En 16 meses hubo 44 mil muertes excedentes atribuibles a la covid

El Ministerio de Salud registra oficialmente más de 16.000 decesos por coronavirus. Otros 28.000 podrían ser parte de las cifras negras del subregistro.
domingo, 15 de agosto de 2021 · 05:04

Leny Chuquimia / La Paz

Desde el ingreso del SARS-CoV-2 a Bolivia, en marzo de 2020,  hasta junio pasado -pico de la tercera ola- el Servicio de Registro Cívico (Serecí) registró 44.194 muertes excedentes al promedio de decesos esperados. Estos fallecimientos  imprevistos pueden ser atribuidos a la pandemia por la que atraviesa el planeta.

En Bolivia, los picos más altos de los decesos se dieron en julio de 2020 para la primera ola de la pandemia; en enero de 2021. para la segunda, y junio de 2021, para la tercera. Esto se aplica tanto para el número de muertes registradas por el Serecí como en los excedentes. La primera ola fue la más devastadora.

 Estos  datos son parte del estudio Seguimiento a las muertes en exceso y muertes por Covid-19, publicado por el Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Privada Boliviana (UPB), con la dirección del especialista Andrés Uzín. El análisis fue realizado con una  base de datos proporcionada por el Serecí a Public Private Management (PPM) y  cedida a la UPB.

Cómo entender los excedentes

 La identificación del  “exceso de mortalidad” permite estimar la cifra real de muertes de la pandemia o de cualquier otro evento, como guerras o desastres naturales. Este “exceso”, según la OMS, es el resultado de la diferencia entre el número real de decesos en general  y el número esperado para ese momento si no hubiera habido crisis.

Para el estudio, el   cálculo se hizo con base en   los  registros mensuales de muertes entre 2014 y 2019. Estos datos fueron la base para obtener un promedio  mensual de muertes esperadas  para el periodo de la pandemia si esta no hubiera existido. 

Si sumamos los promedios esperados para estos 16 meses de pandemia, vemos que en ese lapso   el país debió acumular  un estimado de 67.451 fallecimientos.  Sin embargo, el Serecí registró 111.645 muertes.

Entre ambas cifras hay una diferencia de 44.194 decesos. Estos fallecimientos,  que salen de las proyecciones esperadas, son lo que la OMS llama el  excedente de muertes y  que pueden ser atribuibles a la pandemia.

Si al excedente le restamos las 16.767 muertes oficiales del Ministerio de Salud,  quedan 27.427 que no  fueron identificadas y que  ingresan a las cifras negras del subregistro.

Cabe aclarar que nunca se podrá saber  cuál fue el verdadero impacto de la pandemia, por la dificultad  que implica -en una emergencia como la que vivimos- hacer un seguimiento de toda la población.

Incluso con las cifras del Serecí aún queda  un subregistro, ya que no todas las muertes, sobre todo en   el área rural, son inscritas en  esta entidad.

Los datos obtenidos también muestran que la primera ola fue la más devastadora. En julio de 2020 se tuvo el pico de muertes registradas en el Serecí. La cifra ascendió a 15.876, cuando  lo esperado eran 4.480. Es decir que hubo un excedente de 11.396 defunciones con relación a años anteriores. Para ese mes el gobierno  solo oficializó 1.854 muertes por Covid-19.

En  la segunda ola el pico se dio en enero de 2021, cuando el registro cívico contabilizó    9.126 muertes, el doble  de 4.294 proyectadas. Hubo un excedente de 4.832 decesos, mientras que Salud reportó  1.214. Para la tercera ola, el pico llegó en junio con    9.942 muretes registradas y un excedente de 5.564.

111.645 muertes fueron registradas en todo el país durante la pandemia, mucho más del promedio.

16.767 decesos  oficiales fueron reportados por el Ministerio de Salud  hasta junio pasado.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos