Cedib alerta que se viene otro «perdonazo» de desmontes y quemas ilegales

“Estamos ante la posibilidad de batir el terrible récord de quemas y desmontes”, alertó el Centro de Documentación e Información Bolivia.
domingo, 8 de agosto de 2021 · 10:00

Página Siete Digital

“Estamos ante la posibilidad de batir el terrible récord de quemas y desmontes en Bolivia”, alertó el Centro de Documentación e Información Bolivia (Cedib) ante el tratamiento en la Cámara Baja del proyecto de Ley 177, que plantea un nuevo “perdonazo” a los desmontes.

“Que Bolivia sea uno de los países con mayores tasas de deforestación a nivel global y que en paralelo hayamos tenido una ola de incendios devastadores no es casual. Esta situación surge de la implementación de políticas y una estructura estatal que propicia la quema y desmonte, con nulo poder de control o fiscalización”, añadió.

El Proyecto de Ley de Ampliación de Plazo y Modificación de la Ley de Apoyo a la Producción de Alimentos y Restitución de Bosques (Ley 133) y modificación a las leyes modificatorias Ley 502, Ley 739 y Ley 952”, fue presentado por los parlamentarios del Movimiento al Socialismo Lidia Limón, Juan Flores y Alex Cuéllar el 29 de abril de este año, según el sello de recepción de la presidencia de la Cámara de Diputados.

En el sitio web de la cámara baja, en la categoría de estado se lee que el proyecto está “en tratamiento”.

Este proyecto “plantea ampliar el tiempo para la adecuación de los desmontes ilegales producidos a partir de la promulgación de la ley 337 de 2013, denominada: Programa de Producción de Alimentos y Restitución de Bosques”, explicó el Cedib.

Dicha ley, daba un régimen excepcional a los propietarios de predios con desmontes realizado sin autorización entre el 12 de julio de 1996 y el 31 de diciembre de 2011. Este plazo fue ampliado por tres veces consecutivas con la aprobación de otras normas.

La Ley 337 fue modificada por las leyes 502 de 2014, 739 de 2015 y 952 de 2017. La última amplió este tratamiento excepcional hasta el 31 de diciembre de ese año.

Con el proyecto de Ley 177, lo que los diputados del MAS proponen es efectuar una nueva ampliación. “Es decir, realizar un nuevo perdonazo a las actividades de desmonte ilegal generadas entre el 12 de julio de 1996 y el 31 de diciembre de 2018”, explicó el Cedib.

“Esto significa que se amplía un nuevo año en el que el Estado borra cualquier responsabilidad ante quienes hayan deforestado, generado incendios y desmontado sin ninguna autorización: otro año que se legaliza lo ilegal”, agregó.

Pero hay más. En el documento, se propone que el Programa de Producción de Alimentos y Restitución de Bosques durará hasta el 2023, “tiempo en el cual los propietarios de predios pueden realizar las adecuaciones correspondientes, inclusive si no tuvieran ejecutado un título de propiedad”.

 “Es decir, estamos ante la generación de un escenario que puede incentivar otra ola de incendios, y que reeditemos la tragedia de la cual aún no sanamos”.

 En el artículo 8, se plantean los plazos y requisitos para adscribirse al programa. Así, el plazo para los titulares de propiedades medianas y empresas agropecuarias fenece el 30 de junio de 2022. “Para su valoración debe haberse actividad productiva agrícola o pecuaria y el área de desmonte en el predio durante el relevamiento de información de campo”.

Para las pequeñas propiedades y propiedades colectivas, el plazo se amplía hasta el 30 de junio de 2023.

El argumento de los asambleístas proponentes es “garantizar la seguridad y soberanía alimentaria, y evitarle al Estado la importación de alimentos, que los titulares no podrían cumplir su tuvieran que pagar las elevadas multas”,

A esta situación, agregan, debemos sumar que a más de un año desde que estalló la pandemia por la Covid-19, que golpeó “en la economía a todos los sectores y más aún a los productores (…)que no pudieron sacar su producción a los mercados, lo que ahonda la imposibilidad de cumplir con las elevadas multas, condición sine qua non para la obtención de una autorización conforme a norma”.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

46
57