Indígenas llegan a Santa Cruz tras 35 días de marcha e indiferencia estatal

Se prevé que la columna, que inició su travesía el 24 de agosto en Beni, arribe hoy a la capital cruceña. Son 500 indígenas del oriente y el Chaco que reclaman respeto a sus territorios ante avasallamientos.
miércoles, 29 de septiembre de 2021 · 05:19

Jorge H. Quispe C.  / La Paz

Después de 35 días de recorrido desde Beni, se prevé que la XI Marcha Indígena arribe hoy a Santa Cruz. La caminata, que comenzó el 24 de agosto, llegará a la capital esperanzada en que la indiferencia del Gobierno acabe para escuchar su pliego que básicamente consiste en que se respeten sus territorios de los avasalladores.

Liderada por Marcial Fabricano, de 68 años, el indígena de la Marcha de 1990, y la activista de derechos humanos, Amparo Carvajal, de 82 años, la columna de caminantes de Beni,  norte de La Paz y el Chaco boliviano recorrerá hoy  los últimos 20 kilómetros desde Cotoca hasta la urbe cruceña.

Ayer, los aproximadamente 500 marchistas arribaron a suelo cotoqueño y recibieron  la bendición de la Virgen de Cotoca, la Patrona del departamento cruceño. “Mañana (hoy) llegaremos a Santa Cruz. Han sido 35 días de caminata y durante todo ese tiempo la columna creció y ahora sólo esperamos que el Gobierno nos escuche”, sostuvo ayer Abdón Justiniano, presidente de la Central de Pueblos Indígenas del Beni (Cepib).

Esperan respuestas

Los marchistas, que recorrieron 600 kilómetros desde Trinidad, descansaron  ayer en un campo deportivo para reponer energías. Se tiene previsto que la columna llegue a mediodía a   la plaza 24 de Septiembre y luego se dirija al Cristo Redentor.

Por su lado, Carvajal, presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (Apdhb, que la anterior semana se incorporó a la columna señaló que una vez que arribe la marcha ella se quedará unos días para acompañar las negociaciones con el Gobierno. “Veremos cómo podemos ayudar en el diálogo. Hay mucho cansancio y ojalá el Gobierno les escuche”, indicó la octogenaria  activista.

Cuando faltan  horas para que llegue a Santa Cruz, hasta el cierre de esta edición, la columna no había recibido ninguna  respuesta del Gobierno para entablar el diálogo, pero tampoco respondieron desde la Unión Europea y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos  a quienes también enviaron invitaciones para que sean garantes y veedores del diálogo que debe empezar este jueves.

“No, todavía no hay ninguna respuesta, pero esperaremos”, aseveró  Justiniano.

Consultado sobre qué harán si el Gobierno no envía ningún emisario, el dirigente dijo que tomarán “otras medidas”.

“Si el Gobierno no nos escucha, nosotros tomaremos otras medidas. Sólo estamos cumpliendo el orden y el respeto a la ley”, anticipó.

El Parlamento Indígena, interlocutor de la marcha, envió el 25 de septiembre cartas al presidente Luis Arce y el vicepresidente David Choquehuanca, además de otras autoridades para recibir a los  marchistas.

Carvajal precisó que si finalmente el Gobierno no baja a la marcha, se tendrá que redactar “un documento de la marcha para que quede como constancia”, de la movilización.

“Tinte político”

Desde el Gobierno, tal cual lo hizo el expresidente Evo Morales en 2011, criticaron a la XI Marcha Indígena, que según el Movimiento Al Socialismo (MAS) “tiene tinte político” y que es promovida por la Gobernación de Santa Cruz.

El diputado masista Daniel Rojas dijo que la columna está politizada. “Como siempre la Gobernación de Santa Cruz queriendo mentir y llamar la atención, ahora (se presentan como) los grandes defensores de los indígenas. Lo más lamentable es que se esté politizando (la marcha de) los hermanos indígenas, quieren (…) desestabilizar (al país)”, dijo el asambleísta.

Ayer, los marchistas asistieron  a dos misas, la primera en el templo de la Virgen de Cotoca y la segunda en la plaza principal de ese municipio, donde monseñor Sergio Gualberti  dirigió un acto litúrgico para los caminantes.

La semana pasada, la Iglesia Católica se ofreció como una instancia mediadora entre los marchistas y el Gobierno, si así lo expresan  ambos sectores.

 

“Si el Gobierno no nos escucha, nosotros tomaremos otras medidas. Sólo estamos cumpliendo el orden y el respeto a la ley”

Abdón Justiniano, Cepib

 

600 kilómetros

Recorren los indígenas desde Trinidad, Beni hasta la ciudad de Santa Cruz.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos