muera lentamente”. 

Esta práctica se tornó preocupante en la ciudad de Cochabamba porque en los últimos meses se registraron entre 40 y 50 casos, según el director municipal de Medio Ambiente, Elvis Gutiérrez. El funcionario presume que esta actividad se incrementó debido a la época de frío. 

Selaya evidencia este año surgieron muchas denuncias  en redes sociales sobre estas actividades. “Las redes sociales cumplen doble función, como un arma de doble filo, en la que tú haces la denuncia, pero también otros se anotician. Antes yo no había escuchado el tema  y pienso que ahora la gente que piensa que un árbol es una molestia en su barrio, le está haciendo esta práctica a manera de experimentar, a ver si resulta”, observa. 

Un árbol no es solo sinónimo de oxígeno, sino también de agua y de nivelar la temperatura. Por ejemplo, en los valles secos e interandinos de Cochabamba los pobladores usan una frase que dicta: “Los árboles llaman a la lluvia”. “La gente del campo sabe que si no hay árboles, no va a haber lluvia”, agrega la entrevistada. 

 “Hablar de árboles es hablar de agua, porque los árboles son un componente importante del ciclo del agua. En este tiempo estamos sintiendo el efecto de la pérdida de cobertura vegetal, que en Cochabamba se está acentuando cada vez más, principalmente por la deforestación. La gente prefiere sacar el bosque y poner un cultivo, en lugar de mantener el bosque e intercalar con el cultivo”.

Otra de las funciones de los árboles es ayudar en la evapotranspiración. A través de sus hojas dejan salir la humedad que ayuda a la regulación de las temperaturas. “Es un elemento que los municipios y la Gobernación deberían estar tomando como una herramienta importante y un elemento de adaptación al cambio climático”. 

Estas prácticas que atentan a la vida de los árboles, están penadas por ley en Cochabamba. Las sanciones varían por el tamaño del árbol, la especie y el nivel de afectación. Las personas que se ven involucradas en estos casos alegan que no conocen la ley o que no fueron ellos, “hay tantas excusas”, comenta el director de Medio Ambiente. 

En la capital valluna, el centro norte de Cochabamba fue el que más casos de anillos de la muerte presentó este año.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

45
62