En puertas de la cuarta ola, el Hospital de Clínicas está en crisis por nuevo director

El personal de salud protagonizó ayer un paro. Cuatro médicos de la tercera edad no quieren retornar a trabajar desde la primera ola porque argumentan que deben ejercer en un hospital libre de covid.
sábado, 21 de agosto de 2021 · 05:29

Verónica Zapana S.  / La Paz

En puertas de la cuarta ola, el Hospital de Clínicas está en crisis por la  imposición de un  nuevo  director. Los médicos y personal de salud rechazan a la flamante autoridad porque   nunca trabajó en  este establecimiento. Además,  los profesionales denuncian que el equipo técnico, que atendió desde la primera ola a los pacientes con Covid-19 y ganó experiencia,  fue retirado.

Médicos, que ayer protagonizaron protestas, advierten con  más movilizaciones en caso de no  recibir respuesta de las autoridades departamentales.

“Estamos muy preocupados porque el pasado viernes el director del hospital (Óscar Romero) recibió la notificación de haber sido destituido del cargo, además se retiró  el equipo técnico del hospital. Eso significa que quienes han trabajado desde la primera ola y han adquirido experiencia hoy  ya no estén en funciones”,  explicó ayer   el secretario ejecutivo del Sindicato de Ramas Médicas de Salud (Sirmes) La Paz, Fernando Romero. “Esta situación  ocurre a menos de un mes de la cuarta ola que, según los cálculos, será en la segunda quincena de septiembre”, agregó el representante del sector.

El 10 de agosto, el gobernador de La Paz, Santos Quispe, destituyó a Romero y posesionó a Jhonny Ayllón como nuevo director del hospital. Luego de conocer esa decisión, los trabajadores se declararon en emergencia.

El ejecutivo del Sirmes lamentó que la destitución del director  “obedezca únicamente a un tema político”. Explicó que este cambio rompe  la institucionalidad del hospital porque, según la norma, un director debe cumplir 10 años de trabajo en el  establecimiento porque debe conocer su manejo. “(Pero) lo sacan al doctor y en su lugar colocan a uno que nunca trabajó ni un día en el hospital”, dijo.

El jefe de la unidad de terapia intensiva del Hospital de Clínicas, Alejandro  Enríquez, indicó que se manipuló la norma y el departamento jurídico del Sedes argumentó que  Ayllón trabajó en otros hospitales y le corresponde trabajar en el Hospital de Clínicas.  Agregó que este argumento es muy forzado.

Romero aclaró que ese cargo “no es de confianza, porque se requiere experiencia en el  manejo de este hospital”. Aseguró que exigen el cumplimiento de la norma y explicó que si el Sedes quiere cambiar a la autoridad, puede designar   otro médico que conozca el manejo de este  hospital.

“Se viene una cuarta ola y en ese cargo debe estar un profesional experimentado  y en el hospital hay 160 colegas que tienen ese perfil para asumir ese cargo”, indicó el galeno.

Se conoció que cuatro médicos denunciaron al exdirector porque supuestamente los “abusaba y maltrataba”. Pero Romero sólo pidió a los galenos acudir a su fuente laboral porque desde la primera ola  no asisten    argumentando  que querían ejercer en un hospital libre de covid.

“Eso es imposible”, dijo Enríquez y aseguró  que por eso se solicitó a los galenos  que trabajen en línea, pero se negaron.

Enríquez indicó que el Hospital de Clínicas es  de tercer nivel, tiene  36 especialidades,  44 unidades y  maneja muchos recursos porque ingresan por el Sistema Único de Salud (SUS).

Romero  indicó que  la situación del hospital es complicada porque  además del director, todo el equipo que luchó en las tres olas de la pandemia ahora está por irse. “Cuando se cambia la dirección,  todo el equipo que lo acompañó tiene que retirarse. ¿Cómo se manejará ahora  la cuarta ola?”, se preguntó.

El representante del Sirmes dijo que  en vez de hacer esos cambios, las autoridades departamentales de salud deberían atender las necesidades de los hospitales, como si son suficientes los ventiladores, qué equipos  necesitan reparación o cuánto personal necesitan.

Médicos  y salubristas protestaron ayer  en las puertas del Hospital Clínicas.
Foto: Carlos Sánchez / Página Siete

La protesta del personal

Ante esa situación,  el personal de salud cumplió ayer un paro de 24 horas para que “no se  pueda vulnerar  la institucionalidad de los cargos”. Realizaron un bloqueo en la puerta del hospital.

“No es nuestro gusto hacer estas protestas, pero no nos quedó otra alternativa porque agotamos todas las negociaciones. Intentamos reunirnos con el Sedes pero no se concretó la cita”, indicó Enríquez.

Los médicos enviaron además  una carta al gobernador  Santos Quispe  para reunirse y tratar este tema, pero hasta ahora no tienen respuesta.

Romero y Enríquez indicaron que si reciben respuestas, el personal no reconocerá a las nuevas autoridades, por lo que el problema se agudizará.

“Puede ser que en la farmacia no haya medicamentos en unas semanas más y la ciudadanía pagará por estos problemas”, dijo Romero.

Ambos aseguraron que si no se resuelve este problema en los siguientes días,  la siguiente semana  el personal  continuará con  las protestas.

El director designado por el Sedes, Ayllón, pidió a la gente paciencia. “Una persona que está muy cerca del paro no pertenece al hospital y está obstaculizando mis funciones. Hay gente ajena a este hospital que me está denigrando”, dijo a radio Panamericana.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos