¿Por qué colocaron GPS a cuatro delfines bolivianos?

Los bufeos —que habitan en la Amazonia— fueron declarados en peligro de extinción en 2009. Gracias a esta tecnología se descubrirán las características de esta especie.
miércoles, 15 de septiembre de 2021 · 10:27

Luis Escobar / La Paz

¿Cómo viven los delfines  bolivianos? y  ¿cuáles son sus principales amenazas? Investigadores  colocaron  transmisores satelitales (tags) a cuatro bufeos  en el río Ichilo, en el límite entre los departamentos de Cochabamba y Santa Cruz.

Gracias a esta tecnología, los científicos podrán recoger datos para  descubrir y conocer cómo es la forma de vida de esta especie que fue clasificada como vulnerable a la extinción en el año 2019.

“Colocamos transmisores en la aleta dorsal de cuatro delfines para estudiar su desplazamiento. Estos equipos tienen unas antenas que transmiten una señal al satélite Argos cada vez que el bufeo llega a la superficie para respirar”, explicó ayer Paul Van Damme, coordinador  de la investigación. 

La expedición fue realizada por WWF y Faunagua, con el apoyo del Centro de Biodiversidad y Genética de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS),  en el río Ichilo, en el límite entre los departamentos de Cochabamba y Santa Cruz.

El bufeo boliviano se ve amenazado, principalmente, por la degradación de los sistemas acuáticos y de su hábitat, el aumento del tráfico de embarcaciones y actividades pesqueras no reguladas, la mortalidad  ocasional en redes de pesca, la contaminación por agroquímicos, hidrocarburos y mercurio,  además del desvío  de los ríos. En esta zona también se advirtieron otros impactos negativos a largo plazo a causa de  la construcción de las represas de Jirau y Santo Antonio en territorio brasileño. Estas obras podrían reducir el número de peces que migran al lado boliviano, principal alimento del delfín.

Especie amenazada

En 2009, el bufeo  fue clasificado como una especie  vulnerable a la extinción  y fue  inscrita en el Libro Rojo de la Fauna de Vertebrados de Bolivia. En 2020 fue clasificada en peligro de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) ante la disminución de la población de delfines de río en la Amazonia brasileña.

En Bolivia  aún existen poblaciones saludables de bufeo, pero las amenazas van en aumento desde 2010. Para encontrar  mejores formas de protección de la especie, los investigadores llevan adelante este estudio.

Una de  las  reuniones de los protagonistas de la investigación.
Foto: Pedro Laguna

Según Lila Sainz, responsable de Vida Silvestre en WWF Bolivia,  pese a que se dedicó un esfuerzo importante y  por muchos años al cuidado del bufeo, el  conocimiento sobre esta especie es aún incompleto.

“Tenemos certeza de que  si los bufeos están bien, las personas que dependen de los ecosistemas en los que viven los bufeos también estarán bien.   Es por ello que para WWF apoyar y contribuir en procesos de generación de información científica es fundamental para respaldar la toma de decisiones de conservación y protección de la especie basadas en la ciencia”, dijo Lila Sainz.

Van Damme presentó los resultados preliminares después de  40 días de poner  los transmisores satelitales, que  muestran un amplio movimiento de parte de dos de los bufeos. “Un macho se ha desplazado a lo largo del río Ichilo y ha recorrido distancias de aproximadamente 95 kilómetros. Una de las hembras también se mueve bastante: ha entrado a los ríos tributarios Ibabo e Izeuta;  además ha recorrido una distancia de aproximadamente 110 kilómetros por el río Ichilo”, explicó.

El especialista también dijo que existen señales muy alentadoras para la conservación de esta especie. “En el río Ichilo se está trabajando con pescadores muy comprometidos con el medioambiente que quieren proteger al bufeo, pues lo consideran como parte integral del ecosistema acuático”, afirmó.

Van Damme consideró que involucrar a esta población en el estudio permitió  que sean más conscientes del rol que juega el bufeo en mantener el equilibrio ecológico del Ichilo, el río que sostiene sus medios de vida.

“Los pescadores están ahora incursionando en un proyecto que permite monitorear el estado poblacional de la especie durante los siguientes años, utilizando celulares y una aplicación en proceso de desarrollo. Los pescadores saben que el bufeo boliviano podría traerles beneficios económicos a través del turismo sostenible y responsable”, dijo  Van Damme.

Los resultados serán “fundamentales” para identificar las prioridades en la conservación de la especie. “Dada su vulnerabilidad, se recalca la importancia no sólo de continuar con las investigaciones sobre su biología, ecología, patrones de movimientos, entre otros, sino incorporar en estos procesos  las  tecnologías (...)”, dijo  Lila Sainz.

El equipo que se encarga de la investigación a los  bufeos.
Foto: Pedro Laguna

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos