De cada 10 casas en área rural paceña, 5 echazan las vacunas

Cada día se aplican entre 2.500 y 3.000 dosis. El Sedes informó que el departamento debe llegar a la inmunidad colectiva para levantar algunas restricciones.
jueves, 23 de septiembre de 2021 · 05:17

Verónica Zapana S.  / La Paz

De cada 10 viviendas del área rural de La Paz, cinco rechazan las vacunas por religión y mitos. Las autoridades del Servicio Departamental de Salud (Sedes) buscan nuevas estrategias para mejorar los índices de la campaña de inmunización.

“En  área rural podemos comentar que de cada 10 puertas que tocamos, en  cinco o seis casas no quieren ser vacunados”, dijo a Página Siete  el director del Sedes La Paz, Mayber Aparicio.

Según el especialista, este problema se registra tanto en el altiplano  como en el norte paceño. “Por ejemplo, en el municipio de Caranavi, en la capital, ya se ha vacunado al 58 y 60%. En cambio en el resto de la población,  hemos tocado las puertas y nos han  rechazado”, aseguró.

Aparicio indicó que  las personas rechazan la vacuna por al menos tres razones.  Como primer motivo dicen  que están sanas o que no se van a enfermar, por lo tanto ven  innecesario  el inoculante contra la Covid-19.

Como segunda razón,  varios pobladores refieren  que “su pastor les habría indicado que la vacuna va en contra de lo que Dios quiere para ellos, por esa razón, no quieren  ser vacunados”,  dijo el director del Sedes paceño.

Como tercer motivo, varias de las personas aseguraron  que escucharon que la vacuna habría ocasionado complicaciones a algunos familiares que quedaron paralíticos o muy enfermos.  “Pero no  detallan quién y dónde pasó aquello”, sostuvo.

Sin embargo, esos argumentos están alejados de la realidad, por lo que -recalcó- es importante mejorar la información sobre el beneficio de las vacunas en esas poblaciones y principalmente buscar acuerdos con los representantes de las iglesias para que ellos coadyuven en el incremento de las dosis.

De acuerdo con el reporte epidemiológico diario del Sedes, desde que se inició la vacunación masiva hasta el 21 de septiembre, en el área rural 112.166 personas recibieron la primera dosis de la vacuna contra la Covid-19, además 97.168 ya completaron el esquema  y 92.823 recibieron la dosis única de Jhanssen del laboratorio J&J.

Hace un par de semanas, el director de epidemiología del Ministerio de Salud, Freddy Armijo, explicó que La Paz  es el departamento que reporta un índice de vacunación menor, exceptuando la sede de Gobierno que ya llegó a más del  90% de inmunización.

Ante esa situación, la autoridad de Salud  sugirió realizar estrategias no sólo  con las iglesias, sino con las organizaciones sociales para que a través de ellas se pueda fomentar la vacunación en el área rural.

Armijo explicó que  otro problema era el municipio de El Alto porque tenía un bajo registro en  el proceso de la vacunación.  Aparicio, director del Sedes paceño, indicó que por esa razón,  la semana pasada movilizaron  en la urbe alteña a más de 266 brigadas médicas con 1.000 personas para que realicen un rastrillaje casa por casa.

“Estas brigadas están coordinando con el Ministerio de Salud, ellos deberían dar la evaluación que tienen”, agregó la autoridad departamental.

De acuerdo con Aparicio,  cada día se ponen  entre 2.500 a 3.000 dosis. “Esa es la cantidad de vacunas que se aplican en el área urbana y rural”, sostuvo.

Aparicio explicó  que para la campaña de vacunación móvil y la   inoculación en el área rural, el inoculante ideal  para  el transporte es la Sinopharm. “Porque la cadena de frío que ellos manejan es mejor. Las dosis se llevan  en termos  que mantienen las dosis en   entre ocho  y 12 grados centígrados. Sin embargo, si llevamos otras,  se deben  usar  termos que tengan una refrigeración por debajo de cero grados”.

La autoridad recordó que  en caso de no cumplir con ese tipo de  almacenamiento, se tendría que desechar las dosis. Indicó que el  departamento aún no alcanzó la inoculación del 70%, es decir la inmunidad de rebaño. Agregó que como no se alcanzó esta meta, la población todavía no se puede quitar el barbijo. “La principal razón es porque continuamos  en contacto con personas infectadas”, añadió.

Aparicio  recordó que se debe tener cuidado porque en cualquier momento podría ingresar la variante Delta, la  más agresiva.

 

Los problemas y  los  antecedentes

  • Movimientos  Existen varios grupos antivacunas que buscan evitar que la gente  reciba la dosis contra la Covid-19.
  • Información  Científicos son los que verifican la eficacia de las vacunas antes de que se usen en la población.
  • Vacunas  Los laboratorios fabrican las dosis bajo protocolos estrictos. Los inoculantes son  aprobados por organizaciones internacionales.
  • Desinformación En las últimas horas, el representante nacional de la Asociación Humanitaria Revolucionaria, Rafael Terrazas, organizó una marcha que bajó desde  El Alto  hasta el  centro de La Paz en protesta contra las brigadas de vacunación y las dosis contra el coronavirus.  “Dicen que son vitaminas y que no hacen daño”, aseguró.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos