El número de niños en marcha indígena se eleva de 7 a 40

Esperan no ser agredidos en San Julián y Cuatro Cañadas, municipios del MAS.
martes, 14 de septiembre de 2021 · 07:09

Yolanda Mamani C. / La Paz

Karina tiene cuatro años y ha recorrido junto a sus abuelos Epifanía Moye y Luis Noza más de 250 kilómetros desde Trinidad, Beni, hasta el municipio de Concepción, en el departamento de Santa Cruz, a  donde  llegó ayer la XI  Marcha Indígena que busca el reconocimiento a sus territorios contra los avasallamientos. 

La niña es uno de los 40 infantes   que junto a sus familias marchan en defensa de su territorio desde el 24 de agosto. Ayer cumplieron  21 días de recorrido. A los siete que iniciaron la caminata se sumaron 33 en los últimos días.

“Yo estoy participando de la marcha con mi esposo y mi nietita de cuatro años y hemos venido   a  la marcha para defender nuestro territorio”, contó a Página Siete Epifania Moye desde la comunidad de Surucusí, en Santa Cruz, a  donde ayer llegó la columna después de siete horas de caminata desde El Puente.

Epifanía cuenta que Karina sigue el ritmo de los adultos en la marcha unas dos horas, luego cansada de caminar, reclama la atención de su abuelo Luis, quien la carga en la espalda para continuar el recorrido. Después de un tramo largo, el turno es de la abuela que también carga con la niña que muchas veces se queda dormida en sus brazos.

“Llevamos más de 250 kilómetros caminado desde Trinidad hasta Concepción. La gente está cansada, con los pies ampollados, pero seguimos caminando frente a la  diversidad (…) Nos acompañan 40 niños desde los cero a los 11 años”, confirmó a Página Siete el presidente de la Central de Pueblos Indígenas del Beni, Abdón Justiniano Cujuy.

Agregó que en estos 21 días de marcha han recibido  apoyo de la población, aunque existe el temor de que en poblaciones como San Julián y Cuatro Cañadas, donde existe gran presencia del MAS, puedan ser agredidos.

 Se prevé que en los próximos días se sumen otras delegaciones  de indígenas de Santa Cruz. Hasta la fecha la columna fue engrosada por indígenas de la Chiquitania, yuracarés, mojeño ignacianos, takanas, weenhayek y guaraníes que llegaron del Chaco. Los niños marchan a la par de los adultos y en los momentos de descanso se dan modos para jugar en las canchas donde acampan los caminantes.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos