Habilitan vía alterna y horarios de paso están sujetos a ajustes

Para acceder a Mallasa se habilitó el paso alterno por la Ciclovía, pero desde hoy en el camino principal la circulación será de 7 a 9; 12 a 14 y 17 a 19.
lunes, 9 de agosto de 2021 · 05:04

Página Siete/ La Paz

Tras el deslizamiento ocurrido la madrugada del sábado, la Alcaldía habilitó ayer una ruta alterna por la Ciclovía para el paso peatonal y vehicular hacia Mallasa, mientras que el tramo principal tendrá tres horarios de circulación desde hoy aunque estarán sujetos a modificaciones.

El secretario municipal de Gestión Integral de Riesgos, Germán Quisbert, informó que en  la jornada de ayer se procedió a controlar la caída de rocas desde el cerro que está sobre la avenida Hernando Siles en la zona de Amor de Dios y existe algo más de estabilidad, pero los trabajos deben continuar.

Indicó que se decidió dar libre tránsito de bajada en la noche de ayer, pero con  un monitoreo constante, mientras que en el día estuvo abierta la ruta de subida.

Personal edil realiza monitoreo del cerro que se deslizó.
Foto:Alcaldia de La Paz

Además se habilitó el paso vehicular y peatonal ubicado sobre la Ciclovía en la zona de Amor de Dios, como una vía alterna para que los motorizados y peatones circulen 15 minutos de subida hacia Mallasa y, posteriormente, otros 15 minutos de bajada o al centro de la hoyada paceña.

“Durante todo el día habilitaremos la vía alterna, cada 15 minutos de subida y 15 de bajada, con intervalos de 40 minutos para cortar circulación mientras estamos haciendo el descenso controlado de rocas”, precisó.

Desde este lunes, dijo que junto a la vía por la Ciclovía, regirán los tres horarios de tránsito por la avenida principal.

“La gente pudo salir e ingresar, se habilitó la Ciclovía y se dejó la ruta de subida por la vía principal y de bajada durante la noche. Pero desde hoy lunes se van a mantener los tres horarios de circulación”, puntualizó.

El horario de circulación es de siete a nueve de la mañana, de 12:00 a 14:00 y de 17:00 a 19:00, informó la Alcaldía de La Paz, aunque estas franjas están sujetas a cambios y modificaciones en función a los trabajos que se realicen.

Las tareas de estabilización se extenderán durante tres semanas y los controles y horarios de circulación serán más estrictos.

Una vecina de Amor de Dios, señaló que quienes están más perjudicados son las familias que viven en  Mallasa, Mallasilla, Valencia y  Mecapaca,  porque los horarios se circulación son reducidos y muchos deben trabajar o estudiar en el centro.

El deslizamiento tuvo que ver con la humedad provocada por las bajas temperaturas en la parte superior del cerro y que luego con el calor desplazó rocas y material de tierra hacia abajo en una cantidad de 1.000 cubos,  equivalentes a 1.000  metros cúbicos.

 La  subalcaldesa de Mallasa, Sheila Dávalos, informó que los horarios de circulación establecidos están sujetos a modificación. “Estos tres horarios de tránsito están sujetos a modificación, porque no podemos parar haciendo los trabajos de prevención. Estos horarios serán como una guía y como debemos hacer una caída controlada, vamos a parar en ciertos instantes el tráfico”, puntualizó en declaraciones a una emisora local.

 
Debido a los trabajos con maquinaria que realiza la Alcaldía, el tráfico es complicado y se genera congestión,  ya que es la única vía a otros municipios.

Quisbert agregó que el trabajo más duro comprenderá tres semanas, que es el tiempo previsto para culminar el descenso controlado de rocas.   Después se peinará el talud y al cabo de un mes se colocará una malla de protección. “Vamos a poner una malla de protección por seguridad, pero primero que  todo haremos todo el descenso. Una vez hecho el descenso,  vamos a peinar el talud por seguridad, vamos a hacer camellones, defensivos, luego limpieza general y vamos a terminar en un mes con la malla que va a proteger cualquier eventualidad”, resaltó  Quisbert.

 

Derrumbe y tráfico

  • Perjuicio El secretario municipal de Gestión Integral de Riesgos, Germán Quisbert,  dijo que hay mucho movimiento de vecinos de Mallasa por temas de trabajo y salud, incluso tuvo que atender a una mujer embarazada que circuló por el lugar con rumbo a un hospital porque estaba en trabajo de parto. Explicó que sólo el sábado se descendió cerca de 400 cubos de material y que por la noche no se presentó ningún percance.
  •  Trabajo La Alcaldía busca dar seguridad a la gente y hay muchos vecinos que caminan por falta de transporte público.

Testimonio: “Fue como una avalancha de nieve,  terrible”

Página Siete / La Paz

“Sentimos primero como un ruido cuando llueve. Me levanté de la cama a ver por la ventana y sólo vi como una avalancha de nieve y   polvo, fue terrible”, contó Tatiana, una vecina que vive en la zona Amor de Dios,  muy cerca del lugar donde esa  madrugada se registró un deslizamiento de rocas y tierra sobre la avenida principal que conecta con Mallasa.

La gente sale a pie desde Mallasa y otras zonas.
Foto:APG

 Explicó que la madrugada del sábado no tenía sueño y estaba con el televisor encendido. Observaba las Olimpiadas de Tokio cuando comenzó el derrumbe.

“Fueron cinco a 10 segundos del derrumbe, eran rocas inmensas, el ruido muy fuerte. Inmediatamente hice despertar a mi madre e hijo y les pedí que se levanten. Desde esa hora ya no pudimos dormir. Mi ventana da al río”, indicó.

Posteriormente se cortó la energía eléctrica,   internet y se observó la llegada de personal de la Alcaldía para evaluar lo ocurrido en el cerro.

“Mi hermano tuvo que venir para llevarse a mi madre,  porque tras el deslizamiento estaba muy nerviosa. Hasta ahora seguimos con temor. El mayor miedo que teníamos es que la caída de las rocas hubiese sido sobre algún auto”, agregó la vecina.

Según Tatiana, el temor   latente es que cualquier rato con una fuerte lluvia el cerro termine por venirse hacia abajo.

Manifestó que el mayor perjuicio por las restricciones de circulación es para los vecinos que viven en comunidades cercanas como Mallasa, Mallasilla, Mecapaca y otras.

Actualmente la gente está saliendo a pie y también por el Sendero del Águila, un cerro aledaño por el que se corta camino para acelerar el tránsito.  
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Valorar noticia