Los empleadores deben afiliar a trabajadoras del hogar en 5 días

Los jefes deberán pagar el 10% del total ganado al seguro a corto plazo. Un experto advierte que la norma podría causar retiros como sucedió luego de la pandemia.
miércoles, 29 de septiembre de 2021 · 05:00

Luis Escobar  / La Paz

Los empleadores tienen cinco días para afiliar a las trabajadoras del hogar  al seguro de la Caja Nacional de Salud (CNS),  de acuerdo con  el decreto supremo que fue aprobado ayer por el presidente Luis Arce. El aporte mensual asciende al 10% del total ganado. Un especialista advierte que  la norma no alcanzará a las personas que ganen menos del salario mínimo, además podría  fomentar la informalidad  o derivar  en  despidos.

“Hay cinco días que se dan como plazo para que ésta (norma) pueda entrar en funcionamiento. Cinco días (de espera) después de  18 años que aguardaban (las trabajadoras del hogar), creo que ya no  son  nada. Estamos contentos de entregar este decreto que establece este beneficio”, dijo el presidente Luis Arce, ayer en un acto que se realizó en el hall del nuevo Palacio. En la ceremonia participaron dirigentes  de las trabajadoras del hogar y los representantes de la  Central Obrera Boliviana (COB).

El decreto supremo reglamenta la Ley  2450 de Regulación del Trabajo Asalariado del Hogar, norma  que fue promulgada en 2003, hace 18 años, en el gobierno del entonces presidente Gonzalo Sánchez de Lozada.

“A partir de esta ley,  nuestras hermanas comienzan a tener muchos beneficios. Uno de ellos es el seguro social que (representa) una lucha por muchos años de nuestras hermanas”, dijo Arce. “Nosotros tomamos la decisión política de aprobar el decreto y presentarlo en homenaje  al trabajo que hacen  ustedes”, agregó.

Según el  decreto supremo,  todo empleador que tenga bajo su dependencia a una trabajadora asalariada del hogar “que perciba un salario mayor o igual al mínimo nacional” deberá ser  inscrita  “en la entidad gestora en un plazo máximo de cinco días a partir de la fecha del inicio de la relación laboral”.

“El empleador  efectuará el pago mensual, como aporte patronal, equivalente al 10% del salario mensual”, agrega. Este pago se deberá realizar  a la CNS hasta 30 días vencido el mes.

El ministro de Salud, Jeyson Auza,  dijo ayer que “por norma” todo boliviano debe ganar el mínimo nacional. “Si esto se cumple, todas las personas que ganen un mínimo están habilitadas para contar con un seguro a corto plazo. Si bien, la atención en salud ya no es un problema, porque contamos con el Seguro Universal de Salud (SUS), hay otros beneficios conexos”, aseguró y añadió que la reglamentación permite acceder a este  beneficio.

Auza explicó  que la actual normativa  laboral establece un aporte patronal del 10%. “No podemos crear una legislación distinta. El 10% es un aporte patronal como ocurre en varias instancias”, añadió.

Aleida Alonzo Rojas, ejecutiva de la Federación de Trabajadoras del Hogar de Bolivia, indicó que su organización tiene alrededor de 8.000 afiliadas,  pero  aclaró  que la norma alcanza a todas las trabajadoras del hogar que estén o no afiliadas a su sector.

“El SUS es bueno para los que no tienen un trabajo. Nosotras lo tenemos, contamos con un empleador. Además, el SUS no cubre  la lactancia, las bajas por accidentes o por un tema médico.  Por eso seguimos trabajando para tener este seguro”, dijo.

Explicó que  el pago mensual del seguro asciende  a  210 bolivianos que equivale al 10% de un salario mínimo de cualquier trabajadora del hogar.

Advertencias

Bruno Rojas, investigador del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla), consideró que este decreto representa “una conquista” de las trabajadoras del hogar,  pero advirtió que   podría provocar   una serie de riesgos.

“Si el empleador paga la totalidad del seguro, es probable que tenga impacto en (su)  familia. Por tanto, podría rescindir los contratos como ya sucedió el año pasado cuando  vino  lo más crítico de la pandemia”, dijo el especialista. 

Rojas explicó que en 2020, muchas trabajadoras del hogar quedaron sin empleo como resultado del impacto económico de muchas familias que ya no tenían con qué cancelar. “Además, fueron retiradas sin el pago de beneficios sociales, como desahucio  e   indemnización, entre otros reconocidos por la  ley”, dijo.

Además, el Cedla advirtió que en la pasada década hubo una disminución paulatina de personas ocupadas en el trabajo del hogar. Entre  2017  y  2019 descendió a menos de 80.000, cuando en  años anteriores superaban las 120 mil.

Rojas advirtió que la norma causaría el incremento de la informalidad. 

“El trabajo  asalariado del hogar es un ámbito laboral donde los acuerdos extralegales  suelen ser recurrentes. Por ejemplo, les dicen: ‘Te contrato, pero no podré pagarte un seguro de salud, aguinaldo o vacaciones’. Quedaba como parte de un acuerdo mutuo, pero siempre en desmedro o perjuicio de las trabajadoras del hogar”.

El experto dijo que muchas trabajadoras del hogar ganan menos del salario mínimo  porque sólo van en las mañanas o tres  días a la semana. “Perciben 800 a 1.500 bolivianos y  con suerte. En esos casos no sabremos cómo actuará la CNS”.

La  normativa

  • Objeto  Según el decreto, la empleadora o empleador que tenga bajo su dependencia a una trabajadora o trabajador asalariado del hogar que perciba un salario mayor o igual al salario mínimo nacional debe registrarlo y está obligado a inscribir a sus trabajadores en la Entidad Gestora. Esta acción se debe realizar en el plazo máximo de cinco días hábiles a partir de la fecha de la iniciación de la relación laboral, incluyendo el período de prueba y sin prejuicios de adeudos existentes.

 

“El SUS no cubrirá la lactancia, bajas por accidentes o por un tema médico. Por eso seguimos trabajando para tener este seguro”.

Aleida Alonzo Rojas, dirigente

 

“En El Alto perciben  800 a 1.500 bolivianos con suerte. En esos casos no sabremos cómo actuará la CNS ¿Exigirán un ajuste?”.

Bruno Rojas, investigador Cedla

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos